Rafael, Renacimiento en estado Puro

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

Tiempo de lectura: 4 minutos

“Cuán generoso y benigno se muestra a veces el cielo depositando o, mejor dicho, reponiendo y acumulando en una única persona las infinitas riquezas de sus grandes gracias y tesoros , y todos esos raros dones que por mucho tiempo solía repartir entre diversos individuos pudieron verse en el no menos ilustre que dotado de gracia Rafael Sanzio de Urbino”.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Esto dice en su biografía sobre el genio de Urbino el pintor Giorgio Vasari, contemporáneo de Rafael.

Rafael de Urbino

Parece ser que lo adornaban tantas cualidades que la definición de genio sería un pálido reflejo respecto a su valor como artista y a la calidad de sus obras. Y algo de verdad tenía que haber a raíz de los acontecimientos ulteriores.

Su padre Giovanni al ser pintor ya orientó a su hijo tempranamente a la profesión artística siendo esto un gran acierto como demostraría el paso del tiempo. Le buscó preceptor y guía allende las fronteras de su ciudad, que ya se le quedaba pequeña y constreñia su futura evolución.

Rafael estudió en Florencia las obras de Masaccio. Además Miguel Ángel y Leonardo lo inspiraron sobremanera como era de esperar en un espíritu despierto y curioso ayudado por la energía de la juventud. Al final le llegó el premio: Roma. Allí le ofrecieron el empleo en el Vaticano que entre otros frescos acogió La Escuela de Atenas.

50% de descuento en Revista de Historia Digital ¡¡Date prisa!!
Rafael tenía 26 años cuando realizó esta magna obra. En realidad la decoración de las 3 estancias vaticanas constituye un programa que lleva a la exposición de la doctrina basada en el Humanismo cristiano.

Busca la armonía entre el alma y el cuerpo, ambivalencia de opuestos, como entre el paganismo clásico y el cristianismo. Es Renacimiento en estado puro, dicotomía compleja e hija de nuevos tiempos y nuevas ideas después de una época medieval agotada y agostada tanto socialmente como espiritualmente.

Nació en Urbino, en territorio italiano y muy joven es pupilo de  El Perugino, importante pintor cuatrocentista italiano con talleres tanto en Florencia como en Perugia( de ahí su sobrenombre). Fue el iniciador de un modo novedoso de pintar, el maniera moderna que se caracterizaba por pureza formal, colores claros con mucha luz y personajes etéreos. Su figura queda ensombrecida por la de su discípulo.

Rafael con 25 años logra su primer encargo: la decoración de las estancias vaticanas. Curiosamente nació y murió en viernes santo, murió joven, a los 37 años, pero siendo muy prolífico.

Tuvo 3 fases claramente diferenciadas en su vida pictórica: la de Umbría, Florencia más tarde y Roma al final. Se le ha llegado a colocar por encima de Miguel Ángel Buonarroti debido a su mayor influencia en la historia de la pintura.

Junto al citado Miguel Ángel y a Leonardo da Vinci se les considera el terceto de genios pictóricos de su época, un honor nada desdeñable. Allí en Florencia donde coinciden pinta muchas vírgenes destacando  La Madonna del gran Duque (Florencia, Palacio Pitti, 1505). Un amigo arquitecto, Bramante influyó sobremanera para que el Papa Julio II en 1508 le encargase decorar las estancias del Vaticano con sus frescos, las hoy conocidas como Estancias de Rafael. Cuando murió Bramante de hecho lo sustituye como arquitecto del Vaticano y dirigió las obras de la cúpula de san Pedro.

Se caracterizaba por su elegancia, sentido de la proporción y de la medida y siempre buscando mejorar lo ya existente, tomando referencias del pasado.

Hay cambios e influencias varias, como la de Miguel Ángel. En los frescos esa orientación es visible como en la “Stanza della Signatura”, su primer trabajo en el Vaticano.

Su nacimiento se produjo el 6 de abril de 1483, el momento idóneo para subirse a la ola cultural que arrasaría Europa en esa época. Urbino estaba en la Italia central y era muy importante en el campo del arte. Ya desde muy joven tuvo gran habilidad y apuntaba maneras del gran genio que desde luego fue.

En 1500 ya trabajaba con Perugino y un año más tarde ya era Maestro. Su primera obra registrada sin dudas fue el Retablo Baronci. En 1502 viaja a Siena y colabora pintando unos frescos en el Duomo de Siena, demostrando esto que ya era un artista conocido y respetado. Viajó por diferentes lugares de Italia y estuvo en Florencia desde 1504 a 1508 pero sin llegar a residir permanentemente. Leonardo influye mucho en él y Rafael pinta ya con mayor complejidad y dinamismo los personajes de sus cuadros.

En 1508 llega a Roma y comienza la aventura que lleva a la ejecución de la obra que provocará la escritura de este libro.

Protágoras dirá: “el hombre es la medida de todas las cosas” y se podría aplicar a la Florencia de Rafael, con una pléyade de genios en su mejor y feraz momento creativo. Y el mecenazgo hizo que el progreso económico llevase al cultural, una ocasión única en la historia.

El Renacimiento no fue solo una expresión académica referida a un cambio cultural circunscrito a unas zonas determinadas y a unos grupos sociales concretos, fue un propelente, un impulso irresistible que arrastró todo lo viejo y gastado, lo obsoleto e ineficiente que tenían la religión, el arte y la economía, en suma el conglomerado de lo que llamamos civilización occidental.

Autor: Vicente López Pena para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

 

Bibliografía: