Las Fuentes del Nilo y Nerón

¡Valora este artículo!
[Total: 50 Media: 3.6]
Tiempo de lectura: 4 minutos

Las Fuentes del Nilo, un enigma resuelto oficialmente en 1862 por los exploradores ingleses Richard Burton, Speke y Grant.  Sin embargo, 1700 años antes el emperador Nerón ya estaba fascinado por dicho enigma, tanto, que mandó a dos centuriones en misión exploratoria.

Las Fuentes del Nilo
Las Fuentes del Nilo, el explorador Burton

Nerón y las Fuentes del Nilo

Al parecer, Nerón estudió bajo la tutela de Queremón de Naucratis, hierogrammateus de los sacerdotes egipcios y director de la Biblioteca de Alejandría, el cual influyó positivamente en él, despertando su interés científico y geográfico.

Así, en el año 62 DC Nerón ordenó el inicio de la expedición, según Séneca. Los centuriones recibieron la ayuda del rey de Etiopía y de los reinos vecinos, pero el éxito o el fracaso de la misma es una incógnita.

Plinio también habla de una expedición hacia el Nilo, pero no queda claro si es la misma o una distinta, y la sitúa en el año 66 DC. Esta misión parece ser mas militar que científica, pues según Plinio participaron una unidad de Pretorianos mandada por un tribuno, y que llegó cerca de la actual presa de Asuán, creando un mapa de la zona, sus ciudades y distancias.

El propio Nerón planeó un viaje a egipto en esos años, pero según Tácito y Suetonio, no lo llevó a cabo por los malos augurios y presagios desfavorables.

Sin embargo, lo que movía a los romanos no era pura y simplemente un interés científico, sino económico. Roma dependía cada vez mas de las importaciones de trigo para poder alimentar a su creciente población, y las cosechas de trigo provenían de Egipto, las cuales, a su vez, dependían de la fertilizante crecida anual del Nilo, por lo que conocer las Fuentes del Nilo o caput Nili como ellos las llamaban (cabecera del nilo) era algo sumamente importante para los romanos.

Las Fuentes del Nilo, la Provincia Romana de Egipto
Las Fuentes del Nilo, la Provincia Romana de Egipto

Tan importante era, que el propio Horacio, adulaba así al emperador Augusto:

a ti te (obedece) el Nilo, que oculta el origen de sus fuentes

Séneca, que también fue preceptor de Nerón, y también vivió muchos años en Egipto, explica en su libro “Cuestiones Naturales”:

¿No sabes que entre las opiniones con las que se explica la inundación estival  del Nilo hay una que dice que surge  de la tierra misma y aumenta su caudal debido  no a las aguas del cielo, sino a las del subsuelo? He oído contar  a dos centuriones, que Nerón César, apasionado por todas las cosas valiosas  y especialmente por la verdad, había enviado  a investigar la cabecera  del Nilo,  que recorrieron un largo camino y que ayudados  por el Rey de  Etiopía y recomendados a los reyes vecinos  avanzaron  más allá.

Luego, me dijeron, “ llegamos  a unos  pantanos inmensos, cuya salida ni los habitantes del lugar habían conocido ni nadie podía esperar conocerla:  tan mezcladas están las hierbas con el agua que ni a pie ni en barco se pueden pasar, porque la laguna, llena de fango y de hierbas, no soporta sino una  barca pequeña y capaz de una sola persona. Ahí, me dijo, vimos dos peñascos, de los que caía un río de enorme caudal”.

Tanto si es   éste el nacimiento o un afluente del Nilo, tanto si nace entonces o reaparece en la tierra después de un recorrido anterior, ¿no crees que esta agua, sea la que sea, procede de un gran lago de esas tierras? Es necesario, pues, que las tierras retengan  el agua desparramada por muchos lugares encerrada en uno  solo  , para que puedan brotar con tanta fuerza.

Una cosa es segura, aún sin saber de el éxito o fracaso de las expediciones romanas, en la Edad Media se creía que el Nilo nacía de unos lagos creados por las nieves de los  “Montes de la Luna” y así se refleja en la cartografía desde el siglo XIV cuando apareció la Geografía de Ptolomeo.

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

 

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

El Nilo, la búsqueda de su origen