El Domsday Book de Guillermo el Conquistador (El Libro del Juicio Final)

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

Tiempo de lectura: 4 minutos

El Domsday Book, traducido en ocasiones como Libro del Juicio Final o de manera más precisa como Libro del día de cuentas, debe ser considerado como una magna obra, primera en el Medioevo, mandada elaborar por el nuevo rey normando de Inglaterra Guillermo I el Conquistador con el objetivo de obtener un conocimiento exacto de los recursos de su reino.

En realidad se trató de un moderno y exhaustivo catastro conocido como Registro del Gran Catastro que no era una simple encuesta estadística emprendida sin finalidad alguna, sino un inventario de todos los recursos de los que podría disponer Guillermo. Un registro así, con tan amplio alcance y con el gigantesco esfuerzo que implicó su recopilación, no se había elaborado desde las mejores épocas del Imperio Romano.

Si nos lees desde un móvil o Tablet y te apetece leer el artículo más tarde puedes guárdatelo en PDF y leerlo cuando te plazca haciendo click Aquí

El Domsday Book de Guillermo el Conquistador (El Libro del Juicio Final)

Dividido en dos volúmenes independientes, el primero, llamado Little Domesday, comprende informaciones de los territorios de Essex, Suffolk y Norfolk. El segundo, Great Domesday, incluye registros del resto de Inglaterra a excepción de los territorios septentrionales de Durham, Cumberland, Westmorland y Northurmberland, para entonces ajenos a la soberanía del rey. Está dividido por referencias y fue elaborado por emisarios del rey que viajaron por el reino llegado hasta los más recónditos lugares del territorio anotando, en su afán por inventariarlo todo, hasta los bueyes, vacas o cerdos y el nombre de su propietario, hecho que escandalizó a muchos ingleses de la época.

El nombre de Domsday Book debería traducirse como Libro del día de cuentas, y fue concluido en 1086. Erróneamente se le ha venido llamando como Libro del día del Juicio Final, el día en que los hombres rendirían cuenta ante Dios. Este nombre podría provenir del hecho de que a todo lo investigado por los servidores del rey nadie podría escapar y que todo lo que quedó registrado en el libro en cuanto a la tenencia de la tierra era definitivo e inapelable, nadie podría evadirse a su sentencia, siendo recogida esta denominación por vez primera en el tratado Diálogo sobre el exchequer de 1176.

Según la Crónica anglosajona, en el año 1085 el rey reunió un consejo en Gloucester, quejándose ante sus hombres del exiguo resultado de la recaudación del Danegeld, impuesto que se había establecido en época de las invasiones de noruegos y daneses. Entonces decidió que  los barones, en misión de comisarios especiales, marchasen por todo el reino, preguntando bajo juramento al sheriff del shire, a todos los barones, a los sacerdortes, a los reeves y a seis villanos de cada pueblo, cómo se llamaba el castillo, quién lo ocupaba en tiempos del rey Eduardo, quién lo ocupaba en ese momento, cuántos hides de terreno incluía, cuántos arados había, el número de villanos y hombres libres, cuántos socmen, cuántos bosques, praderas, molinos, zonas de pesca.

Si bien las estadísticas se habían elaborado en época de los reyes sajones, la encuesta del rey normando se distingue por su extraordinaria meticulosidad. Ni el  hombre más asilado escapa a los investigadores del Conquistador.

40% de descuento en Revista de Historia Digital ¡¡Date prisa!!
La victoria de Guillermo y su coronación en Westminster el día de navidad de 1066 supuso un nuevo comienzo para Inglaterra. Entregó a sus fieles normandos importantes feudos y edificó castillos al estilo normando en puntos estratégicos del país. La mayoría de nobles locales acabaron aceptando y sometiéndose al dominio del nuevo rey. Entonces Guillermo marchó a sus dominios continentales dejando como gobernante de su reino al senescal William Fitz Osbern, que continuó construyendo más castillos, acosando a la población campesina. Sin embargo, a finales de 1069 los habitantes de Northumbria se levantaron contra Osbern lo que provocó el regreso de Guillermo, que asoló todo el condado.

Los cambios afectaron a todos los órdenes de la vida y la sociedad inglesas a partir de entonces. Lo más importante fue la transferencia de la tierra y el poder de manos de los lores ingleses a los normandos bajo el sistema feudal, siguiendo el modelo de Normandía. El rey Guillermo, auténtico dueño de todos los dominios, concedió en feudo muchos territorios a cambio de los deberes y derechos habituales, sobre todo la prestación de servicio militar a caballo en la guerra. Los caballeros normandos eran feudatarios del rey, pero los sajones sólo podían obtener un puesto en los rangos inferiores de esta jerarquía feudal, ya que en su mayor parte quedaban absorbidos por los colonos procedentes del continente. Precisamente para lograr consolidar este régimen es por lo que Guillermo ordenó la creación del mencionado Domsday Book.

Los funcionarios que realizaron el registro hicieron el trabajo de tasadores patrimoniales definitivos, puesto que las valoraciones que se asentaron en el libro sirvieron de base para la imposición de tributos fiscales, siendo inapelables. En el Domsday el inventario se clasificó  por feudos y no según la geografía o los topónimos anteriores. En lugar de las centurias, municipis o distritos romanos, los territorios romanos, los territorios se designaron por baronías o por los nombres de aquellos que recibieron las tierras de la Corona. Además de las propiedades rurales, que fueron la mayoría de las registradas, aparecían informes de gran interés sobre numerosas ciudades a causa de los gravámenes que les imponía la hacienda real. Como buena parte de los impuestos que cobraba la Corona eran en especie, se registraron gran número de datos sobre las actividades de los contribuyentes censados.

En cada condado el catálogo comienza con las posesiones del rey. A continuación están las propiedades inmuebles y los inventarios patrimoniales del clero y de las órdenes religiosas. El tercer lugar es para los barones, señores que encabezaban sus señoríos. El cuarto para las mujeres, los servidores reales y los adjudicatarios. En el libro se encuentran informaciones alusivas a la política y  la vida social, cultural y eclesiástica, pero también muchas palabras incomprensibles.

El Domsday del rey Guillermo, que fue terminado años después de su muerte, supuso un ingente esfuerzo que ofreció como resultado final uno de los catastros más exhaustivos y completos de la historia medieval

Autor: Luis Pueyo para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si nos lees desde un móvil o Tablet y te apetece leer el artículo más tarde puedes guárdatelo en PDF y leerlo cuando te plazca haciendo click Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico