El Condado de Barcelona

¡Valora este artículo!
[Total: 43 Media: 3.2]

El punto de partida del Condado de Barcelona se encuentra en la ocupación de la ciudad de Barcelona a los musulmanes por Ludovico Pío, hijo de Carlomagno, acontecimiento que tuvo lugar en el año 801. Aquel territorio pasó a ser un distrito del Imperio Carolingio. Al frente de este territorio se situó un comes o conde, siendo el primero de ellos un tal Bera, personaje de origen visigodo.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

En el transcurso del siglo IX el Condado de Barcelona estuvo mandado tanto por gentes francas, entre otros un tal Bernardo de Septimania, como por godos, entre ellos Sunifredo.

El Condado de Barcelona

De todos modos, la época del conde Wifredo I el Velloso (874-897) tuvo una notable importancia. De entrada, Wifredo reunió bajo su mando los Condados de Urgell, Cerdaña (Gerona), Barcelona, Gerona y Besalú (Gerona). Al mismo tiempo incorporó a sus dominios el territorio del Condado de Osona (Gerona), que fue repoblado en aquellos tiempos. La mencionada unión se vino abajo cuando falleció Wifredo, aunque siguió adelante la fusión de los Condados de Barcelona, Gerona y Osona, auténtico núcleo articulador de la futura Cataluña.

Bastantes años después, a finales del siglo X, cuando era conde Borrell II (947-992) se produjo un hecho decisivo. La desaparición de los carolingios y el acceso al poder en Francia de la dinastía de los Capetos permitió a Borrell II romper los lazos que mantenía con los Reyes francos.

Pero posteriormente al siglo XI el Condado de Barcelona actuó como auténtico motor de arranque de la antigua Marca Hispánica[1], colocando a los restantes Condados en una posición subordinada.

En tiempos del conde Berenguer Ramón II, El Fratricida, (1076-1096) se dieron importantes pasos en la actividad repobladora, en los cuales se ocupó la comarca de Tarragona.

Su sucesor, Ramón Berenguer III, el Grande, (1096-1131) anexionó al Condado de Barcelona los Condados de Besalú y Cerdaña. Poco después el matrimonio de Ramón Berenguer IV (1131-1162) con Petronila (1137-1162), la heredera del Reino de Aragón no sólo fue el inicio de la denominada Corona de Aragón, sino que fortaleció considerablemente al Condado de Barcelona. Por otra parte, Ramón Berenguer IV completó el dominio del bajo valle del Ebro, al conquistar Tortosa y Lérida.

Su sucesor, Alfonso II, El Casto (1162-1196) incorporó un nuevo Condado, el de Rosellón (Francia).

Sólo quedaba en plan autónomo el Condado de Urgell, cuya incorporación al dominio barcelonés no se produjo hasta el siglo XV, en tiempos de Fernando I, el de Antequera (1412-1416).

 

Autor: José Alberto Cepas Palanca para revistadehistoria.es

Lee más sobre el autor en:  sites.google.com/site/joseacepas/

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Mecenas

Agradecemos la muy generosa donación de nuestro lector F. Javier García Pérez-Llantada,  su mecenazgo desinteresado ha contribuido a que un Historiador vea publicado este Artículo Histórico.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Bibliografía

RÍOS MAZCARELLE, Manuel. Reyes de España.

ALVAR, Jaime. Historia de España y América.

[1] La Marca Hispánica era el territorio comprendido entre la frontera político-militar del Imperio carolingio con al-Ándalus (al Sur de los Pirineos), desde finales del siglo VIII hasta su independencia efectiva en diversos reinos y condados. Fue una zona colchón creada por Carlomagno en 795 más allá de la antigua Provincia de Septimania, como una barrera defensiva entre los Omeyas de al-Ándalus y el Imperio carolingio franco (ducado de Gascuña, ducado de Aquitania y la Septimania carolingia).

 

Comentarios