Vicente Yáñez Pinzón, el verdadero descubridor de Brasil

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

Tiempo de lectura: 6 minutos

Resulta más que evidente la rivalidad entre navegantes portugueses y españoles a lo largo de los siglos XV y XVI , la cual llegó mucho más allá de las diferencias de intereses entre sus respectivos países, y es que en una época acelerada de descubrimientos como aquella e independientemente de la gloria que pudiera alcanzarse por la aportación de nuevas tierras para el rey respectivo, también se evidenciaba el prurito personal de una mayor técnica como navegante o intrepidez como explorador.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Vicente Yáñez Pinzón, el verdadero descubridor de Brasil

Y es en este contexto cuando el 28 de enero de 1500, el español Vicente Yáñez Pinzón se convierte en el primer europeo en llegar a la desembocadura del rio Amazonas que como es bien conocido se encuentra en la actual Brasil. No obstante y debido al juego de la política  – Tratado de Tordesillas – y a la gran prudencia de Pinzón, consciente de que podría estar violándolo en su travesía, no será éste quien pase a la historia como descubridor de Brasil, sino el portugués Pedro Alvares Cabral, el cual arribará  a las costas de Brasil cinco meses después

La expedición de Vicente Yáñez Pinzón, una de las llamadas “expediciones andaluzas” partió de España a finales de 1499 con 4 carabelas. Tras una dura travesía con peligrosas tormentas llegan el 26 de enero de 1500 a un promontorio que bautizan como Santa María de la Consolación y que se ha identificado con el brasileño cabo San Roque o la punta Mucuripe. Oficialmente es el primer europeo que pisa lo que sería posteriormente la gran nación brasileña, por lo que podría decirse que Vicente Yáñez Pinzón fue el descubridor del Brasil, si bien este territorio entraba dentro de la zona portugesa definida por el Tratado de Tordesillas, por lo que el hecho de dar publicidad a este hecho hubiera supuesto un conflicto con la potencia portugesa.

Continuaron rumbo noroeste explorando la desembocadura del Amazonas, al que llamaron Río Grande de Santa María de la Mar Dulce por la larga distancia en que el agua dulce se introducía en el océano. También pasaron por la desembocadura del río Orinoco, al que llamaron río Dulce por algo similar a lo del Amazonas. Subieron hasta Paria y cerca de las islas frente a Margarita sufrieron una tormenta por la que perdieron dos naves y muchos hombres. Allí curiosamente se encontraron con la expedición de Diego de Lepe con el que se unieron en su navegación por las Pequeñas Antillas hasta San Juan. Una vez repuestos del viaje volvieron a España atravesando los Lucayos en busca de especias llegando a Palos de la Frontera a finales de septiembre de 1500 después de 9 meses de navegación.

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

Ayudado por su sobrino Arias Pérez Pinzón, hijo de Martín, junto a otros familiares y amigos, armó cuatro carabelas, con las que partió de Palos a comienzos de diciembre de 1499, con los pilotos Juan Quintero y Juan de Umbría, que habían navegado con Colón. El cronista Pedro Mártir de Anglería nos informa de que, pasadas las Canarias y las islas de Cabo Verde, las naves de Vicente Yáñez Pinzón tomaron rumbo Sudoeste hasta perder de vista la Estrella Polar. Por primera vez, los marinos españoles pasaban el Ecuador y se adentraban en el Hemisferio Sur, hecho éste de suma trascendencia pues lógicamente no sabían guiarse por las estrellas del cielo austral. De ahí el interés que, sobre este tema, muestra el citado Pedro Mártir cuando dice que:

“interrogados por mí estos marinos sobre si alcanzaron a ver el polo Antártico, contestaron que no habían divisado ninguna estrella semejante a la del Ártico que pudiera distinguirse cerca del punto. En cambio dijéronme haber visto otra clase de estrellas y una especie de neblina vaporosa por el horizonte que casi oscurecía la vista. Pretenden que en medio de aquella tierra se levanta una eminencia, que impide que se vea el Antártico hasta que se la pasa del todo, pero creen haber visto figuras de estrellas muy diversas de las de nuestro hemisferio”

Siguieron rumbo SO y así el el 20  26 de enero de 1500 descubrieron tierra a 8º S., en las cercanías del cabo de San Agustín, punta extrema del Brasil hacia el E., al que llamaron de Santa María de la Consolación, tomando Pinzón posesión de este país. Costearon hacia el NO. y descubrió un inmenso río, el Marañón, más tarde llamado Amazonas aunque otros autores (Pompeu Sobrino) opinan que no podía ser más que el Orinoco. Recorrió otras 300 leguas de litoral, a lo largo de las actuales Guayanas, hasta Paria, descubierta por Colón en su tercer viaje. Llegó a La Española el 23 de junio de 1500 y Pinzón aseguró haber descubierto 600 leguas de costa (unos 3.600 kms.), comprobando la existencia de un gran continente. Pasó luego a las Lucayas, donde perdió dos carabelas, y con un cargamento de esclavos, palo de tinte, supuestas especias y animales todavía desconocidos, arribó a España el 30 de septiembre. Pinzón, con toda seguridad, había descubierto tierra brasileña meses antes de que lo hiciera el portugués Alvares Cabral, en abril de 1500.

Los resultados económicos de esta expedición fueron más bien escasos debido a las pérdidas y fallecimientos sufridos, y en 1501 los reyes otorgaron a Pinzón el gobierno de la costa desde el cabo de la Consolación hasta el río de la Mar Dulce, que correspondía al hemisferio portugués. Por este motivo, Pinzón no pudo verificar la nueva expedición y en su segundo viaje americano se dirigió a La Española, contribuyendo al sometimiento de la isla por Ovando. Intentó Vicente Yáñez, en 1505, poblar la isla de Puerto Rico y construir en ella una fortaleza pero no llegó a realizarla, aunque sí reconoció la costa y soltó ganado en la isla. Tomó parte en los preparativos de una expedición a la Especiería que no llegó a salir.

En 1507 se celebró en Burgos una junta de las cuatro estrellas de la marina española de la época, Pinzón, Díaz de Solís, Américo Vespuccio y Juan de la Cosa, por orden del rey Fernando, acordándose reconocer la costa al oeste de las Antillas en busca de un estrecho hacia la Especiería -todavía no se había descubierto el océano Pacífico pero se presentía- y que Hojeda y Nicuesa colonizaran ambos lados del Darién. Por tal acuerdo y consiguiente capitulación de 23 de marzo de 1508, zarparon Pinzón y Solís, en junio de 1508, con el piloto Pedro de Ledesma, veterano del cuarto viaje colombino. Ambos eran jefes; Solís en el mar y Pinzón en tierra. Arribaron a las islas Guanajas tras recorrer la costa de Honduras, y prolongaron los descubrimientos de Colón hacia el oeste, hallando la bahía de la Natividad (golfo de Amatique) y el Golfo Dulce, y la costa oriental del Yucatán, como indica el mapa de la edición de Pedro Mártir de 1511; regresaron a España en agosto de 1509, y por las disensiones surgidas entre ambos jefes durante el viaje, Solís fue encarcelado brevemente.

A pesar de ser Pinzón y Solís los descubridores de la península de Yucatán, su hallazgo se olvidó totalmente y pareció nuevo el descubrimiento hecho por Hernández de Córdoba en 1517. Después de 1510 no queda memoria de Vicente Yáñez Pinzón y permanecen en la sombra sus últimos años. Se supone que pereció en una expedición.

Autor: Ignacio del Pozo Gutiérrez  para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

 

Bibliografía

Juan Manzano Manzano y Ana María Manzano Fernández- Heredia. Los Pinzones y el Descubrimiento de América. Madrid: Instituto de Cooperación Iberoamericana, Quinto Centenario. Ediciones de Cultura Hispánica. Madrid, 1988

Gonzalo Fernández de Oviedo,  Historia General y Natural de las Indias. Edición y estudio preliminar de Juan Pérez de Tudela Bueso, Madrid, 1959. Ti!, segunda parte, libro XXIV capítulo II, págs. 390-391

Pedro Mártir  de Anglería,  Décadas de! Nuevo Mundo, México, 1964. Década Primera, libro IX,

Jesús Varela Marcos,  Castilla descubrió el Brasil en 1500, Valladolid, 2001

Louis Andre Vigneras,  The Discovery of South America and the Andalusian Voyages, London-Chicago, University of Chicago Press, 1976