Los Pictos, mas allá del Muro

¡Valora este artículo!
[Total: 168 Media: 2.9]
Tiempo de lectura: 5 minutos

El siglo V DC fue testigo de un suceso decisivo para la historia europea: la sustitución del Imperio Romano por los reinos bárbaros que se convirtieron en germen de gran parte de los estados actuales. En Escocia la cosa es algo más compleja, pues nunca fue totalmente conquistada por los romanos, el norte de esta misteriosa tierra permaneció libre habitado por sus enigmáticos habitantes: los pictos.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Poco se sabe de la historia de los misteriosos habitantes de esta brumosa tierra, salvo que en los oscuros años de la Alta Edad Media permanecieron como la titilante luz de la cultura celta, nunca totalmente doblegada sin importar los negros nubarrones que se cernieron sobre ella.

Los Pictos, Historia

Se considera que Pictavia fue una confederación de las tribus que no fueron subyugadas por el Imperio, habitando al norte del muro de Antonino(leer entrada relacionada) . Colindando al sur primero con los romanos, después con las tribus que se independizaron de estos (alrededor del siglo III), y luego con el reino de Strathclyde por el sudoeste y con Northumbria por el sudeste (a principios del siglo VII). A partir de una fecha indeterminada a finales del siglo V, grupos de escotos (irlandeses) se asentaron en el oeste de su territorio y formaron el reino de Dal Riada, que mantuvo con Pictavia una relación unas veces de vasallaje, otras de coalición e incluso otras de enemistad.

Los Pictos
Los Pictos

Sin embargo, a partir del siglo VI pasa de ser una confederación a una federación, con un rey de Pictavia  (figura parecida al Alto-Rey de Irlanda), reyes provinciales (como el de Atholl) y sub-reyes (como el de las Órcadas). Con el tiempo la presión de los saqueos por parte de pueblos germánicos provocó que el reino se uniera aún más. Hasta que la más terrible, la de los vikingos hizo que Pictavia se uniera con Dal Riada bajo la hegemonía de la última, formando lo que hoy se conoce como Escocia. Según la Crónica de los Reyes de Alba, escrita aproximadamente en el siglo XIII, Kenneth MacAlpin (810-858) fue el primer rey en ser coronado como rey de Escocia, pero fuentes más modernas sostienen que el cambio de nombre no tuvo lugar hasta medio siglo más tarde, coincidiendo con la aculturación de los pictos por parte de los escotos.

Los Pictos, sociedad

Las pruebas arqueológicas sugieren que vivían en pequeños asentamientos granjeros y se dedicaban principalmente a la ganadería trashumante como los irlandeses de la época, aunque a veces organizaban saqueos hacia las tribus vecinas al sur, los britanorromanos, y luego sobre los britanos de Strathclyde y los Northumbrios tras la invasión de los Anglos, e incluso sobre tribus de su propia confederación.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Su nombre proviene de que, según los romanos, tenían la costumbre de pintarse o tatuarse la piel, puede que para la batalla. En la cual se cree que peleaban como los antiguos britanos: cargando en grandes grupos pero dividiéndose la batalla en combates singulares al desconocer las formaciones de batalla. Principalmente con lanzas, espadas, defendiéndose con escudos y en ocasiones incluso con cotas de malla. A veces peleaban a distancia con hondas, venablos y arcos, pero algunos estudiosos sostienen que el combate a distancia era visto por los pueblos celtas como propio de cobardes. Con todo, puede que su estilo de lucha hubiera evolucionado tras los enfrentamientos con los romanos, por lo que quizás luchasen ya en formación de batalla.

Los Pictos
Los Pictos

Algunas de estas creencias se deben a que en una estela funeraria del cementerio de Aberlemno se representan a si mismos sin armaduras, enfrentándose a Northumbrios con armadura en la batalla de Dunnichen (685), que puso fin a la expansión de estos últimos por el norte.

Hablaban su propia lengua, que algunos estudiosos, como el Humanista del Renacimiento George Buchanan, consideran una lengua del subgrupo britónico de las lenguas celtas. Pero otros, como William Burley Lockwood el siglo pasado, dudan que sea tan siquiera una lengua indoeuropea.

Los Pictos, religión

Poco se sabe de la religíon precristiana de los pictos, salvo que eran animistas y seguían una versión del Politeismo celta, pues la religión del mundo celta no estaba sistematizada. Por lo que uno podía encontrarse muchos dioses diferentes cuyas funciones se solapaban, además de mitos que se contradecían entre ellos.

Lo más probable es que adoraran a dioses como “Lug” (dios solar), “Cernunnos” (dios de la fertilidad), “Brigantia” (inspiración, sanación y adivinación), “Epona” (fertilidad, muerte y guerra), “Teutates” (guerra y protección tribal) y “Taranis” (cielo y tormenta). Además es seguro que tenían sus dioses propios.

Muchas veces los dioses se agrupaban en tríadas o trinidades, como la formada por Teutates, Taranis y Esus. Según Rolleston (1911) cada tríada era una persona, con funciones divididas pero interrelacionadas, formando un todo. Pronto todas ellas serían sustituidas por un nuevo tipo de religión trinitaria: el Cristianismo.

Los Pictos
Los Pictos

La historiografía oficial suele sostener que los pictos no se empezaron a convertir hasta que San Columba y sus monjes del monasterio de Iona, fundado en el año 563, empezaron a enviar misiones, convirtiendo a su rey Bridei al poco tiempo. Se cree que para el año 580 el Cristianismo ya tenía una firme cabeza de puente en tierras pictas.

Por otro lado, hay versiones antiguas que sostienen que el obispo Ninian de Whithorn (Sur de la actual Escocia) convirtió a los pictos del sur. Se suelen considerar estas últimas como falsas, pero cabe dudar a la luz de los hallazgos de iglesias fechadas por esta época. Ya San Patricio habló en sus Confesiones de los pictos como apóstatas, lo cual puede indicar que se abandonase la nueva religión tras ver que no les gustaba, que fueran obligados a renegar o (la menos probable) que fuesen muertos.

En un final poético propio de ellos, los misteriosos pictos pasaron de habitar en las tierras de la brumosa Escocia a perderse en las nieblas del olvido, dejando pocos restos de su paso por la oscuridad de la Alta Edad Media.

Autor: Adrián García Zubiri para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Entrada relacionada: La caída de Britannia

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Bibliografía

Charles-Edwards, Thomas. After Rome (2003).

Rolleston, Thomas W. Mitos y leyendas celtas (1911).

Green, Miranda J. The Celtic World (1995).

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios