Diferencias entre teatro, anfiteatro y circo

¡Valora este artículo!
[Total: 99 Media: 3.2]

Es bastante común la confusión entre estas tres construcciones romanas (teatro, anfiteatro y circo), ¿cuántas veces haciendo una visita turística a uno de estos lugares he oído llamar a uno por el nombre de otro? y es un gran error puesto que cada uno de estos lugares tienen características específicas, así que voy a intentar explicar cómo son cada uno de ellos.

Diferencias entre teatro, anfiteatro y circo

 El teatro romano está basado en la construcción que ya hacían los griegos, pero a diferencia de estos, no necesitaban de una pendiente donde apoyarlo y podían construirlos en suelo plano.

Tiene 3 espacios bien diferenciados: la cávea (donde se sentaban los espectadores) que se dividía en immamedia y summa cavea; la orchestra (donde se situaba el coro) y la escena (el espacio donde actuaban los actores). A veces tenía un toldo (velarium) que se podía recoger y extender y el escenario estaba protegido por una cubierta de madera suspendida con cuerdas. Es fácil de distinguir de las otras 3 construcción por fu forma semiesférica.

Teatro de Segóbriga

El anfiteatro era donde se celebraban los juegos y luchas de gladiadores.

Partes: la arena, donde peleaban los gladiadores y la cavea, donde se sentaban los espectadores, entre unos 15.000 y 25.000. Tenían tres pisos que coincidían con las partes de la cavea. Algunas arenas se inundaban para celebrar combates navales (naumaquias). Este edificio tiene forma oval, elíptica o incluso circular.

El anfiteatro

En el circo los romanos hacían las carreras de carros tirados por caballos (las carreras de cuádrigas).

Partes: la arena para el espectáculo, las cárceles para los carros, y la cávea para los espectadores, además la arena tenía una especie de “mediana” dividiéndolo llamada espina que estaba decorada con columnas, estatuas, etc, la meta se situaba en los extremos de esta (dos metas).

Tiene forma de anillo alargado, con dos lados rectos (los mayores), uno semicircular y otro ligeramente curvo (los menores).

El circo romano

Autor: Mª Engracia Muñoz para revistadehistoria.es desde http://arqueologiaenmijardin.blogspot.com.es/
¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí. 

 ¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios