La Venganza Catalana

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

Tiempo de lectura: 5 minutos

 La Venganza Catalana (mal llamada así como veremos posteriormente) acotenció tras el asesinato a traición por parte de los Bizantinos de Roger de Flor y cien de sus oficiales almogávares en un banquete, conocido como la Matanza de Adrianópolis.

La Venganza Catalana, antecedentes

Roger de Flor llegó a Constantinopla al mando de los almogávares procedente de Sicilia, donde tras la Paz de Caltabellota (1302) entre Carlos II de Anjou y Federico de Sicilia, sus huestes se habían quedado ociosas. Contratado por el emperador bizantino Andrónico II Paleólogo para ayudarle contra las tribus turcas de anatolia que acosaban al Imperio Bizantino, Roger de Flor llegó a Constantinopla en 1303 al mando de una expedición de 4.000 almogávares, 1.500 soldados de caballería y 39 naves enviada, mal conocidos actualmente como la Gran Compañía Catalana, pues en realidad su nombre era la Compañía Franca (libre o de alquiler).

La Venganza Catalana, Entrada de Roger de Flor en Constantinopla
La Venganza Catalana, Entrada de Roger de Flor en Constantinopla

Tras una ininterrumpida serie de brillantes victorias militares, la nobleza Bizantina temió por el poder que Roger de Flor acumulaba, ya que se había casado con la sobrina del emperador y había sido incluso nombrado César, concediéndosele en feudo los territorios bizantinos de Asia Menor.

40% de descuento en Revista de Historia Digital ¡¡Date prisa!!
 En esa tesitura, Miguel IX, hijo de Andrónico II y coemperador con su padre, convocó a un centenar de jefes almogávares a un banquete en Adrianópolis, en el que fueron asesinados por mercenarios alanos junto con los 1000 infantes que les acompañaban.

La Venganza Catalana, muerte de Roger de Flor
La Venganza Catalana, muerte de Roger de Flor

La Venganza Catalana

Enterados de la traición a sus caudillos, los almogávares iniciaron su venganza quemando sus naves para descartar una retirada, asesinaron y diezmaron la población de Gallípoli donde estaban acantonados, derrotaron al ejército bizantino y aislaron al emperador Andrónico II dentro de las murallas de Constantinopla el cual no pudo hacer nada mientras los almogávares, ciegos de ira, saqueaban Tracia y Macedónia, llegaron a controlar los ducados de Atenas y Neopatria durante muchos años.

La Venganza Catalana, Almogávares francos (libres)
La Venganza Catalana, Almogávares francos (libres)

La Venganza Catalana y sus secuelas en la actualidad

Las brutales actuaciones de los mercenarios almogávares dejaron una huella imborrable en los pueblos de la zona, que persiste hasta hoy en día, comparable a las que el El Duque de Alba perpetró en los Países Bajos (donde se asusta a los niños con “Que viene el Duque” equivalente a nuestro “Que viene el hombre del saco”).

Así en Tracia tienen el siguiente dicho:

que la venganza de los catalanes caiga sobre ti

Igualmente en Bulgaria las expresiones “Catalán” e “Hijo catalán” significan “hombre malvado, sin alma, torturador” e incluso poetas como Ivan M. Vazoz en el poema Piratas, publicado nada menos que en 1915, cita a los catalanes junto a los turcos como los mayores opresores de la nación búlgara, mientras que en la región de Parnaso tienen el refrán:

“huir de los turcos para caer en los catalanes”

 También dejaron su huella en la toponimia, pues en el cercano pueblo de Miles hay un arroyo que lleva por nombre Catalán. Un dicho de la zona dice:

“Que te vea bajo la espada de un catalán”

En la actual Albania, la palabra “catalán” significa “hombre feo y malvado”(en el dialecto tosco). Así mismo para “Catalán” (“Katallani”) se designa en el folclore albanés, un monstruo con un solo ojo, que recuerda en muchos aspectos al cíclope Polifemo al que se enfrenta un joven héroe llamado Dedaliya, que lo vence con ayuda de su astucia. Esta tradición, en diferentes versiones, se denomina Dedalo dhe Katallani (Dédalo y Catalán).

La Venganza Catalana, portada de un libro infantil albanés
La Venganza Catalana, portada de un libro infantil albanés

La Venganza Catalana, un término poco ortodoxo e injusto

Cabe destacar que el término “Venganza Catalana”, no es ni justo ni exacto, por no decir literalmente inventado a posteriori, ya que se puso de moda tras ser el título de una popular obra de teatro romántica del famoso (en esa época) autor Antonio María de los Dolores García Gutiérrez (nacido en Chiclana -Cádiz-), estrenada el 4 de febrero de 1864, en la que paradójicamente el argumento ofrece una glorificación de Roger de Flor y la heroica gesta de los catalanas en la Grecia medieval, aunque se basa en una falsedad histórica: el sentimiento español de los mercenarios catalanes y aragoneses. El tono excesivamente patriótico fue precisamente la clave del triunfo de la obra, pero claramente no tiene ningún parecido con la realidad histórica.

La Venganza Catalana
La Venganza Catalana

Además, los almogávares eran oriundos de muchas partes y no formaron parte de ninguna unidad política que recibera el nombre de Cataluña, es más, ellos siempre se declararon vasallos de la Corona de Aragón, e incluso sus líderes como Roger de Flor (napolitano), Roger de Lauria (calabrés), Corberán de Alet (navarro), Berenguer de Rocafort (valenciano), Berenguer de Entenza (zaragozano) no eran catalanes y es importante remarcar que en ese momento de la historia, el término catalán era aplicable a cualquier ciudadano oriundo de la Corona de Aragón, por lo que no puede tener connotaciones ni debe ser usado con la contemporaniedad catalana actual.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

 

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Andronico II vs Roger de Flor

Compañía de los Almogávares