El descubridor de Tombuctú

¡Valora este artículo!
[Total: 28 Media: 4.2]
Tiempo de lectura: 3 minutos

Hasta avanzado el siglo XIX ningún europeo logró llegar a la mítica ciudad de Tombuctú. Quienes lo habían intentado habían perecido en el intento.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Solo algunos viajeros musulmanes como Ibn Battuta o León el Africano habían llegado hasta allí. Habría que esperar hasta el año 1828 para que un intrépido viajero francés llamado René Caillié lo consiguiera y pudiera regresar a Europa para contar su aventura.

El descubridor de Tombuctú

René Caillié nació en 1799 en una villa cercana al puerto de Rochefort, en la  costa atlántica francesa. Creció con el siglo XIX y, como muchos hombres que vivieron en aquella centuria, pronto se despertó en él un gran interés por conocer tierras lejanas. Desde pequeño se propuso viajar a Tombuctú, “la ciudad más grande que Dios haya creado“  según escribió un viajero árabe. En 1816 y con solo dieciséis años se embarcó rumbo a las costas del Senegal. Posteriormente regresó  allí en dos ocasiones, en 1818 y  1824. A medida que corrían los años su sueño infantil se convirtió en una obsesión.

Al saber que la Sociedad de Geografía de Francia ofrecía 10.000 francos a quien proporcionara información precisa sobre Tombuctú, Caillié decidió emprender el viaje. En los años que había vivido en África se había familiarizado con las costumbres musulmanas, aprendido la lengua y la escritura árabe, memorizado versículos del Corán. Incluso se había cambiado el nombre: se hacía llamar Abdallahi, siervo de Dios.

Emprendió su viaje desde la desembocadura del Río Nunez, el 17 de abril de 1827, con una caravana que comerciaba entre la costa y el interior del continente. Al jefe de la caravana le contó que había nacido en Egipto pero que se había criado en Francia, donde le había llevado un soldado de Napoleón; añadió que deseaba volver a su tierra natal para poder reunirse con sus padres, y el caravanero le creyó.

El viaje fue un calvario para el joven francés. La fiebre, sobre todo, le atormentó a menudo. Enfermó de escorbuto y perdió los dientes. Además, algunos miembros de la caravana sospechaban de él, creían que era un impostor. Pasó por Timé, donde pasó cuatro meses enfermo, y Djenné, donde se embarcó en una gran piragua que navegaba hasta Tombuctú cargada de mercancías.  Llegó a su objetivo el 20 de abril de 1828. El viaje había durado más de un año.

Pero al llegar a Tombuctú tuvo una gran decepción. ¿Dónde estaba la rica y populosa ciudad de la que habían hablado varios viajeros árabes medievales? La idea que se había hecho de la ciudad  no se correspondía en nada con la realidad. Desilusionado, dos semanas Caillié después partió hacia el norte con una caravana. El viaje de vuelta aún fue más duro que el de ida.

René Caillié conoció la gloria de ser el primero. Pero el tiempo no pasa en balde y la Tombuctú que visitó ya no era la que había sido. A menudo lo que nunca se ha visto pasa por maravilloso.

Autor: Josep Torroella Prats para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía:

René Caillé: Voyage a Tombouctou. Editions La Decouverte, 2007.

Alain Decaux: Histoires extraordinaires. France Loisirs, 1993.

Alain Quella-Villéger: René Caillé (1799-1838): Une vie pour Toumbouctou.

Jean-Marc Durau: L’exploration du Sahara. Actes Sud, 1993.

Parte Foto de Portada: De Mousssa NIAKATE – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=61974852

Comentarios