Bernal Díaz del Castillo, el soldado y cronista de la Conquista de México

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

Tiempo de lectura: 6 minutos

Nacido en Medina del Campo (Valladolid) en 1495, el soldado, conquistador y cronista Bernal Díaz del Castillo participó en todas las expediciones realizadas a México y escribió la famosa “Historia verdadera de la conquista de Nueva España” que narra la conquista del imperio azteca en la que participó como soldado de Hernán Cortés.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Posteriormente participó en la conquista de Honduras para asentarse definitivamente en Guatemala, ciudad de la que fue regidor hasta su muerte en 1584.

Bernal Díaz del Castillo, el soldado y cronista de la Conquista de México

Nada conocemos de la juventud de Bernal Díaz hasta que en 1514 partió de España en la expedición de  Pedrarias Dávila con el cual permanecería en su gobernación de la cabecera de Tierra Firme por poco tiempo, y es que a los tres o cuatro meses de llegar, una peste mató a muchos hombres por lo que Bernal Díaz, insatisfecho de su estancia en estas tierras del Darién, tanto por los escasos ingresos económicos como por las disensiones imperantes entre Pedrarias y Vasco Núñez de Balboa, obtuvo autorización del segoviano para trasladarse con otros compañeros a la isla de Cuba (Santiago), donde gobernaba Diego Velázquez de Cuéllar.

Las primeras expediciones al Yucatán

Cuando Bernal Díaz llevaba ya dos años residiendo en Cuba se asoció con otros soldados para la expedición de Francisco Hernández de Córdoba en 1517, en la que descubrieron México (Yucatán). La expedición, plagada de desencuentros con los indígenas fue un fracaso y Hernández de Córdoba acabo muriendo, pero sirvió para perfilar la costa del Yucatán y obtener las primera informaciones del territorio mexicano

Diego Velázquez organizó una segunda expedición a México poniendo al frente de la misma a su paisano a Juan de Grijalva e invitó a tomar parte en la misma a Bernal Díaz resultando un nuevo fracaso debido a la incompetencia de su comandante, lo que no impidió la participación de Bernal en nuevas empresas

Conquistador con Hernán Cortés

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

El inquebrantable ánimo de Bernal Díaz le hizo participar junto a Hernán Cortés en su expedición y campañas para la conquista de México. Combatió en las duras jornadas de México de 1520 y 1521 y aunque no participó en las expediciones colonizadoras interiores, sí intervino contra su paisano Narváez , en toda la preparación del asedio a la capital y huyó de México en la «Noche Triste». Narra con orgullo haberse hallado en 114 batallas, de ellas 80 en el sitio de México.

Después de participar en varias expediciones, entre otras en la de Honduras, de penosos resultados, solicitó como vecino de Coatzacoalcos, un repartimiento perpetuo que le negó el factor Salazar, pese a lo cual ordenó romper el hierro con que se marcaba a los indios como esclavos y pidió al presidente de la segunda Audiencia que suprimiese tal costumbre en Nueva España.

Regidor perpetuo de Guatemala

Tras comprobar que era imposible adquirir nuevas encomiendas en Indias si éstas no llegaban concedidas de España, Bernal Díaz decidió trasladarse a la península en 1540 con el fin de compensar las pérdidas en Tabasco y Chiapas y como resultado de este viaje y aunque con retraso, se le encomendaron los pueblos indios de Sacatepequez, Joanagazapa y Mistán.

En 1542 fijó su residencia en Guatemala y en 1549 ya se hallaba plenamente integrado en la misma. Allí se casó y tuvo nueve hijos. Un año después viajó nuevamente a España para asistir a la Junta de Valladolid como conquistador más antiguo de Nueva España, donde defendió la perpetuidad de las encomiendas en América. En este viaje sólo consiguió algunas promesas que no cumplió después el presidente de la Audiencia de Guatemala

Ese año de 1550 Bernal Díaz era un ciudadano bien considerado en Guatemala. Buen conversador, le gustaba recordar sus antiguas hazañas. Era austero, de pocas carnes y dormía frecuentemente sobre tablas. Era buen comedor y desayunaba chocolate.

Desde 1552 Bernal Díaz del Castillo fue regidor perpetuo de Guatemala hasta 1584 que no pudo firmar, pues «ya no veía», haciéndolo en su lugar el secretario Juan de Guevara.

Escasa formación intelectual

La formación de Bernal Díaz debía comprender lo que en la época se denominaba como “cartilla y péñola” y hoy día leer y escribir.

El mismo Bernal reconoce su escasa formación intelectual (“Perdónenme sus mercedes, que no lo sé mejor decir”, pues mis palabras son “tan groseras y sin primor”), pero era un hombre que no se arredraba ante nada y tuvo la fuerza y voluntad suficiente para llevar a cabo su obra aunque en ella consten numerosas faltas de ortografía

Bernal Díaz escribe la historia verdadera de la conquista de la Nueva España

Se ha afirmado sin demasiado fundamento que la aparición del libro de López de Gómara Historia de las Indias y conquista de México impulsó a Bernal a escribir su Historia verdadera… No es cierta esta afirmación, pues antes de que aquél se publicase (1552), ya el medinés trabajaba en el suyo (1551), aunque no se publica hasta 1632. Los motivos que conjeturadamente lo impulsaron a escribir si “Historia..” son los siguientes:

1)      El buen recuerdo que tenía de hechos.

2)      El orgullo que sentía por  sus hazañas y quería hacer partícipes de las mismas a sus hijos y éstos se sintieran igualmente orgullosos de los méritos del padre:

“Para que digan en los tiempos venideros: ESTO HIZO BERNAL DIAZ DEL CASTILLO; para que sus hijos y descendientes gocen las loas de sus heroicos hechos… como agora vemos las fa¬mas y blasones que hay de tiempos pasados de valerosos capitanes, y aun de muchos castellanos y señores de vasallos…”.

3)      Su intención de completar y acreditar las pruebas de méritos que anteriormente había hecho ante el Consejo de Indias

4)      Pretendía dar cifras reales y narrar hechos concretos de la conquista, pues se estaban según él deformando las gestas indianas y cada vez eran más agrias las tintas con las que se enjuiciaba la acción conquistadora.

5)      Replicar al cronista  López de Gomara, cuyos relatos ensalzaban en exceso a Hernán Cortés, olvidando la colaboración primordial que habían tenido todos los hombres que le acompañaron. En el mismo sentido replicar a Cortés por sus autoalabanzas en las Cartas al Emperador que estaban teniendo una enorme difusión

6)      Bernal reivindicaba para sus compañeros incluyendo ciertas acciones que o bien se negaban o no se les concedía la importancia que realmente tuvieron. Fue amigo de Cortés, pero intentaba realzar el protagonismo de los soldados anónimos de la conquista, dando a conocer las acciones destacadas de cada uno.  Persevera en demostrar que la conquista fue una obra conjunta de los soldados y del caudillo.

Las acciones narradas comienzan en 1514 y terminan en 1568. Sin embargo, el interés se centra en los hechos acaecidos entre 1517 y 1521, especialmente en los dos últimos que coinciden con la conquista de México por Cortés y sus compañeros. Pero Bernal no se quedó en la conquista, sino que siguió narrando los avances de la colonización española hasta los años en que escribía su Historia… Redactó 214 capítulos.

La parte más interesante de la crónica la constituyen los ciento treinta y siete capítulos que narran la epopeya de Cortés desde su designación para la conquista hasta la rendición de Coactemoc. Se nos refleja en la misma Bernal, como uno de los grandes narradores de la Historia.

Valoración de la Historia verdadera… obra excepcional

Constituye una obra fundamental para la historia americana y española y es fuente imprescindible para el estudio de la conquista de México, debido al caudal de información que recoge. Ni a Hernán Cortés en sus magníficas Cartas de Relación se le concede igual autoridad y crédito que a Bernal Díaz, verdadero historiador de la conquista de México.

El autor demuestra poseer una memoria excepcional, dado que después de medio siglo recuerda no sólo los nombres de los hombres de armas de la conquista, sino también su origen, sus rasgos físicos y condiciones personales. Hoy se valora la obra del medinés como una gran aportación bibliográfica y una creación literaria excepcional.

Afortunadamente y gracias al éxito de su crónica, Bernal Díaz del Castillo ha sido ampliamente recordado y es un personaje esencial en la Historia de España y de América. Guatemala, su último destino y lugar donde murió, lo recuerda con un precioso monumento en la céntrica Plaza de España de la ciudad.

Autor: Ignacio del Pozo Gutiérrez para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Bibliografía:

Bernal Díaz del Castillo ,  Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España,   Plaza & Janes., Barcelona, (1998)

Carmelo Sáenz de Santa María  Historia de una historia, Bernal Díaz del Castillo. Madrid: Insituto Gonzalo Fernández de Oviedo, 1984

Andrés de Tapia, Relación de algunas cosas de las que acaecieron al muy ilustre señor don Hernando Cortés, marqués del Valle, desde que se determinó ir a descubrir tierra en la Tierra Firme del Mar Océano. Madrid: Crónicas de América, edición de Germán Vázquez, Historia 16.

Robert B. Cunninghame Graham  “Bernal Díaz del Castillo”: Editorial Renacimiento 2011

Eufemio Lorenzo Sanz, Castilla y León en América: descubridores, conquistadores y colonizadores; Editorial Ámbito 1985