Alonso de Ojeda, el primer español en América del Sur

¡Valora este artículo!
[Total: 66 Media: 4.9]
Tiempo de lectura: 5 minutos

El 18 de mayo de 1499 zarpó del Puerto de Santa María la expedición de Alonso de Ojeda que tuvo como objetivo explorar las costas de Tierra Firme americana (continental). En el viaje lo acompañan dos hombres fundamentales en la historia americana: Américo Vespuccio y Juan de la Cosa, y será en esta expedición cuando nazca el nombre de un gran país: Venezuela.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

El conquense Alonso de Ojeda participó siendo muy joven en las tropas que luchaban por la reconquista de Granada trabando amistad con un personaje que sería clave en su futuro:  Juan Rodríguez Fonseca, capellán real, obispo de Badajoz, Córdoba, Palencia y Burgos y presidente de la Junta de Indias (posterior Consejo de Indias), organismo administrador de la política colonial castellana en las Indias.

Segundo viaje de Colón

Gracias a los oficios de Fonseca Ojeda consiguió formar parte del Segundo Viaje de Colón durante el cual se exploró la región de Cibao en la Isla de La Española, obteniéndose en tal lugar primeras muestras del oro de las Indias enviadas por Colón a los Reyes Católicos, junto con un memorial donde ensalzaba la riqueza de las islas descubiertas. En la provincia de Maguana, capturó al cacique local sublevado llamado Caonabó de una forma ingeniosa: Ojeda concertó una entrevista con él y en el transcurso de la misma que mantuvieron le ofreció como regalo unos grilletes de latón. Cuando Caonabó se vio inmovilizado, lo subió a su caballo y se lo llevó ante Cristobal Colón.

Tras enemistarse con Colón, en 1497 Ojeda estaba de regreso en España donde se aprovechó de la desfavorable coyuntura en que se encontraba Colón por la desconfianza generada en la Corte por sus actos y nuevamente de la influencia del Obispo Fonseca del que obtuvo la misión real de comandar una expedición al Nuevo Mundo con la finalidad de comprobar y certificar las actuaciones y descubrimientos de Colón. Fue una de las primeras personas a la que se le autorizó el viaje a las Indias rompiendo el “monopolio” de los Colón.

El viaje de Alonso de Ojeda

La expedición de Alonso  de Ojeda se inició en  el Puerto  de Santa María el 18 de mayo de 1499, desde donde se encaminó a  la costa africana. Posteriormente fue acusado Ojeda de haber vendido armas y pólvora a los  moros  de Safi (Marruecos)  y de haberse  apropiado de diferentes bastimentos en las islas Canarias.

Sea como fuere, Ojeda  conocía  la  derrota  y  cartas  trazadas  durante  el  tercer  viaje  de Colón,  y  decidió  seguir una  vía parecida  aunque  más próxima a  la línea  ecuatorial, y así a los veinticinco días de abandonar  las Canarias avistaron  el continente  americano, más al sudeste de donde lo había hecho Colón, frente a las Guayanas,  procediendo a costear  la tierra firme pasando por el  extenso delta del Orinoco en el Atlántico,  para llegar después  al Golfo de Paria,  dejando  por estribor  la isla de Trinidad.

Después de  mantener  relaciones pacíficas con los indígenas de las riberas,  siguieron hacia poniente de la tierra  firme,  se metieron  por las Bocas del Dragón,  entre  aquella  isla y la península  de  Paria, y ya en  pleno  Mar Caribe, navegaron   a  largo de la costa continental  y se detuvieron en la isla la Margarita,  cuyo interior  reconocieron,  para  hacerlo  más tarde  en Chichiriviche, al sur  de la isla de Bonaire  y no lejos del actual Puerto  Cabello,  donde sostuvieron  escaramuzas con los naturales.  Pasaron  también a la isla de Curaçao,  que bautizaron  de los Gigantes,  y hacia el 9 de agosto, navegando  entre  la isla de Aruba y la península  de Paraguaná,  hallaron un hermoso golfo en cuya ribera occidental llamó la  atención de los españoles un  poblado palafítico.

El nombre de Venezuela

Fue adentrándose en ese golfo que los aborígenes llamaban Coquivacoa (entre la península de Paraguaná y la de La Goajira), donde la expedición vio por primera vez los palafitos (casas con viviendas construidas sobre  estacas hincadas en el fondo  del agua),  lo que sugirió a Américo Vespucio,  el  recuerdo  de Venecia,  razón  del diminutivo Venezuela  que hoy da  nombre  al gran país sudamericano.

Ha existido siempre cierto debate sobre si fue de la Cosa o Vespuccio (siempre que aparece este hombre hay algún tipo de litigio) el que puso el nombre de Venezuela y en tal sentido lo único que cabe afirmar es que la primera vez que se escribe el vocablo Venezuela para designar el golfo de Coquivacoa es en el famoso mapa de 1500 (Planisferio), trazado y dibujado por Juan de la Cosa, un verdadero cartógrafo, a su regreso de la expedición con Ojeda. Este es el primer mapa de las costas americanas del que se tenga noticia.

Por el mismo motivo y a pesar de resultar más que evidente que Ojeda utilizó las derrotas de Colón,  se ha de atribuir  a  Ojeda  el avistamiento  de una  zona  continental  que  abarca aproximadamente desde los 5° de latitud Norte,  en el actual territorio  de las Guayanas, hasta  el delta  del Orinoco,  ya  observado por  Colón en su tercer viaje, sobre los  9° por  encima de la línea equinoccial; la primera  exploración  por el interior  de la isla Margarita  y el descubrimiento  de las costas e islas que las cartas geográficas   representan   desde  la  península  venezolana  de  Araya  hasta  el colombiano   cabo de la Vela.  Fue por tanto Alonso de Ojeda el primer español  que puso un pie en la América  del Sur.

Muerte de Juan de la Cosa

En 1508  la conocida Junta de Burgos  acordó la colonización de Tierrafirme, dividiéndola en dos gobernaciones, la de Veragua (actual Panamá y donde se fundó la primera ciudad americana: Santa María la Antigua del Darién) y la de Urabá o Nueva Andalucía. La última de estas le correspondió a Ojeda (Veragua fue para Diego de Nicuesa) y es la actual costa colombiana comprendida entre el Cabo de la Vela y el Golfo de Urabá.

Ojeda con cuatro barcos y 220 hombres zarpó de Santo Domingo el 10 de noviembre de 1509 nuevamente en compañía de Juan de la Cosa.  Desembarcaron cerca de la actual Cartagena de Indias  siendo atacados por los indígenas en el poblado de Turbaco, resultando muerto murió el famoso cartógrafo santoñés Juan de la Cosa. Posteriormente fundaría el Fuerte de San Sebastián de Urabá., en el Golfo del mismo nombre siendo éste el cuarto emplazamiento español en Tierrafirme.

Ojeda sería nombrado gobernador en dos ocasiones y tras una agitada vida con más expediciones y conflictos decidió ingresar en el Convento de franciscanos de Santo Domingo en La Española, donde murió a principios de 1516.

Autor: Ignacio del Pozo Gutiérrez para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía:

Guillermo Morón: “Los orígenes históricos de Venezuela”. Madrid, C.S.I.C., 1954,

Demetrio Ramos “Algunas cuestiones de fondo en el descubrimiento de América”. Diputación Provincial de Granada 1990

Gonzalo Fernández de Oviedo, “Historia general y natural de las Indias”, Madrid, Editorial Atlas, 1992

; Istvan Szászdi León-Borja, “Los viajes de rescate de Ojeda y las rutas comerciales indias”, Santo Domingo, Fundación García Arévalo, 2001

Antonio Jiménez- Landi Martínez “Alonso de Ojeda”.  Editorial Aguilar 1966

José Mallorquí   “Alonso de Ojeda.El Precursor”. .Editorial Molino 1942