Dilectus, el reclutamiento Romano en la época Republicana

¡Valora este artículo!
[Total: 40 Media: 3.9]
Tiempo de lectura: 4 minutos

La historia de la Roma antigua está inseparablemente ligada a la historia de su ejército. Un ejército que atravesó diferentes fases al mismo tiempo que se iban desarrollando la política, la economía y la sociedad romanas.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Desde la milicia de estilo hoplítico formada durante el período monárquico hasta el ejército profesional del principado pasaron cientos de años y decenas de conflictos bélicos y sociales que moldearían las características del instrumento que sirvió para que el estado romano pasase de ser una pequeña ciudad-estado en el centro de Italia a ser un imperio de dimensiones extracontinentales.

Dilectus, el reclutamiento Romano en la época Republicana

Para poder conocer las características del ejército que creó uno de los mayores imperios de la antigüedad es necesario comenzar por conocer cómo eran reclutados los hombres que formarían parte de esa máquina letal de conquista que era el ejército romano. Este reclutamiento cambiaría con el paso de la República al Principado, ya que se pasó de un ejército compuesto por milicias a un ejército profesional.

Los ejércitos romanos durante el periodo republicano se reclutaron mediante el sistema conocido como dilectus que, literalmente, significa la elección. Este tipo de reclutamiento consistía en llamar a filas a todos los hombres en edad militar, es decir, los que se encontraban entre los 17 y los 46 años y los que tuviesen una riqueza mínima que establecía el estado romano. Los ciudadanos que cumplían este requisito eran conocidos como adsidui y no es casualidad que estos soldados salgan de las cinco classes de la constitución serviana que había establecido una división timocrática de la sociedad.

Puesto que los adsidui eran aquellos ciudadanos que superaban el censo, hay que preguntarse cuál era el mínimo requerido por el estado. Se considera que antes de la II Guerra Púnica (218-201 a.C.) rondaría los 11.000 o 12.000 asses, una cantidad que no sería difícil de alcanzar para la mayoría de los pequeños ciudadanos propietarios. Sin embargo hay que tener en cuenta que Polibio escribe hacia el 160 a.C., una fecha en la cual el censo mínimo habría bajado hasta los 4.000 asses por las derrotas en la II Guerra Púnica, provocando que una medida excepcional se convirtiese en la norma durante las siguientes décadas.

Cuando un ciudadano romano se encontraba por debajo de este censo mínimo se le consideraba un proletarius, formando parte de los capite censi, el censo por cabezas. Sin embargo, no hay que pensar que no pudiesen ser reclutados en ocasiones de excepcionalidad. Para ello existía un complemento al dilectus llamado tumultus que consistía en realizar un reclutamiento extraordinario entre los proletarii e incluso entre los esclavos si la situación lo requería.

Se podría decir, por tanto, que la obligación que tienen los ciudadanos romanos de servir al estado y de defenderlo no es ajena al grupo de proletarii, sino que simplemente no se ven obligados a cumplirla al no poder procurarse su propio equipo puesto que el estado romano no procuraba el equipamiento a sus soldados.

En cuanto al tiempo de servicio de cada soldado: tras ser reclutado, según Polibio, serían 16 años para un soldado de infantería y diez años para un eques, aunque es probable que estas cifras solo señalen los máximos años que un soldado podía servir y no la norma. En cualquier caso no hay constancia de que los años de servicio fuesen seguidos, ya que un ciudadano romano podía ser llamado a filas un año pero no el siguiente.

Dependiendo de la época, tanto el tiempo como la cantidad de veces que un ciudadano podía ser reclutado variarían según las circunstancias del momento.

Autor: Miguel López para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía:

FUENTES CLÁSICAS

Cicerón, De Republica, Barcelona, Editorial Gredos.

Polibio, Historias, Libro VI, Barcelona, Editorial Gredos.

HISTORIOGRAFÍA MODERNA

Erdkamp, P. (2007), A companion to the Roman army, Oxford, Blakwell Publishing.

Gabba, E. (1987), Esercito e societá nella tarda Repubblica Romana, Florencia, La Nueva Italia.

Keppie, L. (1984), The making of the Roman army. From republic to empire, Londres, Batsford.

Roldán Hervás, J.M. (2008), El ejército de la república romana, Madrid, Arco Libros.

Comentarios