Teofrasto, el exitoso discípulo de Aristóteles

¡Valora este artículo!
[Total: 15 Media: 4.1]
Tiempo de lectura: 3 minutos
La transición del mito a la ciencia es posible cuando los presocráticos, con Tales de Mileto y Anaximandro como grandes figuras, rechazan que el hombre y el mundo inteligible se puedan explicar por la intervención de los dioses.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Platón y su Academia, escuela en la que se desarrolla la “Teoría de las ideas”, un sistema de indagación del mundo inteligible, inmutable y único, que contrapone al mundo real, cambiante y múltiple, consolidan esta forma de adentrarse en la complejidad del mundo, con rigor, estudio y análisis.

Teofrasto, el exitoso discípulo de Aristóteles

En la Academia estudian dos de sus discípulos más aventajados: Aristóteles y Teofrasto, que serán los encargados de llevar un paso más allá la obra de Platón. El mundo occidental entra de la mano de estos grandes hombres de ciencia en la modernidad.

Son modernos porque estudian al hombre y la naturaleza desde premisas científicas, basándose en el ánálisis, el razonamiento y no dejándose enredar por los mitos que explican el origen de las cosas acudiendo a la irracionalidad, a los instintos.

Primeros años

Teofrasto es un muchacho inquieto que se interesa desde el principio por las plantas. Más tarde este interés temprano es el que le dirigirá hacia la botánica donde sienta los precedentes de un estudio riguroso, serio y cuidadoso de las plantas, flores, que va encontrando, y las describe de manera precisa. Originario de Lesbos, la isla del amor de la que es natural Safo, la poetisa que canta al amor libre, allí toma sus primeras clases de filosofía con Leucipo.

Movido por el afán de aprender, de avanzar en sus estudios de filosofía Atenas se lía la manta a la cabeza y se presenta en Atenas para inscribirse en la Academia de Platón. Era todavía un adolescente.

Atenas y Platón

Es en la Academia de Platón que encauza su carrera. El sistema platónico, su estilo dialogado, la profundización en el conocimiento (logos) despiertan ese espíritu curioso y crítico que nuestro hombre de Lesbos porta desde bien pequeño y que comparte con Aristóteles, continuador de la obra de Platón, aunque con sistema propio que tendrá una gran influencia los próximos 1000 años.

En la academia se dan cita literatos, matemáticos, físicos, botánicos, un grupo de filósofos y científicos que van ya revolucionar la investigación en todos los campos. Ampliarán numerosas disciplinas que hasta ese momento se encontraban en germen.

Aristóteles, amistad

El filósofo de Etagira entabla una relación plena de amistad y de estudio con el nacido en Lesbos, cuyo nombre de bautismo es Tirtamo, pero que Aristóteles cambia por el de Teofrasto(el que diserta con estilo divino). Tras la muerte de Platón, los dos se reencuentran en Lesbos y comienzan un proyecto conjunto de zoología y biología marina. Tras un periplo largo y después de haber sido tutor de Alejandro Magno, Aristóteles regresa a Atenas y funda su escuela, el Liceo.

Con el fallecimiento de Aristóteles no se termina su obra, pues le sucede al frente del Liceo y dirige la escuela peripatética los siguientes 35 años. Los peripatéticos agrupan a los seguidores del sistema aristotélico y sus intereses no se paran en la filosofía, abarcan la geología, la botánica o la física.

Obra de Teofrasto

Como seguidor del sistema aristotélico, nuestro hombre profundiza alguno de los temas que el gran Aristóteles había dejado apenas esbozado. Suyas son numerosas innovaciones en la lógica aristotélica, como suyos son los tratados de caracteres y tipos psicológicos que plasma en una de sus obras cumbres: “Caracteres”.

En el campo de la botánica escribe dos tratados: “La historia de las plantas” y “Sobre las causas de las plantas”, dos volúmenes que establecen una clasificación y descripción de más de 450 plantas.

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía para profundizar Aquí