Fadrique Alvarez de Toledo, II duque de Alba

¡Valora este artículo!
[Total: 28 Media: 3.7]
Tiempo de lectura: 4 minutos

Fadrique Alvarez de Toledo nace en 1460 en Alba de Tormes. Fue hijo de García Álvarez de Toledo, I duque de Alba de Tormes, y de María Enríquez de Quiñones, hermanastra de Juana Enríquez, la madre de Fernando el Católico. Era descendiente de Fernán Álvarez de Toledo, servidor de Pedro IV y de Enrique II.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

En 1470, año de conflictos entre los partidarios de Isabel y de Juana, Enrique IV otorga a García Álvarez, su padre, el ducado de Alba de Tormes con el objetivo de ganar su apoyo a la causa de su hija Juana. En 1476 participó activamente en la guerra contra Portugal, ganando la batalla de Toro a favor de Isabel y Fernando. El ducado de Alba fue el escenario y los soldados del duque permanecieron fieles en las filas de Isabel.

Fadrique Alvarez de Toledo, II duque de Alba

En 1480 se casa con Isabel de Zúñiga, hija de Álvaro de Zúñiga, el antiguo duque de Arévalo, consiguiendo atraer al duque hacia la posición de los Reyes. En 1488, al morir su padre, le sucede en el ducado como II duque de Alba de Tormes.

En la guerra de Granada jugó un papel importante, ganando fama militar y asumiendo la capitanía general de la frontera. El 25 de noviembre de 1491 Fadrique se encargaba de firmar, en nombre de los Reyes, las capitulaciones que significaban la entrega de la ciudad. Fadrique siempre estuvo al lado de los Reyes Católicos como fiel servidor. El rey Fernando contaba con él por ser su primo carnal.

En 1503 Fadrique acude con sus tropas al Rosellón para defenderlo ante los franceses, que habían invadido el territorio como consecuencia de la guerra de Nápoles. Luis XII de Francia decide invadir el Rosellón cercando la fortaleza de Salses. Fadrique, por orden del rey Fernando, consigue levantar el cerco y hace retroceder a los franceses. Después de la muerte de la reina Isabel, durante la época de incertidumbre en Castilla por la venida de Felipe el Hermoso y su incumplimiento del testamento de la reina Isabel, Fadrique se colocará al lado del rey Fernando, a pesar de que la mayoría de la nobleza castellana apoyará al archiduque Felipe como nuevo rey de Castilla.

Una vez decidido el relevo tras la derrota de Fernando (Concordia de Villafáfila de 1506), Fadrique acompaña a este hasta Nápoles, abandonando Castilla en manos de su yerno y de su hija Juana la Loca. Fadrique fue uno de los pocos nobles que siguió al lado de Fernando y el personaje más digno, reconocido por el monarca y por los grandes. Vuelve la situación de desgobierno en Castilla tras la muerte repentina de Felipe el Hermoso. El cardenal Cisneros, regente provisional del gobierno, solicita al rey Fernando el regreso a Castilla como gobernador, de acuerdo con el testamento de la reina Isabel. Fadrique vuelve a Castilla con Fernando y colabora en las funciones del gobierno hasta su muerte.

En 1510 muere su hijo García en la expedición militar de 11 000 hombres contra los moros organizada con el fin de afianzar el dominio español en el Mediterráneo. Tras la conquista de Trípoli fracasó en la batalla de la isla de Gelves, en el norte de África. La muerte del hijo de Fadrique produjo una gran conmoción en la corte del rey Fernando. En 1516 Fadrique participó en la conquista de Navarra, incorporándola a Castilla sin necesidad de usar armas, sino mediante pactos.

En 1517, cuando vino Carlos V a España, una vez que el cardenal Cisneros había fallecido, Fadrique fue el principal noble en la recepción que se brindó al nuevo rey Carlos V en Valladolid. Carlos mostró su confianza en Fadrique incorporándole a su séquito. En 1519 Fadrique recibe el primer Toisón de Oro de manos de Carlos V, después de acompañarle a Barcelona, por su contribución al mantenimiento de un clima favorable al nuevo monarca. Al año siguiente accede a la grandeza de España, lo que le permite permanecer cubierto delante del soberano.

Viaja a Alemania para asistir a la proclamación de Carlos V como rey de romanos y visita Flandes junto al ya emperador. Regresa a Castilla cuando estalla la revuelta de los comuneros y dirige el ejército imperial para reducir la rebelión. Ya siendo mayor se volcó en preparar a su nieto Fernando con un equipo de educadores para que estuviera bien formado cuando heredara el ducado con el título de III duque de Alba.

En 1526 asistió a la recepción de la emperatriz Isabel de Portugal, esposa de Carlos V, y acompañó a los nuevos esposos en su viaje a Sevilla. El 18 de octubre de 1531, una vez retirado, fallece en su villa natal de Alba de Tormes.

Autor: Yutaka Suzuki para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía:

Yutaka Suzuki  Personajes del siglo XV, Orígenes del Imperio español. ISBN: 9788460690399