El pilum romano: el arma arrojadiza que rompía los escudos

El pilum era el arma arrojadiza del legionario romano. Consistía en una lanza de unos dos metros de longitud, con un asta de madera y una punta de acero muy afilada. Había dos tipos de pilum: el pesado y el ligero. El pilum se lanzaba a unos 15 o 30 metros del enemigo, con el objetivo de atravesar su escudo y herirlo. El pilum tenía la particularidad de que su vara metálica se doblaba al impactar, impidiendo que el enemigo lo devolviera o lo usara. El pilum era un arma efectiva y temida por los adversarios de Roma.

El pilum romano: el arma arrojadiza que rompía los escudos

El origen del pilum se remonta al siglo IV a.C., cuando los romanos adoptaron la lanza arrojadiza de los etruscos y la perfeccionaron. El pilum se convirtió en el arma básica del legionario junto con la espada (gladius), sustituyendo al hasta (lanza larga) y al verutum (jabalina corta).

El pilum sufrió varias modificaciones a lo largo del tiempo. En la época republicana, el pilum tenía una vara metálica larga y fina que se doblaba fácilmente al impactar contra el escudo enemigo. Esto hacía que el escudo quedara inutilizado por el peso del metal y dificultara la defensa o la huida del adversario.

En la época imperial, el pilum tuvo una vara metálica más corta y gruesa que se doblaba menos pero penetraba más profundamente en el escudo o en el cuerpo del enemigo. Esto hacía que fuera más difícil de extraer y causara más daño.

Además, había dos tipos de pilum según su peso: el pesado (pilum grave) y el ligero (pilum leve).

El pilum leve:

Consistía en un asta de madera, una punta de hierro y un vástago de hierro. El asta de madera tenía un diámetro de alrededor de 1,3 cm en la parte superior y se estrechaba hacia la parte inferior. La punta de hierro era una hoja triangular de aproximadamente 11 cm de largo, que se afilaba en ambos lados. El vástago de hierro era una espiga cuadrada y plana que se unía a la parte inferior de la punta de hierro y que se proyectaba hacia abajo en ángulo recto.

Páginas: 1 2

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies