Mujeres Piratas: Anne Bonny y Mary Read

¡Valora este artículo!
[Total: 30 Media: 4.6]
Tiempo de lectura: 5 minutos

Anne Bonny y Mary Read fueron dos de las figuras más destacadas de la llamada Edad de Oro de la Piratería. Ambas mujeres piratas navegaron bajo el pabellón del capitán Jack Rackham y participaron en diversos asaltos y abordajes, abriéndose camino en un mundo que parecía reservado únicamente a los hombres.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Es posible que fueran más las mujeres que en el siglo XVIII decidieran dedicarse a la piratería. Como afirma Sara Lorimer, en un tiempo en que la función de la mujer se reducía al ámbito doméstico,

“la piratería le ofrecía todo lo que se le negaba en tierra”.

Sin embargo solo puede confirmarse la existencia de dos de ellas, la irlandesa Anne Bonny y la inglesa Mary Read.

Mujeres Piratas

El historiador David Cordingly señala lo difícil que debió resultar para ellas abrirse camino en un mundo dominado por la violencia y la crueldad, en el que las mujeres eran consideradas meros objetos de placer y diversión. Su caso fue completamente excepcional ya que, por regla general, no tenían permitido el acceso a los barcos piratas. Un ejemplo de esta norma la encontramos en el código redactado por el capitán Bartholomew Roberts, quien escribió:

“No se permitirá la entrada de ningún niño ni mujer. Si se hallara a un hombre seduciendo a una de ellas, y la embarcara vestida de hombre, se le condenará a muerte”.

A esa prohibición se unían ciertas supersticiones como la que afirmaba que llevar mujeres a bordo traía mala suerte.

Mujeres Piratas: Anne Bonny

Anne nació en 1698 en Irlanda, como hija natural del abogado William Cormac y su criada, Mary Brennan. Su padre le proporcionó una vida acomodada y una esmerada educación, pero ella mostró desde muy joven un carácter impulsivo y violento. A los veinte años decidió casarse con John Bonny, un humilde marinero que vio en ella una buena oportunidad para enriquecerse. Cuando William descubrió sus intenciones, desheredó a su hija y la expulsó de casa.

Anne se trasladó junto a su marido a New Providence y aprovechó sus largas ausencias para frecuentar las tabernas locales. Su belleza y fuerte carácter la hicieron muy popular en la isla pero también la llevaron a participar en varias reyertas. Entre ellas destaca la protagonizada con la española María Vargas, a quien retó a un duelo a muerte para ganarse su lugar junto a Chikdley Bayard, uno de los hombres más ricos del Caribe.

En 1719 conoció a quien sería su compañero más famoso, el capitán pirata Jack Rackham. Ambos decidieron casarse y cuando Anne fue acusada de adulterio él se ofreció a sacarla de la isla aceptándola en su tripulación. Junto a ella regresó a la vida de piratería, asaltando barcos mercantes por toda la costa de Jamaica. Anne participó activamente en los abordajes y su valentía le permitió ganarse el respeto de sus compañeros. Cuando quedó embarazada, Jack la dejó en Cuba al cuidado de unos familiares y volvió a buscarla tras haber dado a luz.

Un tiempo después capturaron un barco en el que viajaba, disfrazada de hombre, otra mujer, Mary Read.

Mujeres Piratas: Mary Read

De origen inglés, Mary nació entre 1685 y 1690. Su padre desapareció en el mar al poco de casarse y su madre la hizo pasar por un niño durante sus primeros años de vida. Tras servir un tiempo en casa de una dama francesa, decidió vestirse de hombre y viajar a Flandes, donde se alistó en un regimiento de infantería. Aquí se enamoró de uno de sus compañeros con quien finalmente se casó. Pero su marido murió siendo muy joven y Mary, pasando por una mala situación económica, se trasladó a Holanda.

Tras servir un tiempo en el ejército desertó e ingresó como marinero en un barco que se dirigía a las Antillas. Durante su travesía, el navío fue abordado por varios piratas al mando de Jack Rackham que la aceptó en su tripulación. Durante un tiempo, Mary continuó haciéndose pasar por un hombre y entabló una estrecha amistad con Anne. Esto despertó los celos de Jack que llegó a amenazar de muerte a quien creía el amante de su esposa. Ante esta situación, Mary no tuvo más remedio que sincerarse.

Entre sus acciones destaca la protagonizada para salvar la vida del hombre del que se había enamorado. Cuando este fue retado a un duelo por otro pirata, Mary, temiendo que perdiera la vida en el enfrentamiento, decidió ocupar su lugar. Ambos desembarcaron y tras una lucha a espada y pistola logró abatirle de un disparo en la cabeza.

Captura y juicio de las Mujeres Piratas

La vida de piratería de Anne y Mary, al igual que la del resto de sus compañeros, terminó el 20 de octubre de 1720 en la bahía de Negril. Tras realizar varios asaltos a barcos y poblaciones, fueron capturados por dos navíos armados a las órdenes de Jonathan Barnet.

Según el relato legendario, las dos mujeres lucharon fieramente por defender el barco mientras que sus compañeros, en su mayoría ebrios, permanecían refugiados en la parte inferior. Su actitud enfureció a Mary que los llamó a la lucha. Al no recibir respuesta disparó contra la bodega provocando una gran explosión.

Finalmente los piratas fueron apresados y juzgados. Anne y Mary fueron condenadas a muerte pero nada más dictarse la sentencia declararon estar embarazadas. Como las leyes inglesas no permitían su ejecución, esta fue aplazada a la espera de que dieran a luz.

Mary no volvió a salir de prisión. Allí enfermó y murió siendo enterrada el 28 de abril de 1721. Sobre el final de Anne existen varias teorías. Unos afirman que, al igual que Mary, murió en prisión. Otros que logró fugarse y regresar a la vida de piratería. Pero la creencia más aceptada es que su padre se sirvió de su influencia para liberarla. Fue llevada a Charleston donde se casó con un hombre respetable y disfrutó de una vida tranquila hasta los 84 años.

Autor: Carolina Álvarez Díaz para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía:

-CÁNOVAS SÁNCHEZ, B., Mujeres en la mar, Revista general de Marina, Dialnet, Junio de 2016.

-CORDINGLY, D., Mujeres en el mar. Capitanas, Corsarias, Esposas y Rameras, Barcelona, EDHASA, 2003.

-DEFOE, D., Historia general de los robos y asesinatos de los más famosos piratas , Madrid, Valdemar, 1999.

-EARLE, P., Piratas en Guerra, Barcelona, Editorial Melusina S.L., 2004.

-MASIÁ DE ROS, A., Historia General de la Piratería, Barcelona, Editorial Mateu, 1959.

-MIGUENS, S., Breve Historia de los Piratas, Corsarios, Bucaneros y Filibusteros, Madrid, Ediciones Nawtilus, 2010

-ROBERTSON, S., La vida de los piratas contada por ellos mismos, por sus víctimas y por sus perseguidores, Barcelona, CRITICA, 2010.