Wifredo I, el Velloso

¡Valora este artículo!
[Total: 33 Media: 3.8]

Wifredo I, el Velloso (874-897) fue Conde de Barcelona. De familia goda procedente de Carcasona, era hijo de Sunifredo, conde de Urgell. Cuando éste murió no heredó el condado por ser menor de edad.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Durante de las rebeliones de los condes francos contra su Rey, Carlos el Calvo, la familia de Wifredo se mantuvo leal al Monarca. Carlos el Calvo recompensó a Wifredo, en 870, con el condado de Urgell, y a su hermano Miró, con los de Cerdanya (Cataluña) y Conflent (Pirineos franceses).

Wifredo I, el Velloso

En 877, Carlos el Calvo, que heredó la dignidad imperial, promulgó la Capitular de Kiersy sur Oise, por la que declaraba hereditarios los beneficios, con lo que privaba a la Monarquía del medio represivo más fuerte que tenía contra los levantiscos nobles. Hasta ese momento, los condes de la Marca tenían sus condados a titulo de beneficio (de ahí su nombre de “beneficiarios”) y eran removibles, pero, desde la promulgación de la Capitular el beneficio se convertía en hereditario.

Wifredo y Miró se enfrentaron a Bernardo de Goitia cuando éste se sublevó contra el Rey. En 878, Luis II el Tartamudo entregó a Wifredo el condado de Barcelona, manteniendo el de Urgell, y a su hermano Miró lo confirmó en los de Cerdanya y Conflent. Estos condados, al ser por primera vez hereditarios, constituyeron la base del nacimiento de Cataluña, cuyos condes supieron aprovechar en beneficio propio el desmoronamiento del Imperio Carolingio.

Con el transcurso de los años, el territorio de Wifredo se incrementó. En 894, heredó el condado de Gerona que pertenecía al conde Bela. En 895, la muerte de su hermano Miró le proporcionó los condados de Cerdanya y Conflent. Arrebató a los musulmanes el Montserrat, Manresa, Vich y Cardona, donde mandó construir una fortaleza. Wifredo llegó a gobernar una zona bastante extensa.

La figura de Wifredo ha sido agrandada por la leyenda. Su sobrenombre de el Velloso o el Piloso parece referirse a una condición física de su persona, por haber sido muy peludo, aunque el nombre también puede proceder de comes pilosus, título que en aquella época se daba al Señor de una tierra inculta, cubierta de bosques, matorrales y casi despoblada, descripción que correspondía a las tierras que gobernaba Wifredo. La leyenda dice que ayudó al Rey franco, Carlos el Calvo, a vencer a los normandos, y que éste premió al conde con un escudo de armas mojando los dedos en la sangre de la herida que Wifredo recibió en el combate. Con los dedos ensangrentados, el Rey franco dibujó cuatro barras sobre el lienzo dorado de la tienda donde yacía herido Wifredo. Sin embargo, parece que las barras rojas y amarillas empezaron a usarse en el Reinado de Pedro II el Católico (1196-1212) con motivo de las relaciones que este Rey mantuvo con la Corte Pontificia, puesto que el rojo y el amarillo alternados, son los colores de las bulas papales, así como los de las Basílicas Pontificias.

Era una época de desarrollo y expansión territorial que coincidió con un período de paz con los musulmanes, lo que convirtió al condado de Barcelona en un importante centro de intercambio cultural entre Francia y Al-Ándalus. La riqueza generada por el comercio permitió a Wifredo erigir varios monasterios, entre los que destacan el de Ripoll y el de San Juan de las Abadesas (Gerona).

La paz y la prosperidad de que gozaba el condado fue la causa que provocó la desconfianza de los Gobernadores musulmanes de la Marca Superior[1], que veían alarmados el crecimiento de un nuevo poder. Los Banu Qasi, previniendo un ataque del conde catalán, fortificaron Lérida en 882; aunque Wifredo atacó las nuevas fortificaciones en 884, fue rechazado. Se produjeron nuevos enfrentamientos entre musulmanes y catalanes. En 897, Lope ben Muhammad, de los Banu Qasi, atacó Barcelona. En el enfrentamiento, el mismo Lope asestó un lanzazo a Wifredo, que cayó mortalmente herido. El conde falleció el 11 de agosto del 897.

Wifredo se casó con la Princesa carolingia, Winidilda, de la que tuvo cinco hijos y cuatro hijas. A su hijo primogénito, Wifredo Borrell, le dejó el condado de Barcelona; a Miró, los de Cerdanya y Conflent; a Sunifredo, el de Urgell; a Sunyer, el de Besalú (Gerona); Rodulfo fue Obispo. De las hijas, Emón y Cixilona, al parecer, fueron monjas; de Ermisenda y Richildis apenas si hay noticias.

Autor: José Alberto Cepas Palanca para revistadehistoria.es

Lee más sobre el autor en:  sites.google.com/site/joseacepas/

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Mecenas

Agradecemos la donación de nuestro lector Álvaro Martínez de la Vega,  su mecenazgo desinteresado ha contribuido a que un Historiador vea publicado este Artículo Histórico.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Bibliografía

RÍOS MAZCARELLE, Manuel. Diccionario de los Reyes de España.

[1] La Marca Superior era una división administrativa y militar al Nordeste de al-Ándalus, en el valle del Ebro. Sus límites coincidían grosso modo con la Provincia romana y visigoda de la Tarraconense, comprendiendo aproximadamente el territorio incluido entre las orillas del Mediterráneo y los nacimientos de los ríos Duero y Tajo, donde empezaba la Marca Media.

Comentarios