Sodoma y Gomorra

¡Valora este artículo!
[Total: 65 Media: 3.7]
Tiempo de lectura: 6 minutos

 El registro histórico de los antiguos hebreos recoge unas de las historias más fascinantes del mundo antiguo: los viajes del patriarca Abrahán por las tierras de Canaán y más allá. Solo para reseñar la historicidad de Abrahán, diremos que en los muros de un templo de Karnac (Egipto) el faraón Sesac nos cuenta sus guerras y sus victorias en Canaán, concretamente el escriba que redactó el histórico documento llama a Canaán con el nombre de “Campo de Abrahán”, con lo cual queda muy claro que para aquellos tiempos Abrahán era un personaje real de carne y hueso por lo que hasta los mismos egipcios lo tomaron como referencia.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Sodoma y Gomorra

Dicho esto, centrémonos en la localización de una famosa ciudad mencionada en la Biblia cuyo emplazamiento es una incógnita en nuestros días, Sodoma, Gomorra y las ciudades circunvecinas. El emplazamiento tradicional de esta ciudad se ha situado en la orilla oriental del sur del mar Muerto, posiblemente bajo las aguas, los expertos y obras de consulta así lo indican, ¿pero es eso cierto? Y ¿qué tiene que ver todo esto con nuestro hombre Abrahán?

Sodoma
Sodoma

 El registro histórico de los hebreos comenta una gran hambruna que tuvo lugar en los días del patriarca, y como consecuencia Abrahán y todo su campamento se tuvieron que trasladar a Egipto en donde había abundancia de alimento. Después de un tiempo Abrahán y todo su campamento entre los que estaba su sobrino Lot abandonaron Egipto en dirección norte, atravesando el desierto llegaron hasta la población de Beer-Seba, lugar en el que Abrahán solía acampar con sus rebaños, luego prosiguieron su camino hacia el norte y llegaron a Hebrón, una vez más volvieron a levantar el campamento y llegaron hasta Betel. Betel pertenece al sistema de oasis de Jericó, por lo que Abrahán también solía detenerse aquí con sus rebaños, y fue precisamente aquí en donde los pastores de Abrahán y los pastores de Lot tuvieron disputas por el agua, tío y sobrino tenían grandes rebaños y ahora se comprobaba que ambos no podían estar juntos. Desde aquí, desde Betel, fue en donde Lot se puso a observar la tierra para ver hacia dónde podía ir.
El lugar bíblico llamado Betel estaba en el lado occidental del mar Muerto, al norte del mar Muerto, y desde aquí hasta el lugar tradicional en donde se piensa que está Sodoma (en la orilla oriental) hay más de 80 km. de distancia hacia el sur. Es importante que nos fijemos en la descripción que hace el registro histórico de los hebreos del momento en que Lot se pone a otear la tierra. Dice: “De modo que Lot alzó los ojos y vio todo el Distrito del Jordán, que todo él era una región bien regada, antes de que Jehová arruinara a Sodoma y Gomorra, como el jardín de Jehová, como la tierra de Egipto hasta Zóar. Entonces Lot escogió para sí todo el Distrito del Jordán, y Lot mudó su campamento al este. Así que se separaron el uno del otro. Abrán moró en la tierra de Canaán, pero Lot moró entre las ciudades del Distrito. Por fin asentó su tienda cerca de Sodoma”, Génesis 13:10-12.

Sodoma
Sodoma

Desde Betel Lot miró hacia el este, no hacia el sur, él contemplo todo el distrito del Jordán y puntualizó que la región estaba bien regada. Pensemos en lo siguiente: ¿cómo pudiera cualquier ser humano mirar un lugar que estaba en la orilla opuesta, a más de 80 km. de distancia y teniendo por en medio colinas y encima precisar que el lugar disponía de abundante agua? ¡Ni que Lot hubiera tenido una vista de águila! Además, en el sur del mar Muerto ya no hay río Jordán ni nada que se le parezca, aquello ya es un puro desierto, por lo que a aquella zona no se le podía describir como el distrito del Jordán. Lot tuvo que fijarse en un lugar mucho más cercano a él, un lugar que estaba hacia el este desde Betel.

Todo lo dicho tiene relación con las excavaciones que actualmente está realizando el arqueólogo británico Steve Collins en un lugar del norte del mar Muerto, en el lado oriental del Jordán, un lugar llamado Tall El-Hamam que está a poco más de 20 km. de distancia de Betel, lugar en el que Lot eligió hacia dónde marcharse.

No hace mucho la prestigiosa National Geographic realizó un documental en el que recoge las investigaciones del Dr. Collins respecto a Sodoma. El arqueólogo buscó y encontró un libro escrito durante el siglo IV por una peregrina llamada Etheria que recorrió las tierras de Palestina y Jordania. Esta mujer estuvo en lo alto del monte Nebo de Jordania, al norte del mar Muerto, donde murió Moisés, y ella dejó escrito que desde lo alto de este monte podía ver la tierra de los sodomitas, esto fue una de las cosas que motivaron al arqueólogo a hacer excavaciones en los puntos más prometedores cercanos al monte.
En uno de esos montículos conocido con el nombre de Tall El-Hamam comenzó a trabajar con las palas y los picos y ¡Eureka!, enseguida comenzaron a aparecer restos de casas mezcladas con grandes cantidades de cenizas, y lo que es más, entre las ruinas aparecieron numerosas osamentas de seres humanos. Aquella antigua población, fuera cual fuera, había sufrido una gran quema en la antigüedad y sus habitantes habían sucumbido dentro. El profesor encontró un objeto sorprendente, un trozo de cerámica que había formado parte de alguna ánfora o recipiente y que estaba completamente vidriado, una técnica que no se introdujo en la región sino hasta 1500 años más tarde, cuando ya fue posible disponer de hornos que alcanzasen tan altas temperaturas.

Sodoma
Sodoma

Lo siguiente fue comparar el trozo de cerámica vidriada de Tall El Hamam con otro trozo de piedra procedente de la zona cero de Álamo Gordo, en donde se realizó la primera prueba nuclear de la historia. Ambos restos vidriados, tan distantes entre sí, eran completamente iguales, habían sido sometidos a una elevadísima temperatura que no puede producir un fuego normal. ¿Qué fue lo que produjo el vidriado de la cerámica de Tall El Hamam?

 Steven Collins parece confuso en cuanto a lo que sucedió en esas ruinas de Jordania, según él mismo dijo “… no sé qué pensar…”. Aún se está lejos de decir que se ha encontrado la mítica ciudad de Sodoma, tienen que realizarse más estudios, pero la coincidencia del texto bíblico y las excavaciones del profesor Collins resultan prometedoras. Y si resulta cierto que esas ruinas del Sr. Collins tienen algo que ver con Sodoma, entonces habrá que investigar también otros montículos de la zona, pues el registro histórico de los hebreos no solo habla de Sodoma sino de Gomorra y de otras ciudades circunvecinas que también fueron destruidas por aquel fuego descomunal. Puede que nos estén esperando más descubrimientos en la zona, lastima de la inestabilidad de la región.

Autor: Luis Marcos Núñez para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Mecenas

Agradecemos la donación de nuestro lector Álida Bosch Jorge su mecenazgo desinteresado ha contribuido a que un Historiador vea publicado este Artículo Histórico.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico