Santa María del Mar

¡Valora este artículo!
[Total: 36 Media: 3.9]

La ruta guiada por las azoteas de la basílica de Santa María del Mar (Barcelona) es una visita muy recomendable. Unas estrechas escaleras de caracol se convierten en un túnel del tiempo hacia una de las épocas más apasionantes de la ciudad. Llegamos a lo alto de una de las dos esbeltas torres de la fachada principal. Desde allí se domina una vista espléndida del barrio de la Ribera. La playa quedaba sólo a unos 40 metros de aquí. Se podían escuchar las olas junto al repicar de las campanas. Y no sólo eso: todo el ajetreo de mercancías, artesanos y comerciantes del puerto más importante de la Corona de Aragón.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Santa María del Mar

Este barrio humilde pero orgulloso miraba de reojo la catedral que se estaba construyendo dentro de las murallas preguntándose: ¿y por qué no tener nuestra propia catedral? Y dicho y hecho: fue construida en 54 años . No hubiera sido posible sin el sudor de los bastaixos -obreros de carga y descarga del puerto que llevaban las mercancías en barcazas hasta los navíos- pescadores, artesanos, en definitiva, buena parte de los vecinos. La guía del recorrido nos hace una apreciación: los bastaixos no llevaban las piedras caminando desde Montjuïc hasta aquí como sostiene la novel.la La Catedral del Mar de Ildelfonso Falcones sino que las bajaban de Montjuïc y las llevaban en barcazas hasta el templo. De todas maneras, no creo que ello les reste mérito alguno.

Rosetón

Saliendo de una de las torres encontramos encima de nuestras cabezas el gran rosetón. No es el original, ya que en 1428 se desplomó a causa de un terremoto que provocó el pánico y la muerte de muchos fieles. Pobre del que se encontrara en ese momento dentro de la catedral. Se debió pensar que aquello era el mismísimo Apocalipsis. En las terrazas laterales podemos ver varios rosetones pequeños. En este caso la piedra sí es la original, pero las vidrieras no. De hecho, la piedra está ennegrecida por uno de los incendios que afectaron al templo. Lo que parecen contrafuertes son de hecho canalizaciones para bajar el agua desde el tejado.

Passeig del Born

La vista desde aquí es impecable: el Passeig del Born, donde se celebraban las justas de caballeros, parece una gran maqueta. Qué tentación la de los clérigos que desde allí soñaban con dominar las voluntades de aquellos diminutos ciudadanos. Qué lástima. Ya tenemos que bajar del cielo gótico catalán y volver a tener los pies en el suelo. Sin embargo, desde allí abajo se puede contemplar otro cielo de piedra no menos maravilloso. Allí, en una clave de bóveda, mi subconsciente localiza inmediatamente la imagen de un caballero. No es nada menos que el rey Alfonso el Magnánimo alzando la espada a punto de cargar.

Situarlo en el punto más álgido, es una manera muy gráfica de representar el origen divino de la monarquía, que en aquella época consolidaba su poder apoyando inteligentemente el auge de la burguesía para hacer de contrapeso del clero y la nobleza.

Pero al final, la admiración más grande se va hacia estos bastaixos, pescadores y artesanos que sudaban hasta la última gota para tener un plato en la mesa. Y encima después de trabajar se ponían a construir una catedral. Acariciando estas piedras se pueden notar sus cicatrices…

Autor: Iván Sánchez Raya para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Mecenas

Agradecemos la donación de nuestro lector Juan Durán  su mecenazgo desinteresado ha contribuido a que un Historiador vea publicado éste Artículo Histórico.

Fuentes:

  • http://www.santamariadelmarbarcelona.org/inicio/
  • http://unpaseoporbarcelona.blogspot.com.es/2011/04/els-bastaixos-santa-maria-del-mar.html
  • http://www.barcelonaturisme.com/wv3/ca/page/1240/.html

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios