Producción y mercados en el Virreinato del Río de la Plata entre fines del siglo XVIII comienzos del siglo XIX

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

Tiempo de lectura: 5 minutos

El Virreinato del Río de la Plata nació en 1776, en el marco de las Reformas Borbónicas, obedeciendo varios objetivos, entre ellos, la consolidación de la dominación colonial en las fronteras del Sur del imperio, reforzar la defensa militar frente a la amenaza de conquista por parte de otras potencias europeas, un mayor control sobre el cobro de impuestos, y para lograr cierto desarrollo en determinadas ramas de la producción interna.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Hasta la creación de la nueva jurisdicción virreinal, Buenos Aires no se caracterizaba por tener un gran desarrollo demográfico, urbano ni productivo, estando más bien ligado al comercio ilícito. Al ser elegida como capital del Virreinato del Río de la Plata, su situación cambiaría favorablemente, gracias a la instalación de un mayor aparato burocrático colonial (virrey, Audiencia, Consulado, etc.), y porque con la integración de las minas del Alto Perú a su jurisdicción, tenía más alcance a dichas riquezas (todavía hacia finales del siglo XVIII la plata altoperuana representaba cerca de un 80% del total de las exportaciones).

Producción y mercados en el Virreinato del Río de la Plata

Estos factores, a su vez, generaron un crecimiento en la demanda de alimentos, bebidas, ropa y medios de transporte para los mercados internos, ayudando al crecimiento agrícola-ganadero y textil. De hacho, a finales de la centuria, la región pampeana bonaerense llegó a contar con más de 70.000 habitantes, y dicha ciudad, con 40.000 almas, se consolidó como una de las más destacadas de la América española, aunque muy lejos de ciudades como México y Lima. Asimismo, gracias a su rol de importancia en el comercio de ‘‘efectos de Castilla’’, esclavos, yerba mate, ponchos, cueros, vinos, aguardientes, mulas y demás, los mercaderes porteños consiguieron concentrar buena parte de la plata producida en el Potosí.

Por otra parte, tras las medidas del Libre Comercio (1778), la media anual de buques comerciales que llegaban al puerto de Buenos Aires comenzó a superar los 50, para seguir creciendo desde entonces. Así, la plata potosina y los productos del Litoral y del interior del Virreinato del Río de la Plata pasaron a representar una buena fracción de las exportaciones totales hacia la Península Ibérica, siendo superado el territorio en cuestión por otros centros coloniales, como La Habana, Perú y Nueva España.

Al mismo tiempo, es preciso tener en cuenta el desarrollo de las diversas regiones que integraban el nuevo Virreinato del Río de la Plata. La zona más rica, desde el punto de vista productivo y de la acumulación de metales preciosos era el Alto Perú, con la presencia del Cerro Rico del Potosí (uno de los más destacados del mundo en la materia), en torno al cual se articulaban distintas producciones de insumos para la minería, alimentos, mercurio y especialistas en transporte.

50% de descuento en Revista de Historia Digital ¡¡Date prisa!!
El Tucumán comprendía una gran y diversa región que tenían importantes lazos comerciales con el Alto Perú, destacándose en la producción de ciertos géneros como las mulas y las carretas (carga y transporte), así como también textiles de lana y algodón, y alimentos (maíz, trigo, papa, etc.). Dentro de dichos dominios, Jujuy se destacó en los bienes primarios anteriormente enumerados, además de los efectos característicos de los intercambios indígenas, tales como la coca, el ají, y piezas textiles artesanales. Salta asociaba el comercio de productos castellanos con el tráfico y la invernada de ganado mular, mientras que San Miguel de Tucumán se volcaba a la exportación de maderas y carretas. Por su lado, Córdoba presentaba hacia comienzos del siglo XIX un crecimiento orientado hacia varios mercados: mulas, cueros y tejidos (hacia Buenos Aires y el Litoral), y ganado vacuno (hacia Chile, previamente engordado en Mendoza).

Desde por lo menos fines del siglo XVI, Cuyo se venía especializando en la producción y comercialización de vinos, aguardientes y frutas secas, productos muy demandados en distintos puntos del espacio colonial como el Río de la Plata, el Paraguay, Chile y el Norte minero.

El Paraguay se orientaba a una especialización muy marcada en cultivos como la yerba mate, el tabaco y el algodón, consumidos en prácticamente todos los rincones de Hispanoamérica. Desde las últimas décadas del siglo XVIII, gracias a la estabilización de los conflictos con los indígenas de la frontera, y el crecimiento demográfico, comenzaron a ser posibles los envíos de cueros (en cantidades moderadas) hacia el puerto bonaerense, además de superar los 100.000 habitantes (mayoría de españoles –cerca del 75%- y de mestizos).

El crecimiento acelerado de Buenos Aires se vio acompañado por importantes medidas, como el ‘‘Reglamento y aranceles reales para el comercio libre de España a Indias’’ (12 de octubre de 1778), y varias reformas fiscales, que incluyeron una simplificación de los derechos que debían pagar las mercancías al salir de los puertos españoles y un nuevo sistema de recaudación y administración de lo recaudado, todo a cargo de oficiales reales.

Entre fines del siglo XVIII y comienzos del XIX se percibe, además, un aumento en los niveles de producción agrícola-ganadera mirando hacia múltiples mercados (envíos de mulas y vacunos en pie hacia el Alto Perú, exportación de cueros hacia Europa, extracción de piezas de sebo y grasa, más un abasto de trigo y de carne local cada vez más demandantes), concentrándose la producción en una campaña caracterizada por la coexistencia de distintas unidades productivas (chacras trigueras, estancias ganaderas, establecimientos mixtos, ocupaciones de medianos y pequeños campesinos no propietarios de la tierra, etc.), las cuales, en la mayoría de los casos, supieron complementar la ganadería y la agricultura.

Autor: Mauro Luis Pelozatto Reilly para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Referencias bibliográficas

Fradkin, Raúl (2000). ‘‘El mundo rural colonial’’, en Tandeter, Enrique (Dir.). Nueva Historia Argentina. Tomo II: la sociedad colonial. Buenos Aires, Editorial Sudamericana, pp. 241-284.

Garavaglia, Juan Carlos (1999). Pastores y labradores de Buenos Aires. Una historia agraria de la campaña bonaerense 1700-1830. Buenos Aires, Ediciones de la flor.

Halperín Donghi, Tulio (2010). Historia contemporánea de América Latina. Buenos Aires, Siglo XXI Editores.

Mayo, Carlos (2004). Estancia y sociedad en la pampa (1740-1820). Buenos Aires, Editorial Biblos.

Milletich, Vilma (2000). ‘‘El Río de la Plata en la economía colonial’’, en Tandeter, Enrique (Dir.). Nueva Historia Argentina. Tomo II: la sociedad colonial. Buenos Aires, Editorial Sudamericana, pp. 189-240.

Pelozatto Reilly, Mauro Luis (2016). ”Ganadería y unidades productivas mixtas en Buenos Aires colonial, 1726-1759”, en Revista Historia y Geografía, Nº 34, UCSH, Chile, pp. 43-65. https://www.academia.edu/28462563/Ganader%C3%ADa_y_unidades_productivas_mixtas_en_Buenos_Aires_colonial_1726-1759_en_Revista_Historia_y_Geograf%C3%ADa_No_34_UCSH_Chile_pp._43-65._ISSN_0719-4145

Pelozatto Reilly, Mauro Luis (2016). ”La economía en el Paraguay y el Río de la Plata hacia comienzos del siglo XVIII”, en Revista de Historia, España, 18/12/2016. https://www.academia.edu/30530973/La_econom%C3%ADa_en_el_Paraguay_y_el_R%C3%ADo_de_la_Plata_hacia_comienzos_del_siglo_XVIII_en_Revista_de_Historia_Espa%C3%B1a_18_12_2016._ISSN_2835-5312

Pelozatto Reilly, Mauro Luis (2016). ”La cría y el comercio de mulas entre el Río de la Plata y el Perú: mercados regionales, actores y grupos sociales (siglos XVI al XIX) ‘‘, en Sociedad Indiana, publicado el 24 de noviembre de 2016.  https://www.academia.edu/30078589/La_cr%C3%ADa_y_el_comercio_de_mulas_entre_el_R%C3%ADo_de_la_Plata_y_el_Per%C3%BA_mercados_regionales_actores_y_grupos_sociales_siglos_XVI_al_XIX_en_Sociedad_Indiana_publicado_el_24_de_noviembre_de_2016._ISSN_2530-4372._http_socindiana.hypotheses.org_80

Pelozatto Reilly, Mauro Luis (2016). ”El desarrollo de la ganadería vacuna en Buenos Aires y Santa Fe entre la extinción del ganado vacuno cimarrón y la consolidación de las recogidas de ganado alzado hacia mediados del siglo XVIII”, en Revista Estudios Digital, Año 4, Nº 10, IIHAA, USAC, Guatemala.  https://www.academia.edu/30924604/El_desarrollo_de_la_ganader%C3%ADa_vacuna_en_Buenos_Aires_y_Santa_Fe_entre_la_extinci%C3%B3n_del_ganado_vacuno_cimarr%C3%B3n_y_la_consolidaci%C3%B3n_de_las_recogidas_de_ganado_alzado_hacia_mediados_del_siglo_XVIII_en_Estudios_Digital_A%C3%B1o_4_No_10_IIHAA_USAC_Guatemala._ISSN_2409-0468

Pelozatto Reilly, Mauro Luis (2017). ”La cría de mulas en Buenos Aires colonial y su relación con los mercados del Norte minero (primera mitad del siglo XVIII)”, en Revista Raíces, Uruguay, Nº 195, Enero de 2017. https://www.academia.edu/30813435/La_cr%C3%ADa_de_mulas_en_Buenos_Aires_colonial_y_su_relaci%C3%B3n_con_los_mercados_del_Norte_minero_primera_mitad_del_siglo_XVIII_en_Revista_Ra%C3%ADces_Uruguay_No_195_Enero_de_2017