Polyspastos, las grúas de Roma

¡Valora este artículo!
[Total: 204 Media: 3.3]
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los Polyspastos romanos eran las grúas con las que los romanos edificaban sus grandes obras de ingeniería. Como casi todo en Roma, no era un invento suyo, sino una copia mejorada de las primeras grúas griegas y etruscas.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Polyspastos romanos

Los romanos disponían de tres tipos de grúas en función de los kilogramos a levantar. Para pesos livianos usaban el Tripastos, que con una horca monoviga y un sólo hombre operando el torno con tres poleas, podía levantar hasta 150 kg.

También usaban el Pentapastos, que disponía de cinco poleas, pero para las cargas realmente pesadas desarrollaron el Polyspastos, que según la carga a levantar, podía tener de dos a cuatro mástiles y disponía de 3 cuerdas y 5 poleas. Si se ponían a trabajar cuatro hombres con un Polyspastos, éstos podían levantar hasta 3.000 kg, y si el torno se sustituía por un acoplamiento, se podía incluso doblar la carga, llegando hasta los 6.000 kg.

Sin embargo los recursos ingenieriles romanos debieron ser incluso superiores, ya que hay constancia de piedras mucho mas pesadas, como las del templo de Júpiter en Baalbek (de hasta 100 toneladas a una altura de 19 metros), o la del bloque capital de la conocida columna de Trajano del famoso arquitecto Apolodoro de Damasco, que se levantó a una altura de 34 metros con un peso total de 53,3 toneladas.

Aunque para estas masas probablemente no se usaron Polyspastos, sino torres de elevación, cabrestantes y un alto grado de coordinación entre los operarios que aplicaban la fuerza a los mismos.

Polypastos
Polyspastos

En cualquier caso, la destreza ingeniera romana superó ampliamente a otros grandes constructores de monumentos, como por ejemplo a los Egipcios, los cuales en la construcción de las Pirámides necesitaban 50 trabajadores para mover una piedra de 2,5 toneladas por una rampa, frente a los 4 trabajadores y 3.000 kg del Polyspastos romano.

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico