Ostia, Portus Romae

¡Valora este artículo!
[Total: 35 Media: 3.4]
Tiempo de lectura: 3 minutos

 Ostia, a escasos 35 kilómetros de Roma, dominaba la desembocadura del río Tíber, y se convirtió, tras las colosales obras de remodelación, en el principal puerto de Roma.

Ostia, Portus Romae

El problema de Ostia era su estrechez y poca profundidad a causa de los meandros del río Tíber, que obligaba a las embarcaciones a transvasar sus mercancías en alta mar a otras de pequeño calado, que a su vez remontaban el Tíber hasta Roma. Además de ineficiente, provocaba no pocos accidentes y naufragios.

En el año 42, el emperador Claudio ordenó la construcción, 5 kilómetros al norte de Ostia, de dos grandes muelles semicirculares, dotados de un faro, que guiaba a los navíos al nuevo puerto, se le llamó Portus Augusti Ostiensis.

Ostia
Ostia, faro

Pero aún distaba mucho de la perfección, pues en el año 62 una gran tempestad hundió dentro del puerto una gran flota cargada de trigo.

Por ello, hacia el año 113, el emperador Trajano diseñó un nuevo puerto con algunas innovaciones importantes. En vez de semicircular, era exagonal, lo unió al puerto de Claudio, y, muy importante, construyó la “Fosa de Trajano”, un canal que unía el nuevo puerto directamente con el río Tíber (El actual canal de Fiumicino).

Ostia Puertos de Claudio y Trajano
Ostia Puertos de Claudio y Trajano

Las obras de Trajano transformaron radicalmente la vida de la ciudad de Ostia, pasando de ser una pequeña colonia a ser una urbe habitada por legiones de trabajadores portuarios (llegó a tener hasta 50.000 habitantes), a los que hubo que acomodar en altas insulae (el equivalente a nuestros bloques de pisos de la actualidad), así como casi mil tabernae para proporcionarles ocio, talleres de manufacturas, etc… transformando radicalmente el paisaje urbanístico de la otrora tranquila colonia que siguió creciendo imparable hasta que a finales del siglo III, los meandros de arena del Tíber volvieron impracticable el puerto, que se desplazó a la vecina ciudad de Portus.

La población que quedó, abandonó totalmente Ostia definitivamente en el siglo IX d.C., emigrando a un nuevo poblado amurallado llamado Gregoriopolis.

¿Tienes alma de Mecenas?

Si quieres donar y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




O si prefieres llevarte un recuerdo, puedes comprar uno de nuestros Cuadernillos de Historia cuya recaudación se dedica al mismo fin en nuestra Tienda

También puedes Donar con un simple gesto compartiendo este Artículo en las Redes Sociales!

También puedes apoyarnos dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico