El mayor desastre de la Royal Navy en la Segunda Guerra Mundial

¡Valora este artículo!
[Total: 182 Media: 3.1]
Tiempo de lectura: 5 minutos

Tras el ataque japonés a Pearl Harbour, el 7 de diciembre de 1941 y la posterior declaración de guerra por parte del Congreso Americano, después de la intervención de su presidente Franklin Delano Roosevert la guerra “Europea”, se trasladaba también al escenario del océano Pacifico. De este modo se abría un nuevo frente en la II Guerra Mundial, la “Batalla del Pacifico”. Churchill conseguiría para sí, el mejor de los aliados para poder plantar cara a las potencias del Eje.

Los británicos temían que pudieran ser atacados igualmente por los japoneses, en sus bases asiáticas, y Singapur era un enclave de primer nivel. Se pensaba que por su geografía era muy difícil una incursión terrestre debido a la densa jungla que lo rodeaba y para protegerlo por mar, el Almirantazgo quiso mandar una gran fuerza naval compuesta por los dos acorazados de la clase Nelson, el crucero de batalla Renown y otros cuatro acorazados de la clase Royal Sovereign, junto a los portaaviones Heremes, Ark Royal y el Indomitable. Sin lugar a dudas esta era una formidable escuadra, equiparable a la que podían formar los japones.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

El mayor desastre de la Royal Navy en la Segunda Guerra Mundial

Pero no seria así la realidad. Churchill como siempre metido a Jefe de Estado Mayor, impuso su tesis de que no era necesario y quiso preparar otra fuerza compuesta por el nuevo acorazado Príncipe de Wales y el crucero de batalla Repulse, junto al portaaviones Indomitable y varios destructores. Pensaba que no se atreverían los japones a fijar la proa de su escuadra hacia Singapur, que lo único que haría seria atacar el trafico marítimo, máxime teniendo en Hawai la escuadra estadounidense.

Debido a un accidente el Indomitable no pudo incluirse en esta escuadra, lo que la debilitaba aun más. Perdería la potencia de fuego y la cobertura que la aviación era capaz de proporcionar. Con estos dos formidables barcos Churchill daba por echo que podrían hundir cualquier barco japones (catch and kill) dado que daban 30 nudos, ignorando que los cruceros de batalla japoneses también daban esta velocidad, y creyendo que seguían siendo los dueños de los océanos  pero eso en diciembre de 1941 ya no era cierto. Los japoneses habían conseguido una preparación de primer nivel de su armada, la Flota Combinada, y sus aviones, y muy en especial sus aviadores que eran los mejores del mundo, y lo iban a demostrar. Estaban perfectamente entrenados y con los fantásticos cazas “cero” fueron imbatibles en la primera fase de la Batalla de Pacífico. No fue hasta el desastre de Midway donde murieron muchos de ellos en la cubierta de sus portaaviones abrasados por las llamas y la mejora técnica de los aviones aliados lo que les privaría de su supremacía aérea.

El mayor desastre de la Royal Navy en la Segunda Guerra Mundial
El mayor desastre de la Royal Navy en la Segunda Guerra Mundial

Frente a los bombardeos y desembarcos que estaban realizando los nipones el almirante Philips tomo la decisión de salir al encuentro de los trasportes de tropas que se agolpaban en las costas. Tom Philips salió con la denominada “Fuerza Z”, finalmente compuesta por, el crucero de batalla Repulse y el acorazado Príncipe de Wales, como su buque insignia, y cuatro destructores. 

Nada mas salir de puerto se les comunico que no tendrían escolta de cazas ya que estos no se alojarían en Singapur, que estaban siendo bombardeada.

Los ingleses no lograron encontrar los trasportes, pero ellos si fueron descubiertos por el submarino japonés I-65, que rápidamente comunico su posición. Ya de vuelta a su base en Singapur el día 9 por la tarde fueron avistados por aviones de reconocimiento, lo cual presagiaba ya lo peor para el siguiente día.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

A solo 130 millas de Singapur fueron atacados por la aviación japonesa. Philips debió pedir cobertura aérea debido a la proximidad de su base, pero no fue así. Tenía ese viejo pensamiento de que los aviones japoneses no podrían hacer nada frente a su potente escuadra y al orgullo de la Royal Navy.

Avistados los ingleses, fueron atacados por bombarderos de alta cota, recibiendo un impacto el Repulse que no causo averías de importancia debido a la importante protección horizontal que llevaban estos magníficos barcos.

El mayor desastre de la Royal Navy en la Segunda Guerra Mundial
El mayor desastre de la Royal Navy en la Segunda Guerra Mundial

Pero el segundo ataque que recibieron si fue más peligroso. Se veía los aviones japoneses a ras de las olas, lo que sin duda significaba que eran torpederos. Debido a la protección vertical que cuentan estos barcos hace que su punto más débil sean las acciones tomadas con torpedos contra ellos. En esta ocasión el Príncipe de Wales recibió dos impactos de torpedo y lo dejo escorado. Pero aun así Philiphs no pedia cobertura aérea….tuvo que ser el comandante de Repulse, Tennant quien lo hiciera viendo el grave peligro que estaba corriendo la flota inglesa por los certeros ataques aéreos.

Volvieron a atacarle con bombas y pudieron ser esquivadas desde el Repulse, pero un ataque torpedero combinado desde estribor y babor hizo que fuera imposible de esquivar todos los torpedos y recibió su primer impacto. Luego serian otros tres más, ante los cuales no podría resistir los daños causados y lo llevaron al fondo del mar. Cuatro impactos más recibiría también el Príncipe de Wales. Y fue entonces cuando Philiphs pidió remolcadores, debido al estado en que se encontraba su acorazado, herido de muerte.

Cuando los aviones de la RAF llegaron, solo pudieron ver como se hundían esas moles de acero sembrando el pánico en sus tripulaciones que como podían abandonaba el barco.
Después de esta operación Singapur quedaba si apoyo marítimo y  todo el sureste del pacifico huérfano de los grandes acorazados y cruceros de batalla aliados, ya que también habían sido dañados los barcos de línea en Pearl Harbor de la flota americana en Hawai.

Posteriormente se crearía una flota aliada comandada por el almirante holandés Karel Doorman compuesta cruceros y destructores holandeses, ingleses australianos y americanos denominada ABDACOM que sería destruida en el mar de Java por la flota combinada japonesa, encontrando el propio Doorman la muerte en su crucero De Ruyter. 

Autor: Pedro Rodríguez Muñoz para revistadehistoria.es desde http://pacificoenllamas.blogspot.com.es/

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Fuentes:

Guerra naval en el pacifico, Luis de la Sierra. Editorial Juventud
Guia ilustrada de acorazados y cruceros de batalla, John Jordan. Editorial San Martin.
Portaaviones y Acorazados Steve Crawford. Editorial libsa.
Buques de guerra H.T. Lenton. Brugera
Destructores fragatas y corbetas. Robert Jackson. Libsa
Acorazados de todo el mundo. Gino Galuppini. Espasa-calpe
Cruceros de todo el mundo. Gino Galuppini. Espasa-calpe

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico