Martín el Joven

¡Valora este artículo!
[Total: 47 Media: 3.5]

Martín el Joven nace en Cagliari, Cerdeña, en 1374. Es hijo de Martín I de Aragón y María de Luna, hija del conde de Luna. Su padre, duque de Montblanch, no era aún el rey de Aragón sino que lo era su abuelo Pedro IV el Ceremonioso. Su tío Juan (futuro Juan I de Aragón), duque de Gerona, era el heredero de la Corona de Aragón.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Unos años después de su nacimiento, en 1377, muere Federico III (o Fadrique III) de Sicilia, que había estado casado con la tía de Martín, Constanza (esta ya había fallecido en 1363). Pedro IV de Aragón se intitula como rey de Sicilia. Aunque Federico (o Fadrique) III tenía una hija de 14 años llamada María (futura reina de Sicilia), nieta de Pedro IV de Aragón, por el hecho de ser mujer no tenía derecho a la sucesión según las leyes vigentes. Pedro IV estaba casado en terceras nupcias con Leonor de Sicilia, hermana de Federico III, y por eso reunía todos los derechos para heredar el reino de Sicilia. Sin embargo, la decisión del monarca de Aragón provocó las protestas del papa, de los de Anjou y de parte de la nobleza siciliana. El rey cedió derechos a su hijo Martín (futuro Martín I el Humano), duque de Montblanch.

Martín el Joven

Pedro IV muere en 1387 y Martín I de Aragón traspasa los derechos del reino de Sicilia a su hijo Martín el Joven, concertando, el 24 de julio de 1389, el matrimonio de su hijo con María de Sicilia, hija del difunto Federico III y de Constanza, y a la vez nieta del rey aragonés. Todo para calmar las protestas de la nobleza local, que quería se devolviera la corona de Sicilia a la hija heredera. La boda se celebró en 1390. Martín el Joven tenía solo 14 años y la novia 27, doblando casi la edad del novio.

En 1392, para poner en orden la isla de Sicilia, que desde la muerte de Federico III estaba revuelta por los vicarios generales que no estaban de acuerdo con la coronación de Martín el Joven, sale de Port Fangos (Tarragona) la expedición de Martín I de Aragón acompañando al joven matrimonio con numerosos caballeros de la nobleza aragonesa. Llegan el 24 de marzo de 1392 a Trapani, puerto occidental de Sicilia. Los condes Antonio de Vintimiglia, Guillén de Peralta y Andrés de Claramonte, que gobernaban la isla, intentaban defender sus intereses contra la llegada de Martín el Joven. Ante el desembarco de los nuevos reyes con su ejército, la capital, Palermo, se rindió sin poner demasiada resistencia y a continuación otras ciudades y villas caían bajo el control de Martín el Joven. Uno de los condes rebeldes, Andrés de Claramonte, fue condenado a muerte por traición, lo que provocó una fuerte reacción de los insulares y las plazas rendidas volvieron a manos de los rebeldes. Martín el Viejo y su hijo pasaron por una difícil situación durante algún tiempo, hasta que María de Luna, esposa de Martín I y madre de Martín el Joven, enviaba refuerzos asistidos por Bernardo de Cabrera desde Cataluña para salvar a su marido y a su hijo.

En 1394 Juan I de Aragón, tío de Martín el Joven, dispuso también veinticinco galeras para asistir a los reyes de Sicilia. Hubo otra expedición mandada por Roger de Moncada y el núcleo más conflictivo de Catania fue dominado por Bernardo de Cabrera, uno de los condes más influyentes de Aragón. Martín el Joven pudo consolidar la situación, aunque continuaron pequeños focos de rebelión en la isla. Por esta actuación a Cabrera le fue concedido el condado de Modica (Sicilia). En 1396 la situación ya era estable, aunque Martín el Joven, de solo 20 años, seguía necesitando la ayuda de su padre Martín el Viejo. No obstante, este tuvo que abandonar la isla y volver a Aragón debido a la muerte de su hermano, Juan I de Aragón. Antes de dejar la isla nombró un consejo de catalanes y sicilianos para que asesoraran a su hijo, rey de Sicilia.

Durante esos años de lucha para la pacificación de la isla, Martín el Joven ganó fama de ser un rey valiente, hasta tal punto que su figura se destacaba en las Cortes de Europa. El 25 de marzo de 1401 la esposa de Martín el Joven, la reina María de Sicilia, fallece a los 38 años de edad dejándole en herencia el reino. Las casas reales de Francia, Inglaterra y Navarra enviaron embajadas al reino de Aragón para concertar el matrimonio de sus respectivas princesas con Martín, que acababa de quedarse viudo a los 25 años. Blanca de Navarra, hija de Carlos III de Navarra, fue la elegida y el 20 de enero de 1402 fueron firmadas las capitulaciones matrimoniales entre los reyes de Navarra y Aragón. Blanca salió de Valencia el 27 de julio de 1402 y la boda se celebró en Sicilia el 26 de noviembre de ese año. En 1398, dos años después de la muerte de Juan I de Aragón, el padre de Martín el Joven fue coronado rey de Aragón con el nombre de Martín I, a la vez que su hijo fue jurado como heredero de la Corona de Aragón. Su padre quiso que Martín el Joven viniera a la Península para que se manejara en el gobierno de los reinos de la Corona. El 10 de marzo de 1405 llega a Badalona después de hacer escala en Aviñón, donde mantuvo una entrevista con Benedicto XIII.

El principado de Cataluña celebró grandes fiestas en su honor para demostrar su apoyo y obediencia al rey de Sicilia y heredero de la Corona de Aragón. Martín el Joven apenas pudo disfrutar de las fiestas por las noticias llegadas de Sicilia, donde la rebelión había vuelto a estallar. El 5 de agosto de 1405 tuvo que suspender el viaje y regresar a Sicilia. La rebelión de los Arborea y Brancaleone Doria se extendía a Cerdeña y la situación era grave. Martín quiso ir personalmente a sofocar la rebelión, aunque su padre se opuso por razones de seguridad personal, pero ante la insistencia su padre aprobó el proyecto de expedición contra los sardos en las Cortes de Barcelona.

Una vez recibido el visto bueno de su padre, quiso ir primero a Barcelona para tratar con él la organización de la expedición militar, pero sabedor de la grave situación en Cerdeña decidió intervenir sin más demora en la revuelta llamando a los nobles de Cataluña y Aragón para que ayudasen en la expedición. El 19 de mayo de 1409 sale de Barcelona una armada de ciento cincuenta velas comandada por Pedro de Torrellas, que se incorporó a las fuerzas de Martín en Caller.  Pronto consigue ganar a los sardos haciendo incluso prisionero a Brancaleone Doria. Martín el Joven, al frente de la expedición, sale en busca del vizconde de Narbona que mandaba las fuerzas de los sardos, genoveses y franceses. Doria y Narbona eran rivales en la isla, pero se unieron para hacer frente a las fuerzas de Martín. La rebelión fue provocada por el entonces regente Brancaleone Doria, el marido de Leonor, hija de Mariano IV. La república de Génova y el pontífice de Roma apoyaron a Doria para vengarse de Martín el Humano, que seguía defendiendo al papa Luna en contra del de Roma.

Su otro rival, el vizconde Guillermo de Narbona, tenía el apoyo del rey de Nápoles, Ladislao. El 26 de junio de 1409 las dos fuerzas se enfrentaron en Sant Lauri y la batalla terminó con una gran victoria de las fuerzas de Martín. Pero el 25 de julio del mismo año muere Martín el Joven en el castillo de Caller, después de diez días de agonía, a consecuencia de las fiebres contraídas durante la campaña. Fue una pérdida demasiado precipitada de un rey tan joven, valioso y brillante, una de las figuras más apreciadas de la Edad Media. Ha pasado a la historia como rey prudente y valiente caballero, amante de los deportes, las artes y la ciencia.

En su testamento deja el reino de Sicilia a su padre Martín I de Aragón, nombra a su mujer Blanca de Navarra como vicario general de la isla y lega el condado de Luna a su hijo natural Fadrique. La noticia del fallecimiento de Martín el Joven causó gran tristeza y dolor en todo el reino de Aragón y Cataluña y sobre todo a su padre, Martín el Humano, que quiso visitar personalmente Sicilia para dar la noticia a la viuda, Blanca de Navarra, pero su salud no le permitió viajar. Martín el Joven fue enterrado en la iglesia Mayor de Caller.

No dejó descendencia del matrimonio con Blanca. Tuvo dos hijos naturales: Violante, con una dama siciliana de nombre Agathaca, y Fadrique, con otra siciliana llamada Tharsia. El futuro de la Corona de Aragón se hacía impredecible con la muerte del rey de Sicilia porque Martín el Humano no tenía otro heredero que Martín el Joven. Se extinguía el reinado catalano-aragonés que comenzó con la unión de la reina Petronila de Aragón y el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV en siglo xii.

Autor: Yutaka Suzuki para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Bibliografía:

Yutaka Suzuki, Personajes del siglo xv, Origenes del Imperio español. ISBN 9788460690399

Comentarios