Marco Licinio Craso: riqueza, poder y ambición en la República Romana

Marco Licinio Craso, conocido tanto por su inmensa riqueza como por su papel en la política de la tardía República Romana, emerge como una figura compleja y multifacética en un periodo caracterizado por intensas luchas de poder y cambios sociales.

Pompeyo Magno: el último baluarte de la república romana, fortuna infame

Nacido en una familia de la aristocracia romana, Craso acumuló una fortuna colosal . Heredó una cantidad considerable de riqueza de su familia, que era parte de la aristocracia romana. Sin embargo, gran parte de esta fortuna inicial se perdió durante las turbulencias de las guerras civiles de Sila, lo que obligó a Craso a reconstruir su patrimonio desde una base más modesta, pero infame.

Uno de los métodos más lucrativos que empleó Craso fue comprar propiedades confiscadas durante las proscripciones de Lucio Cornelio Sila. Durante este periodo, muchos ciudadanos romanos fueron proscritos y sus bienes subastados. Craso adquirió muchas de estas propiedades a precios muy bajos, ampliando significativamente su patrimonio inmobiliario.

Craso también invirtió en bienes raíces en Roma y en otras partes de Italia. Compraba propiedades, especialmente aquellas que habían sufrido daños por incendios o que estaban en áreas de menor valor, y luego las reparaba o desarrollaba para venderlas o alquilarlas a un precio mucho mayor.

Páginas: 1 2

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies