Los Vikingos en Galicia

¡Valora este artículo!
[Total: 124 Media: 3.6]

 La primera incursión de los Vikingos en Galicia data del año 844, cuando desembarcan en el Farum Brecantium, nombre por el que se conocía al actual faro de la Torre de Hércules, tal y como recogen los Annales Bertiniani o Anales de San Bertín. Desde allí procedieron a saquear algunas aldeas costeras, para hacer pillaje en lo que los Vikingos denominaban Jakobsland (Tierra de Santiago). Cuando la resistencia se hizo mas organizada y fieles a su estilo de rapiñas rápidas y fáciles, la flota Vikinga, compuesta entre 80 y 100 naves partió hacia Lisboa llegando hasta Sevilla (leer artículo relacionado).

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Los Vikingos en Galicia

En el año 858, una gran flota Vikinga de unas cien naves bordea las costas de Galicia en dirección a la ría de Arosa. Tras saquear la diócesis de Iria Flavia, llegan a Santiago de Compostela y le ponen sitio. La ciudad pagó tributo para librarse de la amenaza, pero los Vikingos continuaron con el sitio, tal era su empeño en hacerse con las riquezas de Jakobsland. Sin embargo la avaricia Vikinga les jugó una mala pasada, un ejército del Rey Ordoño I al mando del conde Pedro Theon llegó a la ciudad y derrotó a los Vikingos, destruyendo 38 de sus naves y les obligó a retirarse de Galicia.

En 899 dos conventos en las islas Cíes son destruidos por los Vikingos, San Esteban, en la isla del Medio y San Martín, en la isla Sur. Desde allí los Vikingos remontan el río Ulla para atacar Santiago de Compostela, siendo rechazados.

Nuevas incursiones asolaron las costas gallegas en 951, por lo que todas las ciudades y aldeas se reforzaron en la medida en que pudieron para prevenir nuevos ataques, y es que efectivamente, lo peor aún estaba por llegar. En 968 llega una poderosa flota de doscientos navíos Vikingos al mando del temido Gundræd (Gunderedo). Cien naves atacaron la diócesis de Bretoña, mientras que otras cien entraron en la ría de Arosa y desembarcaron en el puerto de Iuncariae (Xunqueira), para dirigirse por tierra hacia Santiago de Compostela.

El obispo Sisnando les hace frente, pero cae derrotado muriendo atravesado por una flecha Vikinga el 29 de marzo en la batalla de Fornelos, llegando los Vikingos a ocupar brevemente la ciudad de Santiago de Compostela en 970 y dispersándose por toda Galicia ante la falta de resistencia, entregándose al pillaje y llegando hasta el Courel. Sólo se salvó la ciudad de Lugo (no así las tierras circundantes), bien defendida por el obispo Hermenegildo. Cuando se acercaba a su fin el tercer año consecutivo de pillaje en tierras gallegas, y cuando ya se retiraban con el botín a sus naves, por fin pudo el conde Gonzalo Sánchez vencerles en 971, en las cercanías de la ría de Ferrol, matando al temido y odiado Gundræd y quemando la mayoría de sus naves.

Las últimas invasiones Vikingas de Galicia ya se produjeron en en siglo XI en 1015, 1026 y en 1028, al término de la cual el obispo Cresconio de Compostela mandó fortificar la ría de Arosa construyendo los Castellum Honesti, las Torres del Oeste.

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios