Los límites de la rebelión progresista de 1844 y los mártires de la libertad

Síguenos en Instagram: @revistadehistoria.es

Tiempo de lectura: 5 minutos

La rebelión del verano de 1843 que terminó con la expulsión del general Espartero del poder fue apoyada por un amplio espectro de las fuerzas sociales y políticas del país, incluyendo entre estas a una buena parte de los progresistas que lo habían llevado al poder en 1840. El bombardeo de Barcelona dejó claro el autoritarismo del regente y precipitó un movimiento insurreccional en su contra, quedando aislado con el único apoyo de los despectivamente llamados

¿Ya eres usuario registrado?

Para disfrutar de los artículos históricos gratuitos debes navegar registrado:

REGÍSTRATE GRATIS