Los Germanos y la Guerra

¡Valora este artículo!
[Total: 84 Media: 3.1]
Tiempo de lectura: 5 minutos

 El mundo germánico era fiero, salvaje, frío, épico y brutal. Un mundo de bosques oscuros, de dioses olvidados, de guerreros admirables… Otro mundo.

Los Germanos y la Guerra. Todo comienza en Roma

Mucho antes de cualquier cosa, los Romanos ya andaban matando a los demás y entre ellos. Dos hermanos fundaron la ciudad, según la leyenda, y uno asesinó a otro, aquello era de raíz. Teniendo en cuenta el gusto por la sangre de aquellos romanos, es lógico que se organizaran para matar lo más sistemáticamente posible, así nacieron las legiones. En la Roma más antigua lo primero que encontramos son  los ejércitos ciudadanos anteriores a la reforma de Mario (107 a.C.).

Los Germanos y la Guerra
Los Germanos y la Guerra

Eran ejércitos herederos de la tipología latina y etrusca, es decir, que hasta dicha reforma no aparecieron aquellos legionarios que el cine ha hecho famosos.

Antes pues de tener al típico legionario de Astérix y Obélix encontraríamos un primitivo ejército formado solo por unos pocos privilegiados, y exigencias como pagarse el propio equipo o tener la ciudadanía, algo bastante infrecuente. Las tropas se clasificaban según su experiencia y posición social: había  vélites, infantería ligera (pobres tirando piedras, lanzas y flechas) e infantería de línea (prínceps, hastati, y triarios), todos ellos de clase alta pero con diferente armamento y  grados de experiencia encuadrados dentro de la formación.

Los Germanos y la Guerra
Los Germanos y la Guerra

Como es comprensible con los miles de soldados muertos que provocaron las guerras púnicas y las guerras civiles el estado romano se vio obligado a proceder con enormes reformas, dirigidas por el consul mario Mario. se extendió la ciudadanía a los pobres y a otras ciudades de la península itálica, se eliminaron las diferencias de equipamiento en beneficio de la infantería pesada, se profesionalizó el ejército… Estas reformas fueron muy efectivas, y se mantendrían con pocos cambios desde las Guerras Civiles del final de la República hasta el modelo de estrategia defensiva que se instauró  tras la crisis del Siglo III.

Además de un fortalecimiento militar de Roma, la reforma de Mario trajo consigo algo que puso en contacto a los germanos con Roma en su vertiente militar. La desaparición de los vélites se siguió de la llegada de los auxilia, tropas extranjeras al servicio de Roma. Los celtas durante el principado, los sármatas con suscatafractoi (que parecían caballeros medievales), númidas, arqueros escitas a caballo, caballería pesada gótica, fieros hérulos, violentos isaurios… Multitud de pueblos fronterizos con Roma en sus diversos tiempos fueron contratados como guerreros en el momento en el que los romanos dejaron de querer o de poder luchar, en esto destacaron los germanos.

Los Germanos y la Guerra. Imperio Romano tardío

Durante el Imperio tardío las fronteras de Roma quedaron estancadas, y en esas fronteras enormemente permeables  se produjo una gran influencia e intercambio cultural entre romanos y germanos tanto a nivel social, como militar. La estrategia defensiva romana modificó el ejército y provocó el establecimiento de legiones defensivas llenas de germanos en la frontera, los llamados limitanei. Además surgieron también unas fuerzas de campaña, los comitatensis, una élite de choque totalmente barbarizada. La oficialidad romana fue con el tiempo ocupada por Foederati, antiguos bárbaros mercenarios.

Los Germanos y la Guerra
Los Germanos y la Guerra

Todo acabo en el siglo V con el derrumbe del Imperio y el surgimiento de los reinos bárbaros germánicos. Los ejércitos germánicos fueron en cierto modo herederos de los imperiales, pues hasta la caída de Roma, ellos mismos fueron el ejército romano. Ya con la aparición de tropas particulares de los ricos, comenzó el modelo de  financiación de los ejércitos de reinos sucesores del Imperio Occidental. En el mundo visigodo no había realmente soldados estatales como en el Imperio o en la actualidad. Eran soldados fieles a su líderes directos.

Los Germanos y la Guerra
Los Germanos y la Guerra

Los Germanos y la Guerra. Influencia germánica en la Edad Media

Progresivamente comenzó a producirse una transformación de la caballería pesada en élite social. La caballería heredera de esa mentalidad de guerrero germánico, es un elemento determinante en la Edad Media al convertirse, de forma progresiva en la forma de expresión de poderío militar dada su preponderancia sobre la infantería. Las comitivas de guerreros libres, que en la Alta Edad Media son la nobleza que rodea al rey, nacen de la familia germánica tribal, la gefolge.

Sin lugar a dudas, el elemento germánico más determinante fue la constitución social. Los vínculos vasalláticos en los que un hombre libre ofrece sus servicios guerreros se sumaron a la servidumbre como forma de mantener una potente élite de guerreros acorazados.

Los Germanos y la Guerra
Los Germanos y la Guerra

La herencia germana en la edad media es enorme, la idea de la fidelidad, pese a sus similitudes con el patronazgo romano, es mucho más parecida al vínculo existente entre los hombres libres guerreros germanos y su señor.

La valentía, el honor, la lealtad y el deseo de entrar en acción fueon constantes en los caballeros medievales, encargados de hacer la guerra pero cristianizados tras la reforma gregoriana que en el siglo XI trata de dominar a una nobleza  de carácter sangriento y eminentemente germánico. Nuestra sociedad hunde las raíces en la Edad Media, la Edad Media bebe de las forma de vida germánica. No debemos olvidarnos que entre nuestros ancestros hubo también épicos guerreros nórdicos.

Autor: Alberto Ciruelos para revistadehistoria.es desde https://irminsuldigital.wordpress.com
¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí. 

 ¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico