Las primeras Legiones de Roma

¡Valora este artículo!
[Total: 67 Media: 3.3]
Tiempo de lectura: 2 minutos

Las primeras Legiones de Roma se formaron en el siglo V AC, en el período que se conoce como Alta República Romana. Originalmente eran cuatro, nominadas como I, II, III y IV legiones, y cada uno de los dos cónsules de Roma comandaba dos de ellas:

«encargados de manera individual y conjunta de proteger a la República del peligro» Vegecio, Tomo III

Las primeras Legiones de Roma

Los soldados que integraban las primeras Legiones de Roma eran ciudadanos con propiedades en Roma, que eran llamados a filas cada primavera por medio de levas, cuyo nombre en latín era “Legio”, y solían terminar su servicio en el mes de octubre, durante el Festival del Caballo. Eran varones de entre 16 y 40 años y se realizaba una votación para determinar a qué legión se incorporaban, ya que por ejemplo, la Legio I era la más prestigiosa. Una vez determinada la Legión, y en función de las propiedades de las que disponía el ciudadano y de su edad, se le destinaba a una de las cuatro subdivisiones que tenía cada legión. Así los más jóvenes entraban a formar parte de los velites, los siguientes a los hastati, luego los príncipes y los mas mayores a los triarii.

Las primeras Legiones de Roma
Las primeras Legiones de Roma. Legionarios alto republicanos.

Cada legión se componía de cuatro mil doscientos ciudadanos. Ésta cifra fue variando, pues en casos de emergencia nacional podían aumentar hasta los cinco mil soldados, o por ejemplo durante la segunda guerra púnica ya disponían de cinco mil doscientos soldados de infantería y trescientos de caballería, siendo reformadas posterior y profundamente tanto por Rutilio como sobre todo por Mario.

El servicio en las primeras Legiones de Roma no debía representar un coste para los ciudadanos, por ello cobraban diez ases diarios, y se llevaban una parte de las ganancias del botín de guerra por la derrota de ejércitos enemigos, así como del asalto y pillaje de ciudades, aunque el comandante del ejército era quien decidía si una ciudad que se rendía podía ser saqueada o no. Huelga decir que los legionarios no tenían ningún interés en que las ciudades se rindiesen…

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico