Las Naumaquias, el cine bélico de la Roma Antigua

¡Valora este artículo!
[Total: 63 Media: 3.3]
Tiempo de lectura: 5 minutos
A pesar de que los antiguos romanos no conocían la televisión o el cine, tenían modos de entretenimiento que hoy en día nos pueden aparecer atrevidos. Y por qué no decirlo, también nos parecerían terroríficos. Los entretenimientos más conocidos y famosos que se ha perpetuado hasta nuestra era han sido los combates de gladiadores.
Las Naumaquias
Las Naumaquias

Las Naumaquias, el cine bélico de la Roma Antigua

Pero el premio al posible mayor espectáculo de la edad antigua se lo debemos a las naumaquias, cuyo significado literal se traduce como “combate naval”. Eran espectáculos más belicosos y sangrientos que las peleas de gladiadores. El artífice del primer evento de este tipo fue Julio César, allá por el 46 a.C. Julio César fue un hombre de férreos principios, que gustaba de acumular galardones y victorias.
Las Naumaquias
Las Naumaquias
Fue por motivo de uno de su último triunfo lo que le llevó a ordenar construir un lago artificial bañado con el agua del río Tíber. Se excavó un foso en la ribera del río, que luego se llenó con agua del Tíber mediante canales y que albergó birremes, trirremes y cuatrirremes, que eran ocupados por prisioneros galos y de otras tribus conquistadas por Roma para deleitar al público encolerizado que fue al encuentro.
Las Naumaquias
Las Naumaquias
De los prisioneros se sabe que unos cedieron al papel de remeros. Otros, en cambio, quedaron como guerreros (los naumachiarii). Pero todos ellos tenían algo en común: sabían que iban a morir ahogados o heridos por el hierro de sus adversarios. El objetivo de aquellas representaciones era recrear famosas batallas históricas.
Además de emplear flotas del período helenístico, también se utilizaron representaciones de navíos de Egipto y Tiro. El número total conocido de la primera naumaquia fue de dos millares de combatientes y el doble de remeros.

Las Naumaquias

En el 2 a.C. tuvo lugar otra naumaquia conocida. Esta vez Augusto, con motivo de inauguración del templo de Marte Ultor, fue el encargado de orquestar 30 navíos con espolón y unos 3000 combatientes sobre una piscina artificial que hoy en día nos parecerían imposibles. Sus medidas fueron de varias hectáreas.
Las Naumaquias
Las Naumaquias
El centro de la piscina, que según Plinio era una especie de isla que no quedaba inundada por el agua, era el mejor lugar para ver el espectáculo en primera persona, y que estaba reservado con toda probabilidad a las clases más elitistas y exigentes. El evento estaba integrado por navíos persas y atenientes, representando, a modo de ejemplo, la batalla de Salamina.
Las Naumaquias
Las Naumaquias
Fue con el emperador Claudio, ya en el 52 a.C, donde la representación se hizo en un lago natural: el lago Fucino, que se navegó con representaciones de flotas sicilianas y de Rodas. Y fue esta naumaquia la que mejor permitió la maniobrabilidad de los remeros, debido a la extensión del lago Fucino. Fue en aquel lugar donde se llevó a cabo la mejor representación de un verdadero combate naval. Aquí también se inmortalizó la famosa frase Morituri te salutant (Los que van a morir te saludan) y que erróneamente se atribuyó a los gladiadores de los espectáculos. El historiador Cornelio Tácito dejó una descripción muy detallada de la naumaquia del lago Fucino:
[…]Tras cortar el monte que hay entre el lago Fucino y el río Liris, y a fin de que una obra tan colosal pudiera ser visitada por las masas, se organiza una batalla naval en el mismo lago, tal como en otro tiempo había hecho Augusto con ocasión de la construcción de un embalse al otro lado del Tíber, aunque con naves ligeras y una tropa menos numerosa. Claudio armó trirremes y cuatrirremes y también a diecinueve mil hombres; había hecho rodear el perímetro del lago con balsas para que no quedara escapatoria alguna, pero eso sí, delimitando un espacio para las maniobras de los remos, las artes de los pilotos, los ataques de las naves y las demás acciones propias del combate. En las balsas se habían apostado manípulos y escuadrones de las cohortes pretorianas y en la parte delantera se habían montado unas plataformas para disparar desde ellas las catapultas y ballestas. El resto del lago lo ocupaban los marineros en naves cubiertas. Una multitud innumerable llenó las riberas, las colinas y las partes elevadas de los montes, como si de un teatro se tratara[…]
 
Nerón, último representante de la dinastía Julio-Claudia, no quería quedarse atrás en lo que se refería a espectáculos de máximo nivel respecto de sus congéneres. Llevó la representación naval por primera vez a un anfiteatro. Para ello los encargados de las obras de arquitectura e ingeniería cambiaron algunas estructuras para que el caprichoso espectáculo del emperador se pudiese llevar a cabo.
Las Naumaquias
Las Naumaquias
Ya con Tito y Domiciano, de la dinastía Flavia, la naumaquia se representó en un prácticamente inaugurado Coliseo, concretamente el famoso de Roma — que se costeó con el saqueo de los tesoros de los templos de Jerusalén por parte de Vespasiano —
El Coliseo de Roma
EL Coliseo de Roma
Tras la desaparición de la dinastía Flavia, las naumaquias pierden interés en los testimonios recogidos por los historiadores romanos, a excepción de la celebrada por Trajano, aunque se trata de una fuente poco fiable. No obstante las naumaquias pudieron persistir incluso durante la época posterior de los Antoninos.
Las Naumaquias, Naumaquia de Valencia en 1755
Las Naumaquias, Naumaquia de Valencia en 1755
Saliendo ya del contexto del imperio romano, encontramos naumaquias posteriores celebradas en Ruan,  ordenada por Enrique II de Francia en 1550 o la de Valencia en 1755, con motivo de la canonización centenaria de San Vicent Ferrer.

Autor: Tito Batán para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

 

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Naumaquia