Las mejores ideas inician con una taza de café

¡Valora este artículo!
[Total: 68 Media: 4.5]
Tiempo de lectura: 4 minutos

Café americano, capuchino, moka, espresso, italiano, latte, frappé, ristretto o con leche. Son solo algunas formas de preparar el café, la bebida más popular y consumida del mundo. Aunque no se tiene claro dónde surgió exactamente, se le atribuye a Etiopía alrededor del siglo XIII, pero estos datos son recurrentes en la historia para llenar esas lagunas carentes de información que avale los hechos.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Sin embargo, son datos casi imposibles de resolver, es como si quisiéramos saber exactamente quién descubrió el fuego o donde. Lo importante del tema del café se comenzó a reflejar en la sociedad europea, asiática y africana y un poco después en América en los siglos XVI, XVII y XVIII.

Las mejores ideas inician con una taza de café

Cuando esta bebida se comenzó a extender en la época del comercio entre Asia y Europa al terminar la Edad Media, algunas naciones lo prohibieron, pero fue mayor la demanda del grano que finalizó por aceptarse. A partir de aquí, países europeos como Francia, Inglaterra y España aprovecharon el comercio con sus colonias para realizar inversiones con el café.

Por otra parte, las cafeterías se hacían cada vez más populares y recurrentes. Incluso, hay fuentes que señalan que algunas Revoluciones Sociales como la Francesa originaron sus ideas en las cafeterías, pues Voltaire y Rousseau las frecuentaron, eran el centro de reunión de la clase alta y media de la época, y al igual que en la actualidad, es el medio perfecto para “charlar” de la vida cotidiana, del trabajo, política, economía y de ideologías revolucionarias a planear.

Aclarando, la Revolución Francesa oscila entre 1789 a 1799 (siglo XVIII), y para esta época las cafeterías ya eran muy comunes, pero antes ocurrieron sucesos marcados por esta bebida. Un ejemplo es la independencia de los Estados Unidos, donde el café llegó al rededor de 1680, pero no fue tan popular, pues la gran mayoría de la gente siempre estuvo acostumbrada al té, tradición de Gran Bretaña. No obstante, las dificultades de Las Trece Colonias con la corona se vio reflejada con el llamado motín del té en Boston hacia 1773, una rebelión en contra de Inglaterra por los altos impuestos a sus colonias en América. Este hecho provocó por parte de los principales distribuidores del té en América el impedir el desembarco de un cargamento para ser lanzado al mar el 16 de diciembre de 1773 en Boston Massachussets. Este suceso marcó el inicio de la lucha por la independencia de las Trece Colonias inglesas en América, pero también al considerarse la escasez del té, aumentó la demanda de café, y partir de aquí esta bebida es cotidiana en los Estados Unidos.

Lo que respecta a México, es probable que el café haya llegado por Veracruz a comienzos del siglo XIX para distribuirse y tener éxito en doce estados actuales gracias al clima favorable para cultivarlo. En este mismo sentido de la llegada del café a la Nueva España, es interesante el tema de la Independencia de México bajo la perspectiva del café como lo hacen algunos autores con la Revolución Francesa, ¿sería también esta bebida degustada por Hidalgo, Domínguez, Allende y Doña Josefa?, ¿esta bebida acompañaría la idea de la Independencia de México inspirada en las ideas renacentistas de Italia y la ideología política de la Revolución Francesa?, pues los artistas italianos del Renacimiento conocían y consumían esta bebida al igual que los revolucionarios franceses.

Aunque se sabe que no fueron los efectos del café los precursores de las ideas de libertad y cambios sociales, fue el aroma y el sabor del cafeto quien acompañó estos pensamientos durante siglos. Es decir, después del descubrimiento y el desarrollo del café en el siglo XIII y tras varios intentos de sofocar o prohibir el consumo, el ser humano ha requerido diariamente de esta infusión, y en ocasiones sustituyendo a otras como el té en Estados Unidos tras su independencia, y también el alcohol en Inglaterra durante la Revolución Industrial, pues mantenían en buenas condiciones y con energía a los trabajadores. Fue testigo de la Revolución Francesa y probablemente de la Mexicana hasta llegar a las latinoamericanas.

Sin embargo, se puede pensar lo mismo del alcohol, las especias o el té. Pero hoy en día no hay más variedad y popularidad que la del café, pues es la bebida que en la mayoría de los hogares y países del mundo se consume, supuestamente una droga legal. Por otra parte, del café se derivan infinidades de combinaciones para prepararlo, algunas empresas lo hacen de manera sofisticada y profesional a través de un Barista (especialista en preparar variedad de café).

Autor: Lic. Daniel Higuera Jaramillo para revistadehistoria.es

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Bibliografía

www.historiacocina.com

www.federacioncafe.com

www.mundodelcafe.com

www.cafesdemexico.com

www.historiainfinita.wordpres.com

www.wikipedia.com

www.excelsior.com.mx/nacional/2017/02/25/1148609

www.tiempodehoy.com/cultura/historia/el-motin.del-te

https://m.youtube.com/watch?v=fCsLiku0OIs

https://m.youtube.com/watch?v=rAnauldbD2s