La Garra de Arquímedes

¡Valora este artículo!
[Total: 94 Media: 3.7]

La Garra de Arquímedes fue un mecanismo que se usó en la defensa de Siracusa durante la Segunda Guerra Púnica. Durante esta guerra, los romanos  asediaron Siracusa entre los años 213 y 211 a.C. Una flota de unos 120 quinquerremes romanos al mando de Marco Claudio Marcelo intentaba acercarse a las murallas de la ciudad para tomarla al asalto, cuando se encontraron con la ingeniosa defensa montada por Arquímedes.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

La Garra de Arquímedes

El artefacto de Arquímedes se desplegaba en cuanto los romanos se acercaban a las murallas, maniobra que realizaban con la esperanza de enganchar sus escaleras a las fortificaciones para que los legionarios pudiesen acceder a las almenas desde los quinquerremes. Era entonces cuando la Garra de Arquímedes, a la que los romanos llamaban “manus ferrea” entraba en acción.

Un brazo parecido al de las actuales grúas aparecía por detrás de las murallas y mediante un gancho de metal los defensores lo dejaban caer sobre el barco enemigo y lo atrapaban, levantándolo por la proa, lo que hacía que el barco se balancease al quedar la proa por encima del agua provocando una inundación del mismo por la parte de popa, que se sumergía irremediablemente bajo el agua, inutilizando de paso las armas de asedio del barco, y lanzando a los legionarios al agua con sus escalas.

Además, mediante un sistema de poleas y cadenas, los defensores de Siracusa conseguían escorar el barco y volverlo a soltar con fuerza contra el agua, lo que provocó  que muchos quinquerremes romanos volcasen y se hundiesen.

La Garra de Arquímedes evitó que los romanos tomasen la ciudad al asalto y obligó al severísimo general romano Marco Claudio Marcelo a permanecer sitiando Siracusa durante ocho largos meses, aunque no evitó a la postre la conquista de la ciudad por parte de los romanos, tal y como nos narra el historiador griego Polibio.

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios