La cara femenina del nazismo

“Los prisioneros tenían que formar de a cinco. Era mi deber que lo hicieran así. Entonces venía el doctor Mengele y hacía la selección”. Esa fue la defensa de Irma Grese, guardiana de varios campos de concentración, durante los juicios de Núremberg tras la victoria aliada en 1945.

El nacionalsocialismo no fue solo cosa de hombres. Las mujeres alemanas tuvieron un rol muy importante en el ascenso y consolidación del régimen nazi. Según el historiador y periodista David Solar “las mujeres consideraban a Hitler un ser provincial, un superhombre, un héroe”.

Si bien el ideal de la mujer alemana propagado por el nacionalsocialismo estaba limitado al ámbito doméstico, lo que comúnmente se denominaban las 3K (Kinder, Kuche, Kirche– niños, Iglesia y cocina), hubo mujeres que se atrevieron a romper el molde y a vivir de primera mano el Holocausto.

Así ha querido demostrarlo Mónica G. Álvarez en su libro Guardianas nazis, el lado femenino del mal, un libro impactante y aterrador en el que la autora profundiza en la vida de diecinueve mujeres que conformaron la cara femenina del nazismo, aunque sus nombres no son tan conocidos como Hitler, Goebbels o Himmler, sí que participaron activamente en esta barbarie humana.

La cara femenina del nazismo

Páginas: 1 2

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies