La barbarización del ejército romano

¡Valora este artículo!
[Total: 137 Media: 3.3]
Tiempo de lectura: 2 minutos

La barbarización del ejército romano se aceleró tras la tremenda derrota de Adrianópolis, en la que el emperador Valente y gran parte de sus 15.000 legionarios fueron aniquilados por los godos, tropas que el imperio ya no podía reponer.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

La barbarización del ejército romano

Ante la escasez de población dentro del imperio, y la falta de motivación, tanto trascendental como económica para alistarse en el ejército, el emperador Teodosio, sucesor del malogrado Valente hubo de convertir a unidades de segunda clase que guarnecían las fronteras (limitanei) en unidades (ficticias) de primera clase, mientras se veía obligado a aceptar a los visigodos como “foederati”, que  a cambio de tierras y dinero, prestaban servicio militar, pero nunca bajo oficiales romanos. A los visigodos se les unieron las unidades de auxilia, formadas por voluntarios germanos, y entre ambos pasaron a formar el grueso del ejército “romano”.

Las consecuencia de todo esto fue que el auténtico poder paso a manos de generales bárbaros. Igual que en el pasado cuando los generales y cónsules romanos al mando de suficientes legiones competían por el trono intentando imponer su gobierno, los nuevos generales bárbaros, jefes tribales en su mayoría,
 pronto fueron conscientes que el poder estaba en sus manos,  y no en las de los cada vez más débiles emperadores, que no eran mas que títeres en manos de generales bárbaros como Estilicón (Vándalo), Alarico (Visigodo) o Odoacro (Hérulo), por lo que no es de extrañar que Odoacro decidiera en el año 476 que no necesitaba gobernar mediante un emperador títere, como era el caso de Rómulo Augústulo, deponiéndolo y dando con ello fin al Imperio Romano de Occidente.

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico