Juan Rejón, el conquistador que lo quería todo

os encontramos en tiempos de los Reyes Católicos. La Corona de Castilla veía como los portugueses se les adelantaban en la conquista de las Azores, Madeira y Cabo Verde, y temían que ocurriese lo mismo con las Islas Canarias.

Por ello, en 1478 enviaron al hidalgo y conquistador castellano, Juan Rejón -un reputado soldado de gran valor y experto en la guerra por las numerosas campañas que había llevado a cabo sobre los musulmanes y sobre el rey de Portugal en sus pretensiones a la Corona de Castilla-, junto a medio millar de hombres que arribaron en la Bahía de las Isletas.

Si nos lees desde un móvil o Tablet y te apetece leer el artículo más tarde puedes guárdatelo en PDF y leerlo cuando te plazca haciendo click Aquí

Juan Rejón, el conquistador que lo quería todo

Su distanciamiento de los grandes núcleos de población aborígenes como Telde y Gáldar, posibilitó el asentamiento militar en una zona adecuada (indicada por uno de los indígenas capturados), para emprender la conquista de la isla. La ciudad, fundada oficialmente por Juan Rejón el 24 de junio de 1478 a orillas del Barranco Guiniguada, junto a un palmeral, pronto se conoció como el “Real de las Tres Palmas” y, no muchos años después, ya como la Villa de Las Palmas.

En 1515 recibió en título de Muy Noble Ciudad Real de Las Palmas, y quedaría pronto configurada por el barrio de Vegueta, el de Triana y los asentamientos en los Riscos de San José, San Juan, San Roque y San Nicolás, el actual “centro histórico de la ciudad”. Por lo tanto, podemos decir que, la ciudad fue en sus inicios más campamento militar que urbe.

Parece ser que, poco después de la fundación de la ciudad, a Juan Rejón se le empiezan a subir los humos y sus acciones ralentizan la conquista. Problemas internos en la ciudad, hacen que los reyes envíen como Gobernador de la Isla a Pedro de Algaba para que medie entre Juan Rejón y el deán Bermúdez, los cuales han creado dos bandos. Como Rejón seguía en sus trece, creyéndose el único conquistador, es enviado por Algaba a la Península.

Años después, y tras convencer a los reyes que el único propósito de Algaba era vender el territorio conquistado a los portugueses, vuelve a la isla y entra al Real de Las Palmas por sorpresa, apresando a la salida de misa en la ermita de San Antonio Abad tanto a Algaba como a Bermúdez. A partir de ahí, Rejón inicia un proceso contra Algaba, acusándolo de alta traición. Entre finales de mayo y principios de junio de 1480, Algaba es decapitado en la plaza de la ermita de San Antonio Abad, la misma donde en 1492, Cristóbal Colón oró antes de emprender su viaje hacia el nuevo mundo.

Los Reyes Católicos nombran como nuevo gobernador de Gran Canaria, capitán de la conquista y alcaide de la fortaleza de la isla a Pedro de Vera, en sustitución de Algaba. Mientras, Rejón es enviado de nuevo ante los Reyes Católicos, que le encargan la conquista de Tenerife y La Palma.

Pero durante una tormenta, llega a la isla de La Gomera, donde tiene un enfrentamiento con el señor de la isla, Hernán Peraza. Al resistirse a ser apresado, Rejón fue atravesado por una lanza que acabó con su vida en mayo de 1481.

Autor: Juan Álvarez-Nava García para revistadehistoria.es

Lee más del autor en Instagram @elprofecurioso

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si nos lees desde un móvil o Tablet y te apetece leer el artículo más tarde puedes guárdatelo en PDF y leerlo cuando te plazca haciendo click Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Bibliografía:

• Cebrián Latasa, José Antonio (2003). Ensayo para un diccionario de conquistadores de Canarias. Islas Canarias: Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.
• Urosa Sánchez, Jorge (1998). Política, seguridad y orden público en la Castilla de los Reyes Católicos. Madrid: Instituto Nacional de Administración Pública.
• Gambín García, Mariano (2003). «Cinco documentos inéditos sobre Pedro de Vera, conquistador y gobernador de Gran Canaria». El Museo Canario (Las Palmas de Gran Canaria: El Museo Canario) (58): 189-210.
• Martín Galán, Fernando (2001). Las Palmas Ciudad y Puerto – Cinco siglos de evolución. Fundación Puertos de Las Palmas.

Parte Foto de Portada:

De Wolfgang Sauber – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=56661052