Gonzalo Chacón, el hombre que desempeñó el papel de padre para Isabel la Católica

¡Valora este artículo!
[Total: 34 Media: 4.1]
Tiempo de lectura: 5 minutos

Gonzalo Chacón nace en Ocaña. Hijo de Juan Chacón Alfón e Inés de Martínez del Castillo. Fue mayordomo y contador mayor de los Reyes Católicos, y autor de la Crónica del condestable Álvaro de Luna.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Hacia 1446 entra, a los 18 años de edad, como criado en la casa del maestre de Santiago y condestable Álvaro de Luna, en el reinado de Juan II de Castilla. Fue uno de los discípulos del condestable y su fiel seguidor hasta la decapitación de su señor. Hubo otros criados, entre ellos el famoso Juan Pacheco y su hermano Pedro Girón, quienes una vez conseguido su puesto al lado del príncipe Enrique se comportaron de manera descarada en contra de su antiguo protector y señor Álvaro de Luna.

Gonzalo Chacón, el hombre que desempeñó el papel de padre para Isabel la Católica

Chacón no actuó como ellos, sino que continuó respetando a su antiguo maestro y patrón, aunque eso llegó a poner en grave riesgo su propia vida. El cambio del reinado tras la muerte de Juan II en 1454 trae la desgracia, como era de imaginar, para los que estaban al lado del antiguo condestable ya que el nuevo rey Enrique IV no se llevaba bien con Álvaro de Luna. Tampoco Juan Pacheco, el nuevo privado real.

Gonzalo Chacón tuvo que permanecer en el anonimato para evitar represalias por parte de las autoridades reales. A pesar de tener seguros de Juan II, no pudo evitar pasar una temporada en la cárcel. Fueron eliminadas las personalidades cercanas al anterior gobierno de Álvaro de Luna. No obstante, Gonzalo recibió de Álvaro de Luna la fortaleza de Montiel con el título de comendador.

De acuerdo con el testamento de Juan II, se establece la corte de la reina viuda Isabel de Avis en Arévalo, donde Gonzalo Chacón es designado como instructor de los infantes Isabel y Alfonso, permaneciendo entre Arévalo y Madrigal. Chacón vio crecer a los infantes durante su infancia en una situación no acorde con su estirpe real. Él ejerció el papel de maestro y padre de los infantes, consiguiendo la plena confianza de estos. En Arévalo conoce a su futura esposa, Clara Álvarez, hija del alcaide que figuraba en el séquito de la reina viuda Isabel de Avis, la madre de los infantes. Su futura esposa se convertiría más tarde en dama y camarera de Isabel I.

Como comendador de Montiel inculcó a los infantes la idea de que el testamento de Juan II no estaba siendo cumplido por el nuevo monarca Enrique IV y que, como consecuencia, ellos no gozaban de los privilegios ni del estatus que realmente les correspondía. Durante el reinado de Enrique IV se producen rebeliones de la nobleza, sobre todo después de la destitución del privado Juan Pacheco y su sustitución por el nuevo hombre de confianza, Beltrán de la Cueva, y tras el nacimiento de Juana la Beltraneja. La nobleza rebelde, encabezada por Juan Pacheco, nombra al infante Alfonso nuevo rey de Castilla, provocando la guerra civil entre el bando de Enrique IV y el del nuevo rey Alfonso, apoyado este por importantes personalidades de la nobleza castellana, entre ellas Juan Pacheco y Alonso Carrillo. Gonzalo Chacón no figuraba en la lista de los rebeldes, a pesar de ser el protector de los infantes y casi familia de ellos.

Hasta 1468, año del Tratado de los Toros de Guisando, hubo un silencio total de Gonzalo Chacón, por lo menos en el terreno oficial. A partir de ese año, cuando la infanta Isabel es jurada como princesa heredera de Castilla por Enrique IV, Chacón no abandonará el escenario político, posicionándose al lado de Isabel hasta su muerte.

Chacón va a convertirse en uno de los pocos hombres de confianza de la reina Isabel, junto con su sobrino Gutierre de Cárdenas y Alfonso de Quintanilla, hombres que colaboraban con la reina desinteresadamente, sin ansias de poder ni de acumular riqueza. La reina otorgó plenos poderes a Chacón para que administrase sus bienes y le nombró mayordomo y contador del reino.

Hasta Juan II de Aragón y el príncipe Fernando confirmaron los títulos de Chacón. Ayudó mucho a la princesa Isabel en sus horas bajas. En octubre de 1470 gastó su capital para defender Ávila, donde los príncipes estaban refugiados. Los príncipes se vieron obligados a huir de un lugar a otro, perseguidos por orden de Enrique IV, quien estaba enfadado por el matrimonio celebrado sin su consentimiento. El mismo año tuvo lugar una ceremonia en Val de Lozoya, donde Enrique IV nombró a su hija Juana la Beltraneja nueva heredera del trono, cancelando lo acordado en Guisando.

La situación de Isabel era delicada porque la mayoría de los nobles apoyaban a Enrique IV, y, por consiguiente, a la princesa Juana como legítima heredera del reino. A partir de 1471 empieza a mejorar la situación de los príncipes gracias a la incorporación de algunos nobles que les apoyan. Una vez terminados esos tiempos difíciles, cuando comienza el reinado de Isabel y Fernando (1476), tras el triunfo de la guerra con Portugal, Chacón se promociona de forma espectacular.

Participa en todos los acontecimientos importantes del reino, incluida la guerra de Granada. El apoyo de la corona más notable que recibió fue el matrimonio de su hijo Juan, su heredero, con Luisa Fajardo, única heredera de Pedro Fajardo, el adelantado mayor de Murcia. Los Reyes organizaron la boda en 1477, aportaron un millón de maravedíes y un juro de 200 000 maravedíes anuales para los novios.

Gonzalo Chacón aumentó sus propiedades a lo largo de su vida al lado de los Reyes Católicos, aunque algunas propiedades traerían problemas y conflictos con sus compañeros de la corte, los marqueses de Moya Andrés Cabrera y Beatriz de Bobadilla, que también fueron favorecidos por la reina.

Autor: Yutaka Suzuki para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía:

Yutaka Suzuki  Personajes del siglo XV, Orígenes del Imperio español. ISBN: 9788460690399