Enseñar la Segunda Guerra Mundial con El Señor de los Anillos

¡Valora este artículo!
[Total: 68 Media: 3.2]
Tiempo de lectura: 3 minutos

La explicación de la historia de forma dinámica ha sido siempre uno de los ejes sobre los que versan los quebraderos de cabeza de los profesores de historia. De un positivismo exacerbado hemos pasado a un tipo de educación diferente, pero no por ello peor.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Enseñar la Segunda Guerra Mundial con El Señor de los Anillos

En este momento es donde entro con mi propuesta: enseñar la II Guerra Mundial a través de la obra cumbre de J.R.R Tolkien; El Señor de los Anilllos. Mi planteamiento se fundamenta básicamente en comparar la estructura lineal de los acontecimientos de la guerra del Anillo con la II G.M.

Muchos son los estudios que existen sobre la figura de Tolkien, y todos señalan que no encontró una fuente de inspiración (directa) en la II Guerra Mundial, sí en la primera pues luchó como soldado. No obstante mi planteamiento no es convencer de que sí lo hizo intencionadamente. Nada más lejos pretendo ayudar a que guste más la historia en secundaria, haciendo de ella una asignatura dinámica.

Los profesores ya no somos meros transmisores de conocimiento, ahora los sujetos de la oración que es la educación, son los alumnos, y los profesores somos complementos. Por ello para el desarrollo de esta actividad, primero tenían que ver documentales e indagar en redes sociales buscando información de los acontecimientos, y una vez hecho esto, es cuando les proyectamos las películas de Peter Jackson (la intención fue usar los libros, pero por cuestión temporal no se pudo).

Así nos presentamos en el inicio de la guerra del anillo, con un Sauron en pleno proceso de rearme. Si extrapolamos esta analogía podemos ver que es uno de los antecedentes de la II Guerra Mundial; el rearme de Alemania. Si proseguimos en los hechos de la obra de Tolkien encontramos cómo Italia se decanta del lado de Alemania firmando el tratado del eje Roma-Berlín. Su paralelismo en El Señor de los anillos lo encontramos cuando Saruman se enfrenta a Gandalf en la torre de Orthanc.

Además de estos ejemplos, siempre me gusta remarcar el más significativo. En este caso nos situamos en 1943. Los aliados acaban de firmar en Teherán un pacto por el cual Estados Unidos intervendrá en la guerra de forma terrestre a través de la costa francesa de Normandía, lo que conocemos como el día-D. Este pacto tiene su reflejo en la trilogía cuando Pippin enciende las almenaras de Minas Tirith que comunican con Rohan para solicitar apoyo. Lo más característico es que ambos hechos van seguidos de sendas batallas; Dia-D y la batalla de los campos de Pelennor. El resultado de ambas batallas es el inicio del retroceso de, en este caso, los “enemigos de la humanidad”.

Junto con estos paralelismos existen otros más anecdóticos, como por ejemplo la comparación de los Stukas, los cazas alemanes, con los Nâzgul. En ambos casos la comparación se produce por que cuando iban a atacar, ambos, hacían un ruido característico. En el caso del caza se hacía con el picado del motor, y en el caso del dragón con su rugido.

Es por ello que aunque recurramos a la fantasía para explicar la realidad, siempre se la habremos explicado de una forma completamente diferente, y lo particular es mejor retenido, y sobre todo comprendido, que es lo realmente importante. Con esta actividad además fomentamos el incentivo por la lectura, y rescatamos una obra clásica que poco a poco se va diluyendo en el oscurantismo.

Autor: Francisco Tello Cobos para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Mecenas

Agradecemos la donación de nuestro lector David López Vázquez su mecenazgo desinteresado ha contribuido a que un Historiador vea publicado éste Artículo Histórico.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico