El teatro Marcelo, el primero de Roma

¡Valora este artículo!
[Total: 36 Media: 3.2]

El teatro Marcelo de Roma fue el primer teatro permanente de Roma. Edificado en el Campo de Marte, fue impulsado por el mismísimo Julio César y acabado por Augusto entre los años 13 y 11 AC. Hasta su construcción, en Roma sólo había teatros provisionales de madera, por lo que uno de piedra y permanente era muy necesario.

El teatro Marcelo

Augusto dedicó la construcción del teatro Marcelo a su sobrino y yerno prematuramente muerto en el año 23 AC, Marco Claudio Marcelo. Aún con el edificio en construcción, Augusto hizo celebrar los ludi saecularis (Juegos Seculares), cantados por Horacio.

 Construido en piedra y con concreto (una mezcla líquida de arena, cascotes de piedra, piedra volcánica o pozzolana y cal) y con la fachada de mármol travertino, el mismo con el que se hizo la del Coliseo, se calcula que podía albergar a unos 15.000 espectadores, con unas gradas que se podían cubrir con toldos (velarium). Con un diámetro de 150 metros, el espacio destinado al coro tenía 37 metros de diámetro, con un escenario flanqueado por dos alas con ábside y cubierto por un tejado inclinado a dos aguas que lo protegía tanto de la lluvia como del sol, además de mejorar su acústica. Detrás del escenario había una exedra semicircular con dos pequeños templos.

Su construcción el el Campo de Marte formó parte de la urbanización del mismo que llevó a cabo Augusto, donde además del teatro Marcelo se construyeron el anfiteatro de Estatilio Tauro, las termas de Agripa, el Ara Pacis, el mausole del emperador y el Panteón.

teatro Marcelo

teatro Marcelo

El teatro Marcelo fue dañado en un incendio en el año 64, siendo afectado también durante las luchas entre Vespasiano y Vitelio. Dejó de ser funcional en el siglo IV DC cuando se empezó a usar como cantera para otros edificios, y si podemos disfrutar aún de él, fue gracias a que se transformó en fortaleza en 1150, siendo ocupado por los nobles Savelli y los Orsini. El palacio renacentista que ocupa actualmente su segunda planta fue obra del arquitecto Baldassarre Peruzzi.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios