El Comandante Andresito

¡Valora este artículo!
[Total: 24 Media: 3.5]
Tiempo de lectura: 5 minutos

Se desconocen muchos hechos de la vida del comandante guaraní Andrés Guasurarí o Guazurari (cuyo apellido significa “venado arisco”)[i]. Según algunas versiones, nació en Sao Borja, estado brasileño de Río Grande do Sul, mientras que para otras fue en Santo Tomé, provincia argentina de Misiones, el 30 de noviembre de 1778.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Su infancia transcurrió en Santo Tomé, donde aprendió a leer, escribir y ejecutar instrumentos musicales. En 1811 conoció a José Gervasio Artigas, que lo adoptó como su hijo, por lo que algunos documentos aparece con el nombre Andrés Artigas[ii]. En 1815 el “Protector de los Pueblos Libres” lo nombró Comandante General de la Provincia de Misiones, cargo equivalente a Gobernador.

El Comandante Andresito

Como gobernador, el “comandante Andresito” recuperó los pueblos misioneros que habían sido ocupados por Paraguay, abolió la servidumbre, repartió la tierra entre quienes la habían perdido durante la conquista, se eliminaron todos los emblemas del colonialismo español, y recobraron su vigor los Cabildos Indígenas que tenían como función central fomentar la producción de yerba mate (la bebida más popular en el Cono Sur de América), la fabricación de pólvora para la lucha independentista y la instalación de hornos de fundición de metales[iii].

En 1816 la provincia de la Banda Oriental (actual Uruguay) fue invadida por tropas portuguesas asesoradas por William Carr Beresford, que participó en la invasión inglesa a Buenos Aires en 1806. Allí Artigas estaba llevando a cabo la primera Revolución Agraria latinoamericana que consistía en expropiar sin indemnización de las tierras de los

“malos europeos y peores americanos”

que no hubieran sido indultados por la Revolución para ser repartidas bajo el principio de

“los más infelices serán los más privilegiados”[iv].

Al mismo tiempo había organizado la “Liga de los Pueblos Libres” que nucleaba a las provincias de la Banda Oriental, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, Misiones y –por poco tiempo- Córdoba, en contra del centralismo autoritario de Buenos Aires[v]. Estos dos hechos, junto con su negativa a renunciar a la lucha contra el colonialismo español (cuándo Buenos Aires buscaba negociar) hicieron que el gobierno porteño lo abandonara a su suerte cuándo se produjo la invasión.

El 12 de septiembre de 1816 Andresito al mando de 1000 soldados originarios divididos en varios pelotones cruzó el Río Uruguay para enfrentar a los invasores. Triunfó en San Juan Viejo y Rincón de la Cruz, y avanzó hasta Sao Borja para sitiarla el 21 de septiembre. Su negativa a atacar la ciudad, en la que acaso había nacido, por miedo a dañar a la población civil dio a las fuerzas portuguesas la posibilidad de rearmarse y recibir refuerzos con los que lo derrotaron.

Los pueblos originarios (guaraníes, charrúas, abipones, guaycurúes) estuvieron presentes desde un primer momento en el proyecto artiguista: se les repartió tierras e integraron su Ejército Popular. Las cartas que escribió a Andresito muestran la importancia que tenían para el revolucionario oriental en el desarrollo económico de la Liga:

“usted no deje de alumbrar a esos naturales para que conduzcan sus maderas, algodón, yerba y tabaco por el Uruguay a este destino. Así abrimos el comercio”[vi].

En 1817, al mando del brigadier Faransisco das Chagas Santos los portugueses invadieron Corrientes y Misiones, arrasando pueblos, talando bosques y destrozando cosechas. Andresito y sus hombres le hicieron frente derrotándolo el 2 de julio en Apóstoles. Tras esto, Artigas le pidió marchar sobre Corrientes para reponer en su puesto al gobernador aliado Juan Bautista Méndez, derrocado por un golpe apoyado por Buenos Aires. Los terratenientes locales se opusieron a “ese indio”, por lo que Andresito los humilló haciéndoles limpiar la plaza. De regreso a Misiones y, contra todo pronóstico, derrotó a Chagas Santos en San Nicolás obligándolo a replegarse a Palmeiras, en Brasil.

Pero el colonialismo español y portugués no eran los únicos enemigos de los “Pueblos Libres”. El 6 de diciembre de 1818 el marino irlandés Campbell, nombrado por Andresito Comandante de la Armada Federal, sorprendió a los buques del capitán francés Ángel Hubac, jefe naval del Directorio porteño, bloqueando el puerto de Santa Fe. La escuadra se retiró aguas abajo, pero en represalia el 29 de enero de 1819 el general Juan Ramón González Balcarce incendió la Villa del Rosario (actual ciudad santafesina de Rosario) salvándose solo la Iglesia. El 5 de febrero Balcarce fue atacado por fuerzas de Campbell, tropas del gobernador santafesino Estanislao López, negros liberados de la esclavitud, y un ejército de guaraníes y guaycurúes comandados por Andresito que lo obligaron a replegarse hasta Buenos Aires[vii]. Se puso fin de este modo a un nuevo ataque contra la “Liga de los Pueblos Libres”.

A partir de aquí se desconoce la historia de Andresito. Se sabe que marchó a luchar junto a Artigas, pero fue capturado por una patrulla portuguesa cuándo intentaba cruzar el Río Uruguay. Junto a sus hombres fue llevado caminando hasta Porto Alegre y luego a la prisión de la Lague. Fue liberado en abril de 1821, pero encarcelado nuevamente tras una riña callejera. Se desconoce la fecha y circunstancias de su muerte, así como el lugar donde se encuentran sus restos.

Artigas fue derrotado en 1820, marchando al exilio en Paraguay. En 1830 las elites y el colonialismo acordaron un proyecto británico para convertir a la Banda Oriental en la República del Uruguay como “Estado tapón” para evitar conflictos entre el Río de La Plata y Brasil (que se había independizado de Portugal en 1822). Se ponía fin al proyecto artiguista de crear una patria grande latinoamericana, libre y plural, por la que Andresito había luchado.

Autor: Luciano Andrés Valencia para revistadehistoria.es

Lee más del autor en: https://plus.google.com/u/0/114773697260851717480

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía:

[i] Misiones Online, http://misionesonline.net/2013/08/07/andresito-guasurari-un-guaran-con-nombre-de-animal-venado-arisco/, 7 de agosto de 2013.

[ii] Abad de Santillán, Diego; Gran Enciclopedia Argentina, tomo I, Buenos Aires, EDIAR, 1956, p. 194.

[iii] Pigna, Felipe; “Andresito, nuestro indio gobernador”, Clarín, https://www.clarin.com/viva/columnistas_viva-felipe_pigna-haciendo_historia_0_HkfxT06uvmx.html, 27 de enero de 2016.

[iv] Galeano, Eduardo; Las venas abiertas de América Latina, Buenos Aires, Catálogos, 20° edición, 2003, pp. 153- 155.

[v] Goldman, Noemí; “Crisis Imperial, revolución y guerra (1806- 1820)”, en: Goldman, Noemí (Dir.); Revolución, República, Confederación (1806-1852), Buenos Aires, Sudamericana, 1998 (Nueva Historia Argentina, tomo III), pp. 43- 61.

[vi] Azcuy Ameghino, Eduardo; Historia de Artigas y la Independencia Argentina, Montevideo, Ediciones de la Banda Oriental, 1993, cap. IV.

[vii] Montenegro, Alfredo; “La olvidada y cobriza flota que defendió Santa Fe”, Redacción Rosario, https://redaccionrosario.com/2017/11/29/la-olvidada-y-cobriza-flota-que-defendio-a-santa-fe/, 29 de noviembre de 2017.

Comentarios