Diego García de Moguer, un Español en el Índico

¡Valora este artículo!
[Total: 26 Media: 4.7]
Tiempo de lectura: 5 minutos

El onubense Diego García de Moguer fue uno de los marinos más prestigiosos de su época al haber participado en las exploraciones del Río de la Plata y territorios de su interior, cruzado el Atlántico en más ocasiones que cualquier navegante de su época y finalmente navegado en travesías portuguesas por el Océano Indico fruto de las cuales hoy existe en el mismo un lugar con topónimo español: la isla Diego García en el Archipiélago de Chagos.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Solís y el Río de la Plata

El primero de los viajes en que participó fue en el de Juan Díaz de Solís (1516) que descubrió el gran estuario llamado Río de la Plata. Muerto Solís a flechazos por los indios y devorado por éstos, la expedición regresó a España y Diego García fue el piloto de una de las carabelas que efectuaron ese viaje de vuelta, y el más alto cargo de Solís que informó a las autoridades de Sevilla y a la Corona sobre el hallazgo de dicho Río de la Plata.

Magallanes y Elcano

Algunos historiadores han apuntado la posibilidad de que Diego García de Moguer participara entre los años 1519 y 1522 en la histórica expedición de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano que circunnavegó el mundo, pero tal hecho parece poco probable toda vez que el único Diego García que se enroló en la expedición fue Diego García de Trigueros, nacido en Huelva, que salió de Sevilla como marinero en la Santiago, y que falleció por enfermedad abordo de la Victoria en junio de 1522.

El Paraná y Caboto

En 1525 Diego García, con la autorización real es contratado por un grupo de mercaderes relacionados con la Casa de la Contratación de La Coruña, para explorar u buscar riquezas por las costas americanas del Sur del Atlántico, llevando consigo una carabela, un patache de 30 toneles, y el material  necesario para poder construir un bergantín de remo. No obstante, y como buen conocedor de las malas condiciones climáticas del verano austral, García demoró su partida hasta principios de 1526, lo que a la postre le generaría más problemas al adelantársele una expedición del siempre polémico Sebastián Caboto en los territorios cuya exploración había sido encargada a García.

La expedición de Diego García llegó a las costas del Brasil y más tarde a la isla de San Gabriel, donde se construyó el primer astillero que se conoce del Río de la Plata y se montó el bergantín que llevaban en piezas desde España. Después comenzó la remontada del estuario encontrándose con dos naos de Caboto y enterándose por vez primera de tal expedición decidiendo ignorar tal expedición al igual que Caboto hacía con la suya. García prosiguió su viaje, remontando el río Paraná y a unas 30 leguas antes de la desembocadura del río Paraguay.

García no encontró ninguna riqueza reseñable, y así, pese a que las instrucciones del rey eran  bajar hasta el río San Julián para intentar localizar a Juan de Cartagena y al clérigo Sánchez de Reina, abandonados en aquel lugar por Magallanes en 1520, Diego García decide regresar a España cuando abandona Río de la Plata, obligado por la falta de pertrechos y el mal estado de sus naves.

Pedro de Mendoza y Buenos Aires

Poco después de su regreso, en agosto de 1534, cruza de nuevo el Atlántico, esta vez a bordo de la carabela Concepción, integrada en la flota de 16 barcos y 1485 personas, que al mando de Pedro de Mendoza se dirigía hacia Río de la Plata, con la orden real de conquistar y colonizar el país. Zarpan de Sanlúcar de Barrameda y tras recalar en Tenerife y en Cabo Verde, ponen rumbo al Brasil, para una vez allí, descender al estuario de los ríos Uruguay y Paraná. El 3 de febrero de 1536, Mendoza funda una ciudad, a la que denomina Nuestra Señora de Santa María del Buen Aire, desde donde pretende iniciar la conquistas encargadas, pero tras sufrir numerosos ataques de los indígenas, Mendoza decide dejar una guarnición en este lugar y volver a España. En abril de 1537 vuelve Diego García a España, pero no el primer adelantado del Plata, Pedro de de Mendoza que, muy enfermo, morirá antes de la partida. 

Portugal y el Índico

Los trabajos en el Río de la Plata fueron los últimos que Diego García realizó para España y la Corona; tras ellos, y tal y como ocurría con muchos pilotos extraordinarios que ya no eran jóvenes se quedó sin trabajo y hubo de buscar trabajo en otro lugar: Portugal. El “trasvase” de marinos en la época era práctica habitual y así cuando los portugueses quedaban postergados en su país también buscaban trabajo en España tal y como ocurrió en los casos más conocidos de Estevan Gómez y Magallanes. Diego García seguiría el camino opuesto.

Diego García navegará casi 15 años más en navíos portugueses por aguas del Océano Indico, y así en 1554 cuando navegaba en la nao San Bento que formaba parte de la armada de Fernao Alvares Cabral que volvía a Portugal desde la India, García descubre la primera isla del archipiélago de Chagos, situado al sur de las Maldivas y al oeste de las Seychelles, la cual fue bautizada con su nombre el cual aún mantiene: Isla de Digo García.

Muerte de Diego García

Diego García de Moguer fallecía días después, frente a las costas de África,  a la inusual edad para la época – y para la vida de peligros que llevó – de 70 años. La relación portuguesa del viaje lo describe así:

“Se chamou primitivamente Ilha Diego Garcia. E este nome torna atribuível o seu descobrimento ao afamado piloto castellano assim cha-mado, que por muitas vezes navegou em embarcaeoes portuguesas. Tendo transpostos o Indico pela última vez, já com 70 anos, na torna-viagem de 1554 da nau S. Bento” 

La isla

El archipiélago de Chagos en el centro del Océano Índico. La mayor isla del mismo lleva el nombre de Diego García y aunque se encuentran actualmente bajo soberanía británica, son reclamadas por la República de Mauricio. El gobierno británico en 1966 separó el archipiélago del resto de su colonia y expulsó a la población local para alquilar Diego García a Estados Unidos hasta 2016 para que instalasen una base militar, situación que persiste a día de hoy.

Autor: Ignacio del Pozo Gutiérrez para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía:

España en el mar:  padrón de descubridores   de Amancio Landín Carrasco, Editorial Naval,1992

Los marinos descubridores onubenses  de Ignacio Fernández Vial. Diputación Provincial de Huelva, Servicio de Publicaciones 2004

Las sirenas del Plata: nuevos rumbos de las expediciones de Sebastián Caboto y Diego García de Moguer en el Mar Océano Austral (1526-1530) de María Juliana Gandini. Revista Escuela de Historia N° 15 V 1 (2016)