Cultos Mistéricos

¡Valora este artículo!
[Total: 33 Media: 4]

Dentro del campo de la Historia Antigua y los diferentes aspectos que engloba, la evolución religiosa y espiritual es uno de los más atractivos.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Durante varios siglos, y en una atmósfera de búsqueda de identidad marcada por tendencias religiosas orientalizantes, surgen religiones mistéricas de revelación con los suficientes fundamentos éticos para despertar la esperanza y llevar la quietud a un mundo que había perdido su fe en los dioses y que buscaba algo más que rituales externos. Aunque fue el cristianismo la religión triunfante, otra gran religión mistérica, el mitraísmo, representó y significó algo más que el gran derrotado en el contexto de la lucha antipagana.

Cultos Mistéricos

Lógicamente, estas religiones no se encontraron solas ni surgieron por generación espontánea, sino que pertenecen a un proceso general de evolución espiritual.

La orientalización del paganismo romano es una consecuencia de la oleada de influencias orientales sobre el mundo mediterráneo. Se trataba de rituales extraños (externa superstitio), ajenos a la dignidad romana. Pero Roma, bajo la influencia del Helenismo, había adquirido una gran capacidad de asimilación.

La conversión tiene lugar por etapas, coincidiendo con las crisis morales y políticas que afectan al mundo romano desde el siglo III antes de Cristo hasta el siglo III después de Cristo. La primera crisis puede situarse tras las derrotas romanas en Cannas y Trasimeno y el acoso de Italia por parte de Aníbal. El año 203 antes de Cristo se reprime la virulencia de supersticiones orientales hacia las que se había vuelto la población. La segunda fase coincide con las guerras civiles. Y la tercera se sitúa en la crisis del año 69 de la Era.

Las liturgias orientales actúan con fuerza sobre la sensibilidad y la emotividad. Muchos de los cultos orientales conmemoran a dioses que padecen; y el fiel participa, incluso físicamente, de la pasión del dios.

La gran fuerza de las religiones orientales estriba en el hecho de que incluyen iniciaciones. El ritual facilita el acceso a estados extraordinarios, responde a los impulsos del corazón y del sentimiento.

Las comunidades ignoran los rangos de la sociedad romana. Existen grados, pero los mysthoi (especialmente en el mitraísmo) se llaman “hermanos” entre sí y el gran sacerdote lleva el título de “Padre”; y se sienten integrados en una gran familia.

El iniciado se concibe a sí mismo dentro de un orden divino, y los sacramentos le ayudan visualmente a representarse en él. De la muerte ritual que padece ficticiamente surge regenerado y fortalecido.

El individuo se vuelve a los misterios porque la impersonalidad y frialdad de la religión del Estado no puede satisfacer sus necesidades religiosas. El misterio le pone en comunión con el dios, le promete una vida bienaventurada más allá de la tumba.

El misterio se ha definido como un conjunto de ritos y actos simbólicos que tienen por objeto obtener una vida más elevada; y la imitación de la pasión y de la victoria de dioses determinados, como garantía para la obtención de la vida superior que pasa a través de la muerte. Los mitos procuran la salvación colectiva o personal.

Autor: Adela Rubio Calatayud para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

GRDP

Bibliografía:

-Adela Rubio Calatayud, “Mitraísmo y Cristianismo: influencias y controversia anti-mitraica”, Memoria de Licenciatura (inédita), Universidad de Zaragoza, Zaragoza 1985

-Bleeker, C.J.-Widengren, G. “Historia Religionum. Handbook for the History of Religions”, I, Leiden 1969

-Corpus Inscriptionum Latinorum

-Cumont, F. “The oriental Religions in Roman Paganism”, Chicago 1911; “Lux Perpetua”, París 1949

-Eliade, M. “Le Chamanisme”, París 1951

-Ferguson, J. “The Religions of the Roman Empire”, Nueva York 1970

-Koppers, W. “Zum Ursprung des Misterienwesens im Lichte von Völkerkunde und ideologie”, Eranos Jahrbuch XI, 1944

-Liagre de Böhl, F.M. “Cristo y las religiones de la tierra”, B.A.C. Madrid 1968

-Loisy, A. “Les Mystères païens et le Mystère chrétien”, París 1930

-Nilsson, M.P. “The new conception of the universe in late Greek paganism”, Eranos Jahrbuch, 1946

-Nock, A.D. “Mysterion”, Harvard Studies in Classical Philology 60, 1951

-Pfister, F. “Orpheus and Greek religion”, Philol. Wochensr XI, 1944

-Prümm, K. “Mysteria”, Dictionnaire de la Bible, vol.VI, París 1960

-Toutain, J. “Les cultes païens dans L´Empire Romain”, 2 vols. París 1911

-Turcan, R. “Sénèque et les religions orientales”, Bruselas 1967

-Wiens, D.H. “Mystery concepts in primitive Christianity and its environment”, ANRW 23-2

Portada: De Ángel M. Felicísimo from Mérida, España – Mitra sacrificando un toro, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=39977491

By I, Sailko, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=16481158

Comentarios