¿Cuánto costó el Guernica?

¡Valora este artículo!
[Total: 28 Media: 3.8]

A lo largo de toda la bibliografía que se ha escrito sobre la génesis del Guernica, el más famoso cuadro de Pablo Picasso, en general encontramos pocas conclusiones sobre la importancia de los aspectos económicos que rodearon e influyeron en el ánimo del artista.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Y en caso de hacerlo, y en especial en lo referente al monto que pagó el gobierno de la Segunda República para la adquisición del cuadro, los comentarios son de que fue una suma “usada para materiales”, o que tenía un valor “simbólico”, o de que hasta habría trabajado en forma honoraria por su simpatía con la República.

Condiciones económicas del proceso de creación del “ Guernica ” de Picasso

Según la tesis doctoral de Fernando Martín Martín, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, ”El pabellón español en la exposición universal de París de 1937”, el Gobierno español adquirió entonces, por una cifra de un millón de francos, un antiguo palacio del siglo XVII en el Nro. 7 de la calle de Grands Agustins, que se habilitó y entregó al genial pintor para su uso exclusivo. Según el dr. Fernando Martín, el edificio pertenecía a los hermanos Laballete, constructores empleados por los arquitectos Sert y Lacasa en la edificación del pabellón, y fue Juan Larrea quién negoció la adquisición por el gobierno español del inmueble.

En cuanto a la suma recibida por Pablo Picasso, tras un primer pago de 50.000 francos, recibió de la República española un segundo de 150.000 francos. Por mucho tiempo se habló que eran sólo para sufragar los gastos, o que el artista había participado en forma honoraria, pero la cantidad fue el 15 por 100 del costo total del pabellón español.

Un total de 200 mil francos.

Nueve veces más del importe más alto que el pintor había conseguido hasta entonces por la venta de cualquiera de sus cuadros más cotizados. La cotización más elevada hasta ese momento de una obra de Picasso era de 17.000 francos.

El pago lo recibió de manos de Max Aub, Agregado Cultural de la embajada de España en París.

El documento sería utilizado más de cuarenta años después por el nuevo Gobierno español para exigir al MOMA de Nueva York , donde permanecía desde 1938, el retorno de la obra, verificado el 10 de septiembre de 1981.

«Esta mañana llegué a un acuerdo con Picasso. A pesar de la resistencia de nuestro amigo a aceptar subvención alguna de la Embajada por la realización del Guernica, ya que hace donación de este cuadro a la República española, he insistido reiteradamente en transmitirle el deseo del Gobierno español de reembolsarle al menos los gastos en que ha incurrido en su obra. He podido convencerle y de esta suerte le he extendido un cheque por valor de 150.000 francos franceses, por los que me ha firmado el correspondiente recibo. Aunque esta suma tiene más bien un carácter simbólico, dado el valor inapreciable del lienzo en cuestión, representa, no obstante, prácticamente una adquisición del mismo por parte de la República. Estimo que esta fórmula era la más conveniente para reivindicar el derecho de propiedad del citado cuadro.»

Max Aub, 28 de mayo de 1937[1]

Para poder calibrar en su justo valor, al presente, la influencia real del monto que abonó el gobierno de la República para la adquisición del cuadro, en el ánimo del artista, debía buscar su equivalencia en moneda actual.

En la larga búsqueda bibliográfica consultada, y en artículos y notas referidas al tema, no he podido encontrar hasta el momento ningún dato concreto con respecto a ese tema.

Para tratar de dilucidar ese asunto he acudido al Banco de España y al Banco de Francia.

Según la información que he podido recabar, con fuente en el Banco de España, Información Estadística, la paridad de la peseta española en relación con el franco francés, desde el fin del año 1936 a fin de 1937, era de 39,95 a 29 pesetas por franco.

Es decir que tomando un estimativo de 34 pesetas por franco a mayo de 1937, fecha en que Picasso cobra sus honorarios, estaríamos en un total de unas 6.800.000 pesetas del año 1937. 

Consultado el Banco de Francia a los efectos de conocer al cambio actual el monto equivalente en euros de una cifra de 200.000 francos franceses de 1937, la entidad bancaria gala a través de su departamento Séries et méthodologies statistiques, nos deriva para recabar lo solicitado a la web del INSEE/Fr, Institute National de la Statistique et de études économiques.

Aplicando el convertidor de la página del INSEE/Fr., resulta que 200.000.oo francos franceses de 1937 equivalen a 11.430.288,54 (once millones cuatrocientos treinta mil doscientos ochenta y ocho, con 54 /100) euros de 2017.

Resultado: 11 430 288,54 Euros

Dada la erosión monetaria debida a la inflación, el poder adquisitivo de 200,000.00 Francos en 1937 es el mismo que el de 11 430 288,54 Euros en 2017.
Es decir, y en forma concluyente, que esta cifra, junto a la finca que le fue facilitada para su uso, constituyen un factor de indudable relevancia en la motivación del artista para la creación del mural y adhesión a la causa de la República Española, en el Pabellón de la Exposición Universal de París de 1937.

Sin la menor duda, 200.000 francos de la época, y una residencia de un millón de francos, decidieron a Pablo Picasso a realizar la obra, en tiempo récord, cuando hasta ese momento sólo pintaba movido por su inspiración, y esperaba a que el mercado de obras de arte comprase su obra.

¿Disminuye el valor artístico del lienzo “Guernica” el hecho que fuera producto de un encargo de un régimen que hizo lo económicamente necesario para atraer a su causa al artista de mayor fama mundial en su época, dentro de su plan de propaganda? No, pero resulta una realidad incuestionable su enorme influencia en el resultado final.

Autor: Félix Demetrio Sánchez para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Mecenas

Agradecemos la generosa donación de nuestro lector José Herrador Jiménez ,  su mecenazgo desinteresado ha contribuido a que un Historiador vea publicado este Artículo Histórico.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Bibliografía:

[1]Gerard Malgat::”Max Aub y Francia o la esperanza traicionada”, Ed. Renacimiento, Sevilla, 2007, p.61.

Comentarios