Coriolanus

¡Valora este artículo!
[Total: 27 Media: 4.4]
Tiempo de lectura: 3 minutos

La Fortuna femenina

Coriolanus puso condiciones durísimas a la primera embajada de paz Romana, formada por Senadores. Se negó a recibir una segunda embajada de Sacerdotes, pero entonces entraron en acción las mujeres Romanas.

Las mujeres casadas de Roma convencieron a la madre de Coriolanus, de nombre Volumnia y a Virgilia, su esposa para que acompañadas de los dos hijos del general, acudieron al campamento Volsco a suplicar la Paz.

Coriolanus accedió a recibirlas, pero su madre le negó el saludo y exclamó:

” Antes de recibir tu abrazo, deja que me entere de si me acerco a un enemigo o a un hijo, si soy una prisionera o una madre en tu campamento”.