Batalla de Tapae, la gran victoria de Trajano

¡Valora este artículo!
[Total: 146 Media: 3.1]
Tiempo de lectura: 5 minutos
Marco Ulpio Trajano nació en Itálica (Hispania) en el 53 d.C. Tras años serviciales a la dinastía Flavia en calidad de legatus, y tras el derrocamiento y el asesinato de Domiciano, seguido del breve gobierno de Nerva, se convirtió en el primer Emperador Hispano de la Roma antigua, algo que resultaba impensable para la época. Pero Roma vivía una etapa convulsa con varios frentes abiertos en las fronteras del Imperio y una corrupción latente que se había extendido con Domiciano, el último miembro de la dinastía Flavia.
Si quieres puedes leer gratis el Especial Legiones de Roma (50 páginas!) descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí
Estos motivos habían empujado al legado a ocupar el puesto de Emperador por sus más que demostradas aptitudes militares y sus experiencias políticas, sobre todo en la frontera con los Dacios, en la actual Rumanía.

El pueblo Dacio, antecedentes

Los dacios, que habían demostrado ser un pueblo muy agresivo y de valores férreos, amenazaban constantemente las ocupaciones territoriales del Imperio en la frontera del Danubio. Fue en Tapae donde tuvo lugar la batalla más numerosa desde Octavio Augusto.

En una de las ocasiones que Roma se enfrentó a los ejércitos de Decébalo, el líder dacio por excelencia, obtuvo una victoria a cambio de un gran número de bajas. Pero lo que sin duda los legionarios recordarían fue la gran derrota en tiempos de Domiciano, donde hasta la propia Guardia Pretoriana enviada por el Emperador para contener a los Dacios había resultado aniquilada, además de legiones diezmadas e importantes generales del Imperio muertos en batalla, incluido Cornelio Fusco, el prefecto de la Guardia Pretoriana.
Batalla de Tapae
Batalla de Tapae

Batalla de Tapae, la gran victoria de Trajano, el Emperador Hispano

La batalla de Tapae probablemente concentró al mejor ejército que nunca había tenido Roma hasta entonces, y que muy posiblemente no vio en sus años venideros. Su número ascendió a un total de siete legiones, entre las que se encontraban I Auditrix y II Auditrix, I Itálica, VII Claudia, XIII Gémina, III Flavia y V Macedónica, además de cuatro decenas de cohortes de auxilias, facciones de caballería y cohortes mixtas tanto de infantería y caballería. Así hasta formar un total de 80.000 hombres.
Batalla de Tapae
Batalla de Tapae
Si quieres puedes leer gratis el Especial Legiones de Roma (50 páginas!) descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí
Aquel basto ejército amedrentó seguramente a Décebalo, pero el líder dacio confiaba en sus posibilidades y en los recuerdos de las victorias que ya había obtenido frente a Roma.  El terreno abrupto y boscoso de Tapae favorecía en un principio a los dacios, que eran excelentes soldados preparados para las emboscadas como ya habían demostrado en ocasiones anteriores. La idea de Decébalo era atacar a los romanos por varios frentes colocando una pequeña guarnición a modo de cebo, con la idea de cercarlos y combatirles desde todos los ángulos posibles.
Decébalo
Decébalo
A pesar de los esfuerzos del líder dacio por creer que su estrategia le serviría de nuevo, resultó muy previsible para el Emperador. Los espías de Trajano informaron de la presencia de la temible caballería Sármata en uno de los flancos, ocultos en el bosque. De ellos se decía que incluso había mujeres cabalgando como un hombre y eran tan fieras como uno de ellos. Con la información que llegó a los oídos de Trajano, las intenciones de Decébalo fueron descubiertas y, las legiones romanas, al mando de Tercio Juliano, sorprendieron con tres legiones y cohortes auxiliares a la retaguardia de la caballería Sármata mientras que el propio Emperador avanzaba por el valle de Tapae con el resto de sus hombres.
El líder dacio, que no conocía las intenciones de Trajano, pensó que todo el grueso de Roma había caído en la trampa y organizó un ataque que en seguida se vio debilitado. Las legiones que acompañaron al Emperador contestaron el ataque de Decébalo arrojando sus pilum, frenando su embestida, para después desenvainar sus gladius y entrar en una batalla cuerpo a cuerpo donde la disciplina romana tenía superioridad sobre sus enemigos.
Batalla de Tapae, Romanos contra Dacios
Batalla de Tapae, Romanos contra Dacios
La tormenta comenzó a hacer acto de presencia, convirtiendo el campo de batalla en un barrizal de sangre y barro que, lejos de frenar a los legionarios romanos, los impulsó por la creencia de que Júpiter les asistía para ganar aquella batalla. Así fue como, enorgullecidos y guiados por el espíritu de su Dios supremo, los legionarios avanzaron ladera arriba quebrando los escudos de sus rivales, atacando desde varios flancos e hiriendo el grueso dacio. Los centuriones de las primeras líneas gritaban el avance y los truenos seguían motivando a los legionarios para hacerse con el destino final de la batalla. La caballería Sármata había sido destruida. Muy pocos lograron escapar. La victoria estaba cerca.

Tras la batalla de Tapae

Tapae fue una batalla de desgaste, que dejó a ambas fuerzas muy debilitadas. Pero era una batalla que resultaba necesaria para seguir manteniendo la hegemonía imperial y asegurar las fronteras del Danubio. El destino de Decébalo quedó relegado al de Roma, a pesar de un vano intento por reunificar a la caballería Sármata e infantería desde los Cárpatos donde se refugiaba que se vio truncada por los legionarios romanos antes de que el líder dacio pudiese realizar algún tipo de contraofensiva. Se le obligó a firmar una serie de condiciones y a firmar la paz. Pero eso duraría poco.
La Provincia Romana de Dacia
La Provincia Romana de Dacia
El sometimiento de Decébalo duró apenas dos años, pues su odio hacia el Imperio era algo que iba ligado de algún modo hasta el fin de sus días. Su posterior intento de rebelión se vio de nuevo aplacado por las fuerzas romanas en la llamada Segunda Guerra Dacia, y el líder dacio terminó suicidándose en vista de que sus intentos por liberar a su pueblo del yugo de Roma se veían truncados constantemente. Así, Trajano, convirtió la temible y abrupta región más allá del Danubio en un puesto avanzado para Roma y Tapae pasó a la historia como una gran victoria para Roma que hizo olvidar la sangrienta carnicería que sufrieron cuando Domiciano estuvo en el poder.
Si quieres puedes leer gratis el Especial Legiones de Roma (50 páginas!) descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Tienes alma de Mecenas?

Si quieres donar y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




O si prefieres llevarte un recuerdo, puedes comprar uno de nuestros Cuadernillos de Historia cuya recaudación se dedica al mismo fin en nuestra Tienda

También puedes Donar con un simple gesto compartiendo este Artículo en las Redes Sociales!

También puedes apoyarnos dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Autor: Tito Batán para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí.

Comentarios