Batalla de Alia, los galos derrotan a Roma

¡Valora este artículo!
[Total: 32 Media: 3.7]

La batalla de Alia se produjo como consecuencia de la invasión gala de la provincia etrusca de Siena. Un gran ejército galo atacó Clusium pidiendo la ciudad ayuda a Roma. La delegación romana que acudió a negociar acabó en desastre al matar Quinto Fabio a uno de los líderes galos, y ante la negativa de Roma de entregar a la familia Fabia, declararon la guerra a Roma.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Batalla de Alia

Un ejército formado por 20.000 romanos al mando de Quinto Sulpicio esperó a los galos en las proximidades del río Alia. Los romanos, que aún combatían al modo de la falange griega, colocaron a sus hoplitas pesados en el centro, con los soldados peor armados en los flancos. El resultado fue que ante la poderosa acometida de los galos, el centro resistió, pero los flancos cedieron, siendo los romanos rodeados y sufriendo una tremenda derrota.

Consecuencias de Alia

Los supervivientes de la batalla huyeron a Roma, distante apenas 15 kilómetros, y extendieron el pánico. Con el ejército derrotado, los romanos no pudieron defender la ciudad y se atrincheraron en el Capitolio. Allí resistieron los ataques galos, mientras la ciudad era saqueada e incendiada (perdiéndose toda la historia romana escrita hasta ese momento). Los galos no pudieron tomar la colina del capitolio, incluyendo el famosos ataque nocturno frustrado por los graznidos de los gansos del capitolio (consagrados a Juno), que alertó a sus defensores.

Finalmente acordaron pagar mil libras de oro para que los galos levantaran el asedio. Breno, el caudillo galo, pesó las mil libras de oro con pesos falseados para obtener más cantidad, y ante la protesta romana dijo:

“Vae Victis”

(“Ay de los derrotados”)

En ese momento llegó un ejército romano de refuerzo, al mando de Marco Furio Camilo, que antes de lanzar el ataque que expulsaría a los galos de Roma exclamó:

“No es el oro, sino el acero, lo que recupera la patria.”

Probablemente los acontecimientos se falsearon a posteriori para maquillar la tremenda derrota romana, en cualquier caso, el miedo a los bárbaros quedó impreso en la mente de los romanos durante siglos.

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios