Aulo Plaucio, el general romano que conquistó Britania

¡Valora este artículo!
[Total: 59 Media: 3.3]

Es ampliamente conocido que el Emperador Claudio incorporó la provincia de Britania al Imperio romano con su conquista iniciada en el año 43 d.C., pero es muy poco conocida la figura del general romano que realmente propició dicha conquista, Aulo Plaucio.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Aulo Plaucio

Integrante de la gens Plaucia siguió un clásico cursus honorum que le llevó a ocupar diferentes cargos en el Imperio, incluido el de gobernador de Panonia, donde juró fidelidad al nuevo y titubeante emperador Claudio, sustituto del turbulento Calígula, del que era tío. Tras la proclamación de Claudio, Escriboniano se rebeló en Dalmacia, y es probable que Aulo Plaucio prestase algún valioso servicio en la vecina Panonia que contribuyese al estrepitoso fracaso de la rebelión de Escriboniano. Sea como fuere, Claudio eligió a Aulo Plaucio para dirigir la conquista de Britania.

Aulo Plaucio, el general romano que conquistó Britania

Aulo Plaucio afrontó un incierto inicio, pues hubo de sofocar ingeniosamente un motín de las legiones en las playas de la Galia, que eran reticentes a cruzar el océano. Mandó hablar a las Legiones en nombre del emperador a su secretario, el esclavo Tiberio Claudio Narciso, ante lo cual las Legiones exclamaron:

“Io Saturnalia”,

en referencia al loco festival romano de las Saturnalias en el que los esclavos cogen el rol de sus dueños por un día. Con el motín tan cómicamente sofocado, Aulo Plaucio embarcó a las legiones IX Hispana, II Augusta, XIV Gémina, XX Valeria Victrix y 20.00 auxiliares galos, desembarcando en Britania.

Los britanos, quizás escarmentados por la anterior invasión de César, evitaron en un principio el enfrentamiento directo, y optaron por una guerra de guerrillas, aunque finalmente Aulo Plaucio, que contaba con excelentes comandantes como el futuro emperador Vespasiano, consiguió derrotar al líder britano Togodumno en la batalla del río Támesis y a Carataco en la batalla del río Medway, donde las legiones romanas se encontraron una enorme fuerza britana de infantería y caballería, pero derrotándola sin problemas con sendos ataques de sus auxiliares galos por el flanco derecho y de la IX Hispana por el izquierdo.

Aulo Plaucio mandó a Vespasiano, que se había distinguido en las dos anteriores batallas, hacia el sudoeste, penetrando en territorio hostil con la legión II Augusta, asegurando los puertos de la costa sur, así como las minas de estaño de Cornualles y las de plata de Somerset y subyugó a las tribus de los durotriges y dumnonios, tomando veinte de sus oppida (fortalezas en las cimas de las colinas) y redujo Vectis.

Tras alcanzar el Támesis, Aulo Plaucio hizo llamar al emperador Claudio, el cual acudió para el remate final con elefantes y artillería, tomando Camulodunum (el actual Colchester).

Tras la victoria imperial, se creó la nueva provincia romana de Britania y Claudio premió a su general haciéndolo gobernador de la nueva provincia así como con una ovación en Roma. Aunque Britania aún iba a dar mucha guerra a los romanos.

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

 

Comentarios