Aruj Barbarroja, el terror de los cristianos

¡Valora este artículo!
[Total: 33 Media: 3.4]

Aruj Barbarroja, desde su base en la isla de Los Gelves, se dedicó concienzudamente a asaltar las rutas comerciales y los puertos cristianos por todo el Mediterráneo, vengando la esclavitud a la que se vio sometido en su juventud por los caballeros de San Juan, que lo habían capturado y obligado a trabajar forzosamente en las fortificaciones de Rodas primero, y como remero en sus galeras después, hasta que logró escapar limando sus cadenas.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Aruj Barbarroja,  el terror de los cristianos

Desde su isla, Aruj Barbarroja salía cada primavera con su pequeña flota y saqueaba las líneas comerciales entre España e Italia. Con cada barco que capturaba, acrecentaba su poder, desmontándolos y construyendo con su madera nuevas galeras de guerra.

Luego se dedicó a evacuar a españoles musulmanes que huían de la cada vez menos tolerante España, lo que le granjeó mucha popularidad, pero de ninguna manera era una actividad altruista. Aruj Barbarroja usaba los conocimientos de los evacuados para luego asaltar pueblos cristianos. Su fama se acrecentaba día a día, llegando a tomar en un solo mes 21 mercantes cristianos y esclavizando a 3.800 hombres, mujeres y niños cristianos, las gentes se santiguaban al oír pronunciar su nombre.

En 1514 asaltó Mallorca y sus ambiciones se dispararon. En 1515 contactó con el mismísimo Sultán otomano, el cual le envió dos galeras pesadas de guerra para que continuara con sus ataques a los cristianos. En 1516, Aruj se hizo con el control de Argel y derrotó a las tropas españolas que intentaron desalojarlo de Argel e incluso capturó la ciudad de Tremecén, capital del Magreb central, distante casi 300 km por tierra de Argel, demasiado lejos del mar para un pirata.

Un ejército español formado por unos 10.000 hombres cortó los suministros de Argel y puso sitio a Tremecén. Viéndose perdido, Aruj Barbarroja escapó perseguido por los españoles, que finalmente lo rodearon y fue atravesado por una pica. Desgraciadamente el ejército español se conformó con esa victoria y no tomó Argel, lo que permitió a Hizir Barbarroja, el astuto y joven hermano de Aruj, iniciar un segundo reinado de terror de los Barbarroja.

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios