Arquímedes y el tornillo hidráulico

¡Valora este artículo!
[Total: 37 Media: 4.1]

Arquímedes  nació en Siracusa alrededor del año 287 AC.  Como sabio y científico contribuyó a innumerables avances científicos de la época. Cuando estaba completando sus estudios en la biblioteca de Alejandría, inventó (otros dicen que tan sólo lo perfeccionó) el tornillo hidráulico.

Arquímedes y el tornillo hidráulico

Aunque no lo pueda parecer, fue un avance magnífico para la época. También se le conoce como la espiral sin fin, y servía para trasladar agua de un sitio a otro. Algo tan sencillo sirvió para, por ejemplo, regar los campos, y en Egipto se usó para regar los campos que quedaban alejados de la crecida del Nilo, incrementando así la producción. Aún se usa hoy en día…

Tornillo hidráulico

Tornillo hidráulico

También sirvió para achicar el agua de las minas, usándose a tal fin por ejemplo en la Hispania romana. En minas de plata como las del Centenillo (en Jaén) se ha encontrado uno de éstos tornillos a una profundidad de 200 metros bajo tierra, y se cree que llegó a haber cinco de estos tornillos hidráulicos en uso en esas mismas instalaciones.

Los romanos lo perfeccionaron aún mas, y fue descrito por Vitrubio en el siglo I AC, por lo que se también se le conoce como la “cóclea de Vitrubio”.

Obviamente, otra de sus aplicaciones fue la de achicar agua en los barcos, tarea que debían realizar penosamente múltiples tripulantes, y que gracias a Arquímedes, podía realizar ahora cómodamente un único marinero.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios