450 años de la Fundación de Caracas

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

Tiempo de lectura: 5 minutos

Refieren los historiadores y cronistas que el sitio que hoy conocemos con el nombre de “La Torre”, en Caracas, Venezuela fue señalado en el plano de la ciudad por su fundador Diego de Losada para levantar una iglesia parroquial dedicada al apóstol Santiago. De allí se deriva el nombre de nuestra capital “Santiago de León de los Caracas”; Santiago para recordar la memoria del apóstol; León para representar la autoridad española y de Caracas como alusión a los aguerridos aborígenes que  habitaban  los valles para aquella época.

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

450 años de la Fundación de Caracas

En la obra de Nectario María, “Historia de la conquista y fundación de Caracas”, expone lo siguiente:

“Los españoles dieron indebidamente el nombre de indios Caracas a los que poblaban el centro de la Provincia de Venezuela, desde más allá de Valencia hasta Barlovento y Cabo Codera. Los primeros europeos que se detuvieron en las costas de aquella región, oyeron de boca de los indios la palabra Caracas, con la cual designaban a una planta herbácea de largas hojas, parecida al bledo, que abundaba en la costa del litoral desde La Guaira hasta la región hoy denominada Los Caracas. Esto bastó para que dieran nombre a todos los aborígenes de aquellas tierras y provincia”.

Ahora bien, escenario de importantes acontecimientos de nuestra vida pública, corresponde a la antigua Plaza Mayor, sitio elegido aquel 25 de julio de 1567, día de Santiago Apóstol, por el capitán Diego de Losada, acompañado de su Alférez Mayor Gabriel Ávila para establecer la nueva ciudad con aproximadamente 160 hombres y mujeres, así lo señala el historiador Nectario María y haciendo una cruz señalaría el lugar donde se construiría la iglesia según el naciente del sol y el norte, a sus alrededores el  Ayuntamiento, la casa de arma o cuartel de la Guardia, la morada del Gobernador o Capitán General.

Corona la Torre una estatua de bronce que representa la Fe, instalada allí en 1770. Moldeada por Don Juan Pedro López, abuelo de Andrés Bello, quien también la pintó y doró.  De igual manera la decoran cuatro relojes: el primero en 1732, traído por el obispo Valverde; reemplazado 1778 por uno que debía marcar la hora del nacimiento del Libertador; el tercer reloj, colocado por monseñor  Guevara y Lira; el que luce actualmente fue  construido en Londres por J.R. Lozada e instalado en 1888, bajo la presidencia del Dr. Juan Pablo Rojas Paúl; posee un carrillón de once campanas y mecanismos para tocar siete composiciones musicales, entre ellas el “Gloria al Bravo Pueblo”. Anuncia el tiempo cada cuarto de hora, con el sonido del “Big Ben” del parlamento de Londres.

Hoy a tus 450 años de fundada, Amada Caracas, queremos  pasear por tus calles empedradas que recuerdan, casas de  barro y tejas, aromas, fuegos, arboles, ríos, quebradas, pájaros, y neblina. Bordar tu nombre y consagrarte de nuevo a la Virgen María, y reafirmar que eres desde tiempos inmemorables una ciudad Mariana, que bendices a todos los nacidos en esta tierra de gracia, dentro y fuera de nuestro suelo patrio. Eres la puerta de entrada a un continente, eres ejemplar, tu plaza mayor, fue el sitio predilecto de los conquistadores, en los días de Garci Gonzále de Silva, cuando el espíritu de la época celebraba a los patronos de la ciudad con fiestas religiosas que concluían por la tardes con corrida de toros y festín con asistencia de las autoridades de la ciudad, con sus vestidos de gala, a la usanza de la época.

¡Regala Historia con los nuevos Cheques Regalo! ideales para Cumpleaños, Santos, día del Padre, día de la Madre, Navidad y Reyes. Más información Aquí

En esta plaza se dieron las primeras funciones de teatro improvisado, donde se celebraron con aplausos  la ascensión de Felipe III al trono de España a principios del siglo décimo séptimo. En esta plaza estuvo el banquillo de los primeros ajusticiados, que, acompañados de frailes, fueron conducidos al añido funeral de las campanas de los templos, en esa plaza nacieron los partidos políticos de Caracas,  se celebraron las juras de Fernando VI, Carlos II, Carlos III, Carlos IV, por los Alférez reales. Es también testigo en 1806 de la hoguera que consumió el retrato del Generalísimo Francisco de Miranda, junto con las proclamas y la bandera de Colombia, pero a los pocos años se efectuó la jura  de Fernando VII (1808), y el triunfo del pueblo ante los sucesos del 19 de abril de 1810, y el primer aniversario en el año 1811 donde el propio Miranda era protagonista del hecho.

La plaza Mayor de Caracas, nuevamente es testigo del dolor, las familias caraqueñas lloraron, cuando la ciudad fue reducida a escombros la noche fatídica del 26 de marzo de 1812 e iluminada con la hoguera entre rezos en latín. Un año después el pueblo capitalino recibe triunfante en ese mismo lugar al Libertador, Bolívar luego de la campaña Admirable  entre repique de tambores, estandartes y  rosas que lanzaban desde los balcones las damas mas bellas de la villa, también abrigo el corazón de Girardot conducido en triunfo desde Valencia.

Don Arístides Rojas, en su Anuario de Rojas Hermanos, en el año de 1884, nos señala lo siguiente:

“ Todo a pasado, vencedores y vencidos, victimas y victimarios, alegrías y dolores, desaparecieron las fuentes que bañaron tanta sangre derramada, desaparecieron los arcos bajo los cuales pasan los condenados a muerte, desaparecieron los portales y tiendas construidos por el brigadier Ricardos, y desaparecieron piedras, barandas, y rebajado fue el terreno, y comenzó el árbol a prosperar, poblóse el parque, y un solo hombre de cuantos habían figurado en este recinto, desde los días de su fundación de Caracas, quedó: Bolívar, que a caballo saluda a los hombres de 1810, que desde el balcón del antiguo Ayuntamiento, la contemplan en su ascensión a los Andes, de Norte a Sur”. 

Caracas, esta de aniversario son 450 años de fundada, con recuerdos ingratos y tiempos actuales turbulentos, la ciudad esta triste, su gente dividida, una vez más nuestro padre el Libertador, Simón Bolívar se desprende del sepulcro y nos recuerda que los partidos no han cesado, que la unión no esta consolidada, y que no puede bajar tranquilo al sepulcro; los nuncios de paz no sonríen como en otros tiempos en la ciudad de la eterna primavera.

Hacemos un llamado a la esperanza para que nos visite queremos contarle historias, queremos sincerarnos para que a través del respeto, nos contagie con un espíritu conciliador de justicia y paz.

Autor: MSc. Mitsy Bornia Moncada Periodista-Prof. Universitario para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, guárdatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Bibliografía 

Arístides Rojas, Anuario de Rojas Hermanos. Caracas, 1884, p-148-150.

Armas Chity, J.A, Caracas habla en Documentos (1568-1888), Caracas, 1979.

Clemente Travieso, Carmen. Las Esquinas de Caracas. Caracas.: Editorial Ancora, 1956.

Key Ayala, Santiago. Los nombres de las Esquinas de Caracas. Caracas. Imprenta Bolívar. 1926.

Nectario María, Hermano. Historia de la Conquista y Fundación de Caracas. Caracas. Ediciones del Cuatricentenario, 1966.

Núñez, Enrique Bernardo. La ciudad de los techos rojos. Cuarta Edición. Caracas. Consejo Municipal del Distrito Federal, 1973.

Valery S, Rafael. La Nomenclatura Caraqueña. Ernesto Armitano Editor. 1978.

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico