Los símbolos de la Revolución Francesa

¡Valora este artículo!
[Total: 23 Media: 4.1]

Muchos de los símbolos de la  Revolución Francesa han perdurado en el imaginario colectivo llegando en ocasiones hasta la actualidad. Dentro de esta simbología también la música fue muy importante, en especial  La Marsellesa, que se consagró como himno nacional de Francia. Desde el inicio aparece un nuevo lenguaje simbólico que continuará enriqueciéndose a lo largo de todo el período. Los revolucionarios buscaron en dos fuentes principales  las imágenes para asociar a sus ideas fundamentales: la Antigüedad Clásica y la masonería. Esta influencia trajo también la adopción de símbolos como el gorro frigio, el haz lictor, la importancia de gestos como el juramento con el brazo extendido, la moda de los nombres de origen romano…

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Los símbolos de la Revolución Francesa

Otra fuente de influencia, como decimos, fue la masonería ya que muchos de los hombres que influyeron en la Revolución se educaron en esta escuela.  Algunas de las imágenes más significativas que proceden de ella son el triángulo, la escuadra, el nivel, la balanza o el ojo que todo lo ve.  Algunos de estos símbolos evolucionarán o incluso caerán en desuso. Como nuevos ritos civiles, la libertad, la igualdad y la fraternidad se convierten en símbolos respetados y aclamados por la sociedad. A partir de 1792, también la patria aparece como objeto de culto, surgiendo diferentes ceremonias de carácter civil que la veneran.

Los símbolos de la Revolución Francesa

Los símbolos de la Revolución Francesa

La escarapela y la bandera tricolor

La escarapela o cucarda es un símbolo nacional en muchos países.   La cinta con que se elabora tanto el rosetón como el lazo debe tener los mismos colores que la bandera nacional del país que representa. Durante la Revolución se colocaba en el sombrero o en la chaqueta aunque con anterioridad había servido también para identificar a los ejércitos o bandos contrapuestos.

Los símbolos de la Revolución Francesa

Los símbolos de la Revolución Francesa

La bandera tricolor fue instituida también durante  la revolución.  Ya en las semanas anteriores a la toma de la bastilla, en julio de 1789, en medio de la intensa agitación que recorre las calles de París se forma una milicia que decide lucir un signo distintivo, una divisa iluminada con los dos colores parisinos de entonces, el rojo y el azul. El 17 de julio, cuando Luis XVI se dirige a París para reconocer a la nueva Guardia Nacional, luce la escarapela roja y azul a la que El marqués de Lafayette, el comandante de la Guardia, parece que ha añadido el blanco real. Al año siguiente, en la fiesta de la Federación (14 de julio de 1790), el Campo de Marte se adorna con la bandera tricolor, que además hace honor a la triple divisa revolucionaria: libertad, igualdad, fraternidad.

Los símbolos de la Revolución Francesa

Los símbolos de la Revolución Francesa

El gorro frigio

El gorro frigio era una especie de caperuza, de forma aproximadamente cónica pero con la punta curvada, confeccionada habitualmente con lana o fieltro.  Supuestamente, su origen se encuentra en la región de Frigia, Asia Menor, en la actual Turquía.

En el arte griego aparece como atuendo característico de los orientales. Parece ser que en época romana, el gorro frigio (llamado pileus) era el distintivo de los libertos. Se cree que por esta razón, durante la Independencia de Estados Unidos y la Revolución Francesa fue adoptado como símbolo de la libertad.

Los símbolos de la Revolución Francesa

Los símbolos de la Revolución Francesa

Libertad, igualdad, fraternidad. Marianne

Marianne es una de las imágenes que representa a la república francesa y también a un conjunto de valores que fundamentan la fidelidad de los nuevos “citoyens” (ciudadanos) a la nación. La tríada “Libertad, Igualdad, Fraternidad” y el nombre de Marianne ( Marie-Anne) se irán convirtiendo paulatinamente en la representación de la Madre Patria, unas veces fogosa y guerrera, otras pacífica y sustentadora.

Los símbolos de la Revolución Francesa

Los símbolos de la Revolución Francesa

El origen de la imagen de La Marianne parece que data de la antigüedad clásica o quizás incluso antes. La Democracia ya se representaba bajo rasgos femeninos, con un timón a sus pies y un saco de trigo volcado por la mitad. A partir de 1789, las esculturas y los cuadros representarán personajes femeninos que llevan con ellos los valores de la Revolución francesa y en cuyo primer lugar está situada la Libertad.  La efigie de Marianne representa igualmente a la Masonería liberal que se plasmó en el Gran Oriente de Francia.

Los símbolos de la Revolución Francesa

Los símbolos de la Revolución Francesa

LA MARSELLESA. EL NUEVO HIMNO NACIONAL

La Marsellesa, actual himno nacional de la república francesa fue escrito y compuesto en abril de 1792 por el poeta, músico y militar J. Rouget de L’isle en Estrasburgo. Pocos días antes en París se había declarado la guerra contra Austria. De L’isle se encontraba destinado en el batallón “Enfants de la patrie” y fue entonces cuando desde la alcaldía de la ciudad se convocó a varios oficiales franceses, pidiéndoles que se compusiera un himno patriótico que exaltara a las tropas del Rhin. El músico, supuestamente inspirándose en la letra de un cartel que rezaba: Aux armes, citoyens! ( Ciudadanos, a las armas), compuso una canción que a la postre sería el himno llamado primero como “canto de guerra para el ejército del Rhin“. De fácil y pegadiza melodía fue rápidamente aprendido por los soldados, difundiéndose después por todo el país. En julio un grupo de voluntarios marselleses que marchaban hacia la capital entraron entonando el himno.

Otro tema muy popular durante la revolución fue el ” Ah¡,Ça ira, Ça ira”, que significa “será  algo bueno” o “nos irá bien”. Aparece por vez primera en Mayo de 1790 y parece que su autor, antiguo soldado y cantante, llamado Ladré, había adaptado estas palabras simplonas sobre el “Carillón nacional”, un popular ritmo de contradanza, que gustaba mucho a la reina, tanto que lo interpretaba en su clavecín. Se cree que el título y el tema del estribillo de esta canción fueron inspirados por Benjamín Franklin, el inventor y político, embajador de las 13 colonias en París, que siempre con su característico optimismo, cuando le preguntaban por la Guerra de Independencia americana respondía en un mal francés “Ça ira, ça ira” ( en vez del inglés “It’Il be fine”).

Autor: Luis Pueyo para revistadehistoria.es

¿Eres Historiador y quieres colaborar con revistadehistoria.es? Haz Click Aquí

Si quieres leer el artículo mas tarde, descárgatelo en PDF y léelo cuando te plazcaDescárgalo Aquí

Mecenas

Agradecemos la donación de nuestra lectora Lorena Alonso Odriozola su mecenazgo desinteresado ha contribuido a que un Historiador vea publicado éste Artículo Histórico.

FUENTES:

Elaboración propia

Espinós, Macià, et al.: Así vivían en la Revolución Francesa

Constant, Pierre: Les hymnes et chansons de la Révolution

http://clubrepublicano.org/caira.htm

https://es.wikipedia.org

¿Nos invitas a un café?

Si quieres donar el importe de un café y “Adoptar un Historiador”, incluiremos tu nombre como agradecimiento en calidad de mecenas en un Artículo Histórico, puedes hacerlo Aquí:




También puedes apoyarnos compartiendo este artículo en las redes sociales o dándote de alta en nuestro selecto boletín gratuito:

Déjanos tu Email y te avisaremos cuando haya un nuevo Artículo Histórico

Comentarios